AHORA LA REPRESIÓN ES EN LOS COMEDORES: PIBES Y ANCIANOS HERIDOS

[Agencia Resistir y Luchar* 31/03/2017] En el día de ayer 30-3 a las 19 hs, la policía irrumpió en un comedor comunitario del Movimiento de Trabajadores Excluidos en el Barrio Eva Perón del Partido de Lanús (Prov. Bs. As.) tirando gas pimienta y disparando balas de goma (¿y plomo?) a pesar de los 140 chicos que estaban presentes. La policía se llevó detenido a integrantes del comedor, de los cuales durante varias horas se desconoció su paradero y recién pasada la medianoche fueron liberados. Al salir de la comisaria, Maximiliano denuncío “me tiraron al piso y me empezaron a cagar a palos, me sacaron, me llevaron a la ribera me tuvieron una hora ahí y después me siguieron cagando a palos”.

Tras los hechos, los vecinos del comedor y compañeros de distintas organizaciones populares que se acercaron a solidarizarse protestaron frente a la comisaria 5ta exigiendo la aparición y liberación de los integrantes del comedor. A la vez, mediante un comunicado el Movimiento de Trabajadores Excluidos integrante de la CTEP denunció que Diego Kravetz Secretario de Seguridad de Lanús hace tiempo viene persiguiendo a la organización, haciéndolo responsable de los hechos junto al Intendente Néstor Grindetti y a la Gobernadora María Eugenia Vidal.

En la puerta de la comisaria, charlamos con Judith referente del comedor, esposa de uno de los detenidos y cuñada del otro (un menor de 15 años de edad) que nos contaba que tras pedirle los papeles del auto a una persona que había concurrido al comedor por su vianda, la policía comenzó a filmarlo y tras la consulta de este las fuerzas de seguridad desataron la represión. En ese momento nos relata Judith “había 70 chicos con taper en la mano haciendo la fila y otros 70 chicos adentro del comedor”, todos se refugiaron adentro e intentan cerrar la puerta al ver que la policía se dirigía hacia el lugar.”Empezaron a patear y a tirar con la escopeta hasta que abrieron la puerta, tiraron gas pimienta adentro, lastimaron un montón de chicos, tiraron a una chica en silla de rueda, le pegaron a todo el mundo, estaba todo oscuro porque rompieron todos los focos de luz de los tiros que tiraron, a los dos muchachos que estaban cerrando la puerta le pisaron la cabeza, una abuela de 70 años la tiraron al piso con su bastón, pisaron una chica embarazada que ahora está con perdidas en el hospital”.

El duro ajuste que sufre el pueblo argentino se refleja en el notable crecimiento de la actividad de los comedores, Judith cuenta “todos los días vienen 150 chicos del barrio a comer que hacen cola afuera porque no tenemos el espacio suficiente para que puedan comer en una mesa dignamente”, mientras tanto los trabajadores de la economía popular continúan esperando que se ponga en marcha la Ley de Emergencia Social. Este hecho represivo forma parte de una serie de acontecimientos que vienen sucediendo ligados a situaciones confusas asimilables a una campaña de persecución política sobre las organizaciones populares. El accionar nocivo de la policía es cotidiano, como lo relata la integrante del comedor del MTE, “antes cerrábamos la calle porque no tenemos lugar pero como no es la primera vez que la policía empieza a tirar, así que decidimos hacerlo adentro y en la vereda”.

Sobre la 1 de la madrugada, la movilización popular de los vecinos y las organizaciones, logró la liberación de los tres colaboradores del Comedor que habían “resistido la autoridad” de la represión de la policía de Kravetz y del Intendente Grindetti de Lanús.

*Resumen Latinoamerica, FM Riachuelo, Revista Venceremos.

Deja un comentario

Top