25 DE MAYO: LA GESTA PATRIOTICA Y LA ORGANIZACION POPULAR

EL SABLE CORVO JUNTO A LAS TACUARAS
UN 25 DE MAYO MÁS SANMARTINIANO QUE NUNCA

 

Hoy nuestra querida Organización Social y Política Los Pibes cumple 19 años. Una historia de lucha popular, de esfuerzo compartido. La COVILPI, el Paseo de de la Economía Popular “Martín Oso Cisneros”, la FM Riachuelo, son las herramientas que hemos construido en estos años. Y ahora junto al sable de San Martín -que ayer acompañamos en su llegada triunfal a nuestro barrio- más unidos que nunca, lucharemos por ver nuestro continente libre del poder imperial. Sólo así podremos defender lo conquistado. Sólo así lograremos lo que falta.

Los militantes de la organización “Los Pibes”, este mediodía compartimos en nuestra sede nacional un sabroso locro, rodeados de amigos de otras organizaciones hermanas, que sirvió de marco para presentar un documento político que orientará nuestro accionar en los próximos tiempos, que sin dudas necesitarán más que nunca del activo ejercicio de la democracia protagónica y la movilización callejera, para sostener lo conquistado desde las luchas.

 

Compartimos el documento:A 19 AÑOS – 25 DE MAYO 
¡LUCHAR HASTA VENCER!
En el amanecer del siglo XXI, aunque los aromas anuncian la nueva alborada, la luz todavía no termina de llegar. Se respira una fresca fragancia impetuosa, rebelde, digna, libertaria e indetenible. Una cumbre de voces populares repican tambores en el horizonte de las utopías por venir. Los aprestos se aceleran, son las huestes que se preparan para la lucha.  Alerta, alerta, alerta que camina… 

Bravo, Gran Capitán, vos el Santo de la Espada, el Libertador, sigues tu trote firme y, consecuente tu andar, como siempre, nos indicas el camino.  Ahora nuevamente como lo hiciste junto a tus compañeros, a tus hermanos libertadores, aquellos que dibujaron los primeros perfiles del territorio Nuestroamericano, allá por el siglo XIX.

Un tiempo ha pasado, tu trote, día tras día, años y luchas se han hecho un par de siglos.  Dos siglos de combate tras combate, de sudores y esfuerzos, de marchas y contramarchas, de sueños y también de penas y de dolores.

Aún muchas revoluciones siguen siendo urgentes hasta expulsar definitivamente al invasor y ser enteramente libres y que nuestro Pueblo sea feliz.
La Patria nos convoca, la injusticia se hace insoportable, la acción soberbia e imperial de los poderosos oprime y lastima a nuestros Pueblos en forma despiadada.  Hoy lo hace de manera siniestra y perversa, incluso pone en peligro el planeta y con él a la especie humana; ejerce el nuevo coloniaje sobre nuestros territorios, sobre nuestras mujeres, nuestros hombres y sobre nuestros niños y nuestras niñas.

Pero nuevamente renace el Pueblo sublevado, el subsuelo de la Patria enajenada, el aluvión zoológico, las montoneras, las muchedumbres; nuevamente somos la rabia.

Otra vez nuestra bronca descamisada, marcha y en lucha ruje, late, palpita y da cuenta de una nueva hora de los Pueblos.  

Nosotros… nosotros, con el compromiso y el honor del mandato heredado treinta mil veces por aquellos que siempre estuvieron y seguirán estando, nos sumamos hace diecinueve años, nos alistamos y dijimos ante el hambre y contra la exclusión: ¡Aquí va nuestro humilde aporte en la pelea!

Con unidad, organización y lucha, un conjunto de voluntades, pintamos sobre una tela “Comedor Infantil Los Pibes” y nos echamos a andar.  Una organización de lucha, para librar batallas impensadas hasta ese momento.  Y así es como, junto a otros compas y hermanos, fuimos fogón, barricada, asamblea, piquete y goma quemada, olla popular, corte de ruta, tacuara, bandera, piedra y gomera.  Y fuimos insurgentes  e insurrectos contra la muerte neoliberal que asolaba. Claro, aquellos venían hasta por nuestras almas.

Pero nos pusimos de pie, juntos recuperamos el aliento y entre todos trepamos y trepamos y trepamos hasta llegar a la cima de los sueños y las utopías.  Hoy, diecinueve años después, otra vez  I N C O R R E G I B L E S.  Más piqueteros que nunca, más descamisados que nunca. 

Ante esta arremetida que intenta una restauración conservadora, ante esta embestida guerrerista, capitalista e imperialista, VAMOS POR TODO.  Son ellos o nosotros, y ahora es el tiempo.

Con el alma plena de convicción, con nuestro corazón inflamado de patriotismo, con nuestro puño cargado de memoria, con nuestra tacuara flameando la bandera,

¡LUCHAR HASTA VENCER, porque LO DEMÁS NO IMPORTA NADA!

¡MARTÍN OSO CISNEROS! ¡AHORA Y SIEMPRE!

 

Deja un comentario

Top