COMUNIDAD MAPUCHE RECUPERA TERRENOS EN VILLA LA ANGOSTURA

SE HIZO JUSTICIA

En estos días, finalmente, logró resolverse la situación y el empresario usurpador abandonó el predio junto a su patota gracias a los hermanos y hermanas de distintas comunidades y de las organizaciones populares como la CTEP que defendieron el territorio del pueblo mapuche, pueblo que es parte integrante de la argentina plurinacional que, aunque silenciada, resiste el agronegocio y la extranjerización en los cerros, las chacras, los campos del interior profundo.
El conflicto de tierras de la Comunidad Pichil Antreao recrudeció durante las últimas semanas. El empresario Carlos Furlong, en contubernio con el millonario William Fisher, la policía provincial y la justicia local, intentó despojar de las tierras a la comunidad. Al no lograrlo, se instaló con una casilla y una patota durante una semana en la comunidad hostigándola constantemente. Al ver que las familias no cedían procedió a desencadenar un ataque brutal donde fueron heridos niños y adultos en manos de una patota ante la indiferencia policial.

La intervención de Ariel Epulef, Longko de la Comunidad Curruhinca, permitió saldar algunas diferencias internas de la comunidad que los empresarios fogoneaban para debilitar su resistencia. El lonco Ariel Epulef afirma: “La alegría más grande fue reestablecer el orden en la comunidad, y resguardar la estructura del pueblo mapuche para que no se rompan las estructuras internas. Esta situación hizo que se dejaran de lado las internas entre familias para trabajar en comunidad contra el empresario Furlong. En este aspecto fue clave la participación de la mesa de diálogo de las familias junto al Lonco Ernesto Antriao.”

Durante los días que duró el conflicto, la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular, CTEP, realizo jornadas solidarias y colaboró con la comunidad para resolver esta situación, presentando denuncias penales contra los violentos y presionando a las autoridades para que intervengan.
Fuente: Ctep Argentina, Producción Riachuelo

Deja un comentario

Top