LA BOCA RESISTE Y PROPONE I: ABANDONADOS POR LAS POLÍTICAS SOCIALES

LAS POLITICAS DEL GOBIERNO DE LA CIUDAD I

Cuando las únicas políticas sociales de gobierno son el abandono, los incendios, los desalojos, los paradores o que se vayan de la ciudad.

“Nos juntamos por la falta de políticas públicas”

“Nos juntamos en octubre de 2014 porque muchos pibes y pibas del barrio murieron en situaciones no naturales que se producen por falta de políticas públicas que acompañen el crecimiento de esos pibes.” Natalia Quinto y Angeles Larcade le explicaron a Página/12 las razones de la creación del espacio multisectorial La Boca Resiste y Propone, integrado por instituciones, organizaciones y vecinos del barrio de La Boca que, entre otras actividades, van a dejar plasmadas sus ideas y reclamos mediante la pintada colectiva de siete murales, uno de los cuales fue inaugurado el fin de semana una en Vespucio y California.

El punto de partida del grupo, compuesto por vecinos y profesionales que trabajan o viven en el barrio, fue el asesinato de Gonzalo Reynoso, de 16 años, en octubre del año pasado, durante un incidente con otro chico que estaba viviendo, al igual que la víctima, en el parador La Boquita, para adolescentes en situación de calle, en California al 600. El lugar, que fue cerrado tras lo ocurrido, había sido instalado allí sin la presencia de personal especializado que pudiera contener a los chicos que se reunían en el lugar. Además, el parador funcionaba “sin ningún tipo de articulación ni integración con el barrio”.


Quinto y Larcade resaltaron que las muertes que ocurrieron en estos años, de niños y adolescentes, se produjeron “por causas no naturales, como los incendios, derivados de la falta de políticas habitacionales y en general, por ausencia de políticas sociales, educativas y de salud que protejan y acompañen a esos chicos en su crecimiento”.

Como integrantes del espacio multisectorial, afirmaron que los medios de comunicación “no visibilizan la situación previa que lleva a que los chicos terminen como terminan; lo único que les importa es convertir a los hechos en un espectáculo” donde se distorsionan los hechos. El 19 de octubre de 2014, cuando mataron a Gonzalo, la noticia “no fue Gonzalo, ni el parador, ni el caso de un niño pobre en situación de calle que se convierte en victimario de otro niño en su misma condición”.

Ese día, y los sucesivos, la noticia fue la detención de Gastón Aguirre, un joven al que los medios y las autoridades porteñas, a través de la Metropolitana, calificaron de supuesto “motochorro”, término inventado en complicidad por la policía y algunos medios de comunicación que pone bajo sospecha a cualquier joven que esté al mando de una moto. Algunos titulares afirmaron que los vecinos y organizaciones se habían reunido frente al parador para “vengar” la muerte de Gonzalo, cuando lo que hacían era reclamar medidas de contención tendientes a evitar enfrentamientos y muertes entre los adolescentes en situación de calle.

Quinto y Larcade recalcaron que “lo único que destacaron los medios fue el espectacular operativo de la Metropolitana para capturar al supuesto ‘motochorro’, pero se ocultó que la movilización se produjo a partir de una tragedia totalmente evitable y que el supuesto ‘motochorro’ estaba también reclamando por los pibes; en ese momento se lo calificó como un sujeto que no tiene derecho a reclamar”.

Concluyeron que el gobierno de Mauricio Macri “viene a proponernos a los vecinos el progreso convirtiendo a La Boca en el Distrito de las Artes, pero las políticas sociales pasan por el abandono, los desalojos, los incendios, los paradores o que se vayan de la ciudad. Los vecinos se acuestan todas las noches con la idea de poder progresar, pero las políticas públicas no los incluyen”.

Fuente: Por Carlos Rodríguez para Pagina 12, Producción Riachuelo

Deja un comentario

Top