PUERTO RICO: EL PESO DE UNA DEUDA IMPOSIBLE DE PAGAR

COLONIALISMO NEOLIBERAL
Las autoridades puertorriqueñas han advertido desesperadamente que de no activarse un plan de salvamento financiero para el país “Libre Asociado de Estados Unidos (EE.UU.)” como alternativa ante el vencimiento de la deuda pública, caerá en el impago y entrará en una nueva fase aguda de su crisis fiscal
Pese a que las políticas financieras del Gobierno norteamericano son las que han trazado el destino de la economía de Puerto Rico, no se muestra algún indicio de que EE.UU. ofrezca posibles soluciones para evitar el colapso total del mercado en la nación boricua, tras caer en un impago.
Washington pareciera tener oídos sordos ante el impago de Puerto Rico. Mientras la Casa Blanca le insiste a Europa que “ayude” a Grecia, no ofrece ánimos a la isla ni le solicita colaboración a ningún acreedor para la reestructuración de la deuda; por el contrario ha descartado en varias ocasiones un “rescate” financiero.
Paradójicamente esta semana, las llamadas entre Washington y las capitales europeas se han sucedido sin parar, interviniendo en la posibilidad de un “acuerdo” que permita a Grecia seguir en el euro y preservar la estabilidad de los Balcanes. Paralelamente un silencio mediático abraza la deuda de Puerto Rico desde el ámbito de la responsabilidad que tiene EE.UU.
La deuda que venció este sábado, suma 58 millones de dólares, que sólo representa un tramo de la emisión total de 94 millones que deberá amortizar a lo largo del año fiscal la Corporación para el Financiamiento Público (CFP). Mientras que el Banco Gubernamental de Fomento (BGF) destinó el viernes el pago de 169 millones de dólares para afrontar sólo los pagos de los bonos del Gobierno considerados como los “más inmediatos”, así lo informó la presidenta del ente Melba Acosta quien no hizo referencia a la morosidad anterior.
“Es 1 de agosto y no tenemos el dinero”, dijo ayer el jefe de Gabinete de Puerto Rico, Víctor Suárez, a medios en San Juan. “El pago no se hará este fin de semana. No fue consignado”.

Dijo además que el Gobierno sólo tenía efectivo suficiente para operar hasta noviembre si no se tomaban medidas adicionales para incrementar los recursos.
La deuda que venció este sábado, suma 58 millones de dólares, que sólo representa un tramo de la emisión total de 94 millones que deberá amortizar a lo largo del año fiscal la Corporación para el Financiamiento Público (CFP). Mientras que el Banco Gubernamental de Fomento (BGF) destinó el viernes el pago de 169 millones de dólares para afrontar sólo los pagos de los bonos del Gobierno considerados como los “más inmediatos”, así lo informó la presidenta del ente Melba Acosta quien no hizo referencia a la morosidad anterior.

TELESUR/PRODUCCIÓN RIACHUELO

Deja un comentario

Top