PARAGUAY: IMPUNIDAD PARA DEFORESTAR

EXTRACTIVISMO Y NEGOCIOS ILEGALES
Estancieros ya deforestaron 6000 hectáreas de territorio indígena y autoridades no intervienen

El pasado 10 de mayo, ayoreos* de la comunidad de Cuyabia descubrieron topadoras que recientemente desmontaron unas 3000 hectáreas, sumando ya así unas 6000. Esto, pese a una medida judicial de protección.
Ayoreos de la comunidad Cuyabia solicitaron al Instituto Paraguayo del Indígena (INDI) una urgente intervención en la zona de su territorio donde nuevamente se han registrado desmontes por parte de la empresa ganadera Los Lazos, perteneciente a Diego Chagra, informó la organización Iniciativa Amotocodie.

Según declaraciones de Unine Cutamorajna, líder de la comunidad, el domingo 10 de mayo, él junto a sus compañeros realizaron un recorrido por los linderos ubicados al norte de la propiedad, dónde corroboraron la presencia de máquinas topadoras destruyendo sus bosques. Se estima que los trabajos ya afectaron a unas tres mil hectáreas del territorio ancestral.
Ante esta preocupación Cutamorajna y otros miembros de la comunidad se acercaron a conversar con el administrador de la estancia Los Lazos, quien les afirmó que los trabajos de desmontes se están realizando con autorización del INDI. “Esta situación ya le comunicamos a las autoridades nacionales hace rato, pero no hemos recibido respuestas”, expresó el líder Ayoreo.

Cabe recordar que desde el año 2012 existe una medida de no innovar sobre las superficies que indican las coordenadas de la propiedad adquirida por el INDI para los Ayoreo. Sin embargo, la disposición no es tenida en cuenta por las empresas ni por las autoridades estatales.

Pensamos que por lo menos respetarían hasta el 26 de mayo (fecha pautada para la mensura judicial), pero al parecer están más apurados por destruir todo, no respetan nuestro territorio, les pedimos que esperen y como respuesta hemos recibido un NO” sostuvo Unine, quien pidió a las autoridades encargadas se hagan presente en el sitio para comprobar la denuncia y frenar los atropellos.

Hasta la fecha se han registrado unas 6.000 hectáreas deforestadas en las tierras ancestrales por parte varios estancieros, de las 25 mil que pertenecen a los Ayoreo de Cuyabia.

Las tierras de la comunidad Cuyabia, ex San Lázaro, fueron adquiridas en el año 1996 por el Instituto Paraguayo del Indígena para los guaraní Ñandéva de San Lázaro y cedida mediante un acuerdo histórico a los Ayoreo. La comunidad se encuentra situada a unos 90 KM al noroeste de la ciudad de Mariscal Estigarribia, Chaco.

*Ayoreo, son comunidades de pueblos originarios también conocidos como morotocós, moros, corazo, kursumoros, samococios, coroinos, potureros, guarañocas, yaniaguas, tsirákuas, takrats, o zamucos. Los guaraníes los llamaban “talón enfrente”, por la creencia de que tienen otro talón a cambio de dedos en los pies.

La autodenominación -que significa “personas”- varía en función de número y sexo: ayoré (femenino singular), ayoréi (masculino singular), ayorédie (femenino plural), ayoréode (masculino plural). A los que no son de esta etnia, los llaman cojñone: “los que hacen cosas raras, sin sentido”.

Hábitat: El territorio tradicional de los ayoreos era la región del Chaco septentrional, entre el sudeste boliviano y el norte paraguayo. Unos 300.000 Km² entre los ríos Paraguay, Pilcomayo, Itikaguasu o Parapetí y Guapay o Grande; desde las serranías de Chiquitanía, en Bolivia, hasta la zona que ocupan en la actualidad las colonias mennonitas del Chaco central paraguayo (a la altura de Filadelfia).
Fuente: Resumen Latinoamericano, Pueblos Originarios, Producción Riachuelo

Deja un comentario

Top