URGENTE: DESALOJO DE VIVIENDAS EN PARANÀ

¡NINGUNA FAMILIA SIN VIVIENDA!
¡NINGÚN CAMPESINO SIN TIERRA!
¡NINGÚN TRABAJADOR SIN DERECHOS!
Reproducimos
Comunicado(Adjunto informe de Sec de DDHH de la Nación)

 

TIERRA, TRABAJO Y VIVIENDA PARA LOS PETRECHELLI
Desde hace 30 años la familia Petrechelli vive en un terreno de 1,7 hectáreas en calle Churruarín y López Jordán, lindantes con los barrios Lomas del Mirador y barrio López Jordán, de la ciudad de Paraná.

Desarraigados de su ciudad natal, Paso de Los Libres provincia de Corrientes, llegaron en el año 1984 a Paraná en busca de trabajo. En el mismo año un abogado reconocido de la ciudad, les ofreció la posibilidad de trabajar en este predio a cambio de un sueldo, mantenerlo limpio y en condiciones. La remuneración consensuada nunca fue otorgada por el “dueño”, y la familia se dedicó a la cría de animales en una pequeña escala productiva y también a la actividad agrícola en la totalidad del terreno.

Con el paso de los años y debido a la avance de la urbanización en la zona, la familia tuvo que dejar la agricultura familiar para trasladar su actividad a distintas ramas de la economía popular, como el es cartoneo como actividad principal, el trabajo domiciliario y la venta de chatarra.

En la actualidad viven en ese predio cinco familias constituidas, con cinco menores y una paciente en tratamiento de diálisis. Tres generaciones familiares, que hace 30 años desarrollan toda su actividad.

Luego de 3 décadas ininterrumpidas de ser poseedores de la tierra han demostrando animus domini, ya que además pagaron los correspondientes impuestos durante más de 12 años, pero el “propietario” sede los derechos del terreno a otro abogado para hacer una venta fraudulenta y dudosa por unos $10.000. Decimos fraudulenta, ya que obtener un terreno de casi dos hectáreas en una zona urbana, a metros del acceso norte de la ciudad, y con vista al Río Paraná, sugiere una estafa al Estado provincial y municipal.

Este conflicto, iniciado en el 2005, donde la familia Petrechelli, pasó por intentos de “acuerdos” con los “propietarios” que no se cumplieron, donde su vivienda fue demolida en dicho año con la promesa de que se les iba a construir una nueva en el mismo lugar con la condición de que desocuparan el resto del predio, con la “defensa” de 6 abogados que dejaron estafar a las familias, con la presentación de un usucapión abandonado en los tribunales de nuestra provincia por parte de un “abogado defensor”, la familia se encuentra en serias condiciones para defender su derecho a la tierra, el trabajo y la vivienda.

El 14 de Noviembre del año 2014 el Juzgado Nº1 a cargo del Dr. Coglionesse, sentencia el desalojo que se intentó llevar a cabo el 2 de diciembre. Haciendo uso de la fuerza pública, con la presencia del Grupo de Infantería Adiestrado, provocando una situación de violencia hacia las familias en cuestión, el desalojo no pudo ser llevado a cabo por la resistencia de vecinos y familiares que consideran que un desalojo con la historia de los Petrechelli es completamente injusto. Luego de dar por finalizado el intento de desalojo, el oficial de justicia les informa a las familias que tienen tiempo hasta el 9 de diciembre, dando un plazo de una semana para desalojar el inmueble sin mediar solución habitacional.

El martes 9 de diciembre se da el segundo intento de desalojo, nuevamente con la intervención del GIA, pero esta vez de manera mucho más violenta. Dicho martes, se presentan a las 5:30 de la mañana, un horario inusual para realizar un operativo de estas características, con más de 30 oficiales del GIA, (cabe aclarar que este grupo especializado, no tiene otro antecedente de participación en un desalojo CIVIL en toda la provincia de Entre Ríos), con orden de llevar adelante el desalojo a cualquier costo. El grupo de infantería adiestrada, ingresa a la vivienda de los Petrechelli sin mediar palabra, arrojando gases lacrimógenos, gas pimienta y balas de goma, hiriendo a vecinos y familiares, generando daños en la salud de los 5 menores que habitan en su hogar.

Lo que constituyó un hecho de violencia institucional por parte de las fuerzas del Estado sin precedentes en la provincia desde el oscuro 2001, dejando más de 15 compañeros heridos de postas de goma, y la totalidad los vecinos afectados por los gases arrojados, este hecho fue denunciado por cada una de las víctimas.

Luego del segundo intento de desalojo, y entendiendo la magnitud del conflicto, donde 5 familias con 5 menores de edad, estaban a punto de ser desalojadas de su vivienda a la calle, y que nadie había dado una solución habitacional para las mismas, la Defensoría del Pueblo Municipal, decide convocar una mesa de diálogo con el objetivo de dar intervención al Estado Provincial y a la Municipalidad de Paraná, quienes nunca se habían hecho cargo de la situación de los menores que serian arrojados a la calle.

El primer y único encuentro de esta mesa se dio el pasado 6 de marzo, donde participaron distintos organismos del Estado provincial, municipal, la familia, organizaciones sociales, vecinos, y no se hizo presente el “propietario” del predio, en dicha instancia, los organismos del Estado no fueron con ninguna propuesta para solución habitacional de la familia ni de los menores en cuestión. La resolución de este encuentro fue seguir avanzando en una posible solución para las familias donde el Estado debería hacerse cargo de que las mismas no sean desalojadas sin ninguna solución habitacional.

Sin cumplir con su palabra y generando una enorme expectativa en los Petrechelli, el jueves 19 de marzo, reciben una llamada del Fiscal Cristian Giunta, quien comunica que el próximo viernes 27 de marzo se dará el tercer intento de desalojo en la vivienda.

Entendemos que este tipo de conflictos están pasando a lo largo y a lo ancho de nuestra patria, la lucha por la tierra, el trabajo y la vivienda son reivindicaciones y derechos que los sectores populares debemos defender porque nos pertenecen. El caso de Petrechelli, va a sentar precedentes porque es un caso de total injusticia para 5 familias, que vivieron, y trabajaron por más de 30 años sus tierras, donde se criaron sus hijos, donde ingresaron por una relación de Trabajo que nunca fue reconocida, donde decidieron pagar impuestos porque se sienten propietarios de la misma porque son ellos quienes la trabajan.

No vamos a permitir el abuso de la corporación judicial, porque entendemos que atrás de este conflicto se esconde un gran negocio inmobiliario, donde los jueces de nuestra provincia deciden poner por encima el derecho de la propiedad privada al derecho una vivienda digna y trabajo para nuestras familias.
 
CTEP Entre Ríos 

Fuente: Ctep Argentina, Producción Riachuelo

 

 

Deja un comentario

Top