IGNACIO RAMONET ESTUVO EN LA CONFEDERACION DE TRABAJADORES DE LA ECONOMIA POPULAR

DIALOGOS
“Lo que veo son personas que creen en el trabajo”

 
 

El prestigioso intelectual y periodista francés, Ignacio Ramonet, ex director del mensuario Le Monde Diplomatique, recorrió las instalaciones de CTEP Nacional, en el Barrio de Constitución (CABA), y mantuvo una encuentro con referentes de las distintas ramas de trabajadores que componen el sindicato.
El académico, intercambio opiniones y puntos de vista y se mostró muy interesado en las problemáticas concretas, aportando desde su conocimiento y sus experiencias previas en Bolivia y Venezuela.

Luego de la charla, contestó algunas preguntas para la Prensa de CTEP.

¿Cuál es la reflexión que realizas después de conocer la CTEP a través del testimonio directo de sus trabajadores?

-Me impresionaron mucho los testimonios que dan una imagen de la voluntad de lucha- primero personal- para sobreponerse a un accidente de vida: perder su trabajo, encontrarse en situaciones de marginalidad, etc., que muchas veces pueden paralizar a las personas y conducirlas por las vías de la desesperación: las drogas, el alcoholismo, la violencia, la delincuencia, etc. Lo que vi aquí son personas que creen en el trabajo, que creen en la voluntad de salir adelante; que creen, además, que no se sale adelante sólo individualmente, sino que creen en la asociación, en la lucha de clases, en el buen sentido. Es decir, que pertenecen a la clase obrera, aunque esa clase obrera no los quiera. Hay muchos sindicatos que creen que los informales no forman parte de la clase obrera.

He escuchado aquí testimonios de éxito, además con una gran lucidez sobre lo que se está reivindicando, sobre lo que se está pidiendo. No es sólo una lucha para salir adelante de forma egoísta lo que se está tratando de hacer aquí. Tendría que haber un reconocimiento público, porque los trabajos que se hacen son indispensables para la sociedad.

-Considerando el planteo de “un capitalismo que expulsa trabajadores del sistema constantemente, y que estos no regresan al sistema de trabajo formal”, no sólo en Argentina, sino en el Mundo: ¿Cuál crees que debe ser el rol del estado?

– Los gobiernos populares tienen el deber de escuchar lo que yo he escuchado aquí. Reunirse con estas asociaciones, con está Confederación, y creo que tendrían que crearse en otros lugares del Mundo estas asociaciones, con el modelo argentino, que tiene un gran adelanto en esta materia.

Por otro parte, el ejercicio de las profesiones que aquí están representadas tienen que mejorar, para que los derechos sociales sean reconocidos, desde todo punto de vista: educación, salud, vacaciones, etc. Estamos hablando de gobiernos populares que no pueden dejar al margen centenares de miles trabajadores que están-repito- prestando un servicio fundamental a la sociedad. Y también, efectivamente, la idea de pensar como es posible que haya crecimiento con desarrollo y que haya menos fuerza laboral: ¿Qué hacemos con esto? Es un problema la robotización, la mecanización, no es un solución social; y sí la hay, tiene que haber una reflexión. Por ejemplo: impuestos que repercutan para los trabajadores que han sido víctimas de ese progreso técnico.

Entonces, la primera vía es el diálogo. Hay ejemplos en Venezuela, en Bolivia- yo di algunos en la charla- donde se han encontrado soluciones, que puede que no sean satisfactorias para todo el mundo, pero se ha avanzado. Las personas representadas en esta Confederación tiene una serie de reivindicaciones, y un gobierno popular tiene que avanzar en la dirección de satisfacer estas reivindicaciones.

-En la charla hablaste de 15 años que ya pasaron y que hay que pensar y diagramar los 15 años que se vienen en Latinoamérica. ¿Por donde crees que van a pasar los desafíos? ¿Cómo proyectas esta nueva etapa?

-Yo creo que al cabo de 15 años de la política hay un desgaste. Las soluciones de hace 15 años no son forzosamente válidas para otra etapa, hace falta renovar un poco porque sociológicamente por el hecho mismo del éxito de las políticas populares ya la sociedad cambio, entonces no es lo mismo. Yo creo que para el nuevo impulso que se necesita hay que hacer una gran autocrítica de lo que se ha hecho. Habría que hacer unos “estados generales” donde se escuchasen a los diversas categorías sociales: movimientos populares, sindicatos, asociaciones de mujeres, de campesinos, de estudiantes, y preguntarse: ¿Qué es lo que no ha funcionado? Hacer una especie de pausa reflexiva-teórica-autocrítica. Y yo creo que los gobiernos populares de América Latina, los gobiernos neo-progresistas, deberían reflexionar sobre estas ecuaciones para que haya “un segundo soplo”. Hasta ahora siempre ha habido éxito electoral, ninguno de estos gobiernos ha perdido las elecciones, se han mantenido democráticamente, responden a las aspiraciones sociológicas de una mayoría de la población, pero eso no va a durar toda la vida. Y para que las cosas duren, tienen que cambiar, es curioso pero es así. Es como la bicicleta: si se para se cae. La revolución es como una bicicleta, mientras se avanza se mantiene.

Breve biografía de Ignacio Ramonet.

Nació en 1943 en Redondela (Galicia), y creció en Tánger donde sus padres, republicanos españoles que huían de Franco, se instalaron en 1948. Estudió en la Universidad de Burdeos y regresó a Marruecos. En 1972 se trasladó a París, donde se inició como periodista y crítico cinematográfico.

Es doctor en Semiología e Historia de la Cultura por la École des Hautes Études en Sciences Sociales (EHESS) de París y catedrático de Teoría de la Comunicación en la Universidad Denis-Diderot (París-VII).

Especialista en geopolítica y estrategia internacional y consultor de la ONU, actualmente imparte clases en la Sorbona de París. Desde 1990 hasta 2008 fue director de la publicación mensual Le Monde Diplomatique y la bimestral Manière de voir (Manera de ver). Actualmente es director de Le Monde diplomatique en español.

Es cofundador de la organización no gubernamental Media Watch Global (Observatorio Internacional de los Medios de Comunicación) de la que es presidente.

Es Doctor Honoris Causa de la Universidad de Santiago de Compostela, de la Universidad Nacional de Córdoba, de la Universidad Nacional de Rosario y de la Universidad de La Habana.

En Octubre de 2014 participó del “Encuentro Mundial de Movimientos Populares” que se desarrolló en el Vaticano, organizado por el Papa Francisco, al que también asistieron delegados de CTEP.
Fuente: Ctep Argentina, Producción Riachuelo
 

Deja un comentario

Top