VENEZUELA: MISIÓN VERDAD

PARA NAVEGAR EN AGUAS CONTRA REVOLUCIONARIAS

[José Roberto Duque] Esto quiere ser un recordatorio, a manera de aporte a quienes andan preguntándose cosas como “¿por qué el pueblo nos dio la espalda?”, “¿perderemos lo logrado en 17 años de revolución?”, o la peor de todas: “¿se acabó la revolución?

Va primero el lugar común, la frase hecha o idea ya manida: hermano, la historia no es una línea recta, derechita y ascendente que nos llevará a la victoria para siempre, sino un sendero lleno de accidentes, frenazos, retrocesos, saltos insólitos adelante (como este de 17 años que todavía no termina) y otros hacia abismos lamentables. Se gana, se pierde, se avanza, se repliega nuestro ejército. ¿Por qué será tan difícil hacer entender esta lógica tan simple del transcurrir de los pueblos, si eso es exactamente lo que pasa con la vida de los individuos humanos?

Los chavistas, probablemente por lentitud, hemos sido incapaces de demoler las instituciones del Estado burgués (tarea crucial si queremos crear otras). Lo que ocurrió ayer fue un acto de reconquista de uno de los espacios (poderes, los llaman) de ese Estado por parte de sus creadores. El parlamento venezolano no cambió de estructura ni de espíritu cuando con sólo cambiarle el nombre de Congreso a Asamblea Nacional y con sólo meter unos chavistas a legislar y a cachetear proyanquis.

Así que no nos han arrebatado nada; ellos han regresado (decíamos que no volverían y volvieron) a una institución que es suya. Nosotros la dominamos por un rato, la revolvimos y utilizamos para servirle al pueblo; ahora volverá a estar al servicio de los empresarios y potencias hegemónicas. Estructuralmente la dejamos intacta. Siempre fue de ellos aquello que no logramos, supimos o alcanzamos a destruir; a sus manos ha regresado.
***

Deja un comentario

Top