LA VERDAD DE VENEZUELA, LA VOZ DEL 23 DE ENERO

JUAN CONTRERAS: ¿SE LEVANTA EL 23?

(Por Douglas Bolivar / Supuesto Negado 17 Mayo, 2017) Un módulo del Saime (muy concurrido), un infocentro, una sucursal de Fundafauna, la Escuela Comunitaria de Idiomas Modernos “Francisco de Miranda” (enseñan inglés a grupos de 100 personas y es dictado por cinco profesores egresados de la UCV), una escuela de percusión dirigida por “el sonero clásico del Caribe”, el Club de Abuelos “Freddy Parra” y la distribución cada 21 días de las cajas Clap a los bloques 18, 19 y 25 pequeño, además de la sede de la emisora radial Al son del 23 (94.7 FM), son algunas de las tareas sociales que se ejecutan desde la sede de la Coordinadora Simón Bolívar: Casa de Encuentro Bolivariana “Freddy Parra”.Esta enorme e indiscutible labor es coordinada por Juan Contreras, un emblema del 23 de Enero, con quien conversamos sobre el país y el mundo.

¿Por qué lo que ocurre en Altamira no ocurre en la avenida Sucre?

-Porque las cosas en este país cambiaron luego del triunfo del comandante Chávez. Hoy este pueblo tiene mayor conciencia y, sencillamente, ese 80% que en la Cuarta República no tenía rostro en estos 18 años ha tomado cuerpo propio. Tiene conciencia y le está apostando a lo que el comandante Chávez nos vendió como el “Estado comunal”.

-Particularmente veo al “Estado comunal” como la transición a la construcción del socialismo bolivariano que hay que construir desde abajo. La gente que vive en los sectores como Catia, 23 de Enero, Propatria y Lomas de Urdaneta es la que se ha favorecido en estos 18 años: educación, salud, vivienda, trabajo digno y recreación. Lo que necesita un ser humano para vivir bien en cualquier parte del mundo. Las misiones han elevado el nivel de vida de nuestra población. El socialismo en uno no es el socialismo del siglo XXI, es el socialismo en el siglo XXI.

Se supone que la oposición ha querido y ha intentado levantar a la emblemática comunidad del 23 de Enero. ¿Por qué no ha podido?

-Porque estas comunidades están casadas, yo no diría que con el Gobierno, sino con el proceso.

¿Mantienen un monitoreo social en la parroquia para tratar de saber en qué concentra sus esfuerzos la oposición?

-Sí, por supuesto. Ellos han tratado de hacer cosas que prendan los motores. Sin embargo, eso no ha sido posible. En el 23 de Enero hay una carga histórica bien importante: ciento y pico de mártires.

Contreras aprovecha la mención para asegurar que la parroquia tiene más mártires que las tres grandes masacres en Venezuela: Cantaura (4 octubre 1982), Yumare (8 mayo de 1986), El Amparo (29 de octubre 1988).

-El 23 de Enero tiene más muertos que estas tres masacres.

-Hubo una política de masacre y exterminio contra el 23 de Enero, y esa carga que vivió nuestra comunidad sigue estando presente. Esa radiografía la tiene bien clara nuestro pueblo y en particular la comunidad del 23 de Enero.

¿Esa carga histórica se acrecienta con que la presencia de los restos físicos del comandante Chávez reposen en la parroquia?

-También eso juega en esa carga histórica. El Cuartel de la Montaña era el viejo cuartel Cipriano Castro, construido a partir de 1903 e inaugurado en 1907. Hasta 1950 fue la Escuela Militar de Venezuela, lo que es hoy la Academia Militar. Hasta 1981 fue el Ministerio de la Defensa y cuando llega el comandante Chávez, después de su muerte, se convirtió en el Cuartel de la Montaña, porque Chávez dice que allí volvió a nacer, porque allí instaló su estado mayor y allí lo han podido matar.

“Esa carga histórica nos acompaña. El hecho de que lleguen los restos del comandante Chávez es doble el compromiso y doble esa carga histórica”.

¿Los opositores de la parroquia se inhiben cuando los convocan a cacerolear?

-Han caceroleado, no tenemos por qué negarlo. Incluso hay quienes se atreven a montar una bandera, pero muy poca gente los sigue, porque hay una buena cantidad de militantes de ellos que nunca hicieron nada por la comunidad.

¿Cuál es la intensidad de los cacerolazos?

-Muy poca, con toda sinceridad. En un momento puede que hacia algún lado se escuchen 10 o 20 personas, pero en un bloque hay 150 apartamento y en los súper bloques 300.

¿Hay retaliaciones de la comunidad contra quienes tocan cacerolas? ¿Les hacen bullyng como ahorita están haciendo los antichavistas que están persiguiendo a los chavistas?

-En el 23 de Enero no se ha presentado esa situación.

¿Han tocado cacerolas libremente, sin miedo a que después los cerquen?

-Las organizaciones sociales tienen su cuna en el 23 de Enero, y no se ve en radio o televisión denuncias de que estén matando a un escuálido u opositor. Que le han quemado la puerta o el carro. No hay ningún método de violencia contra ellos ni de persecución.

La situación de asedio de Estados Unidos contra Venezuela es tema de preocupación para Contreras, quien dice que no hay dudas de que el sector pudiente recibe órdenes de Washington.

-Lo que hay contra Venezuela es una contraofensiva del imperio que tiene por América Latina.

Esgrime los casos de Libia, Irak y Siria. “Nos están dando un poquito de eso y poquito de lo que le dieron a Colombia en los 80 con Pablo Escobar, y en los 90. A nosotros están aplicándonos eso con la droga y paramilitares. Es una contrarrevolución: nos están haciendo lo mismo que Nicaragua para que la gente dijera que votar por el sandinismo era votar a favor de la guerra. Nos están haciendo algo de eso: votar por la opción bolivariana es votar por los asesinatos a diario.

Señala que el poder económico se montó “sobre los errores que ha cometido el proceso bolivariano en cuanto al tema de la corrupción y la situación de Cadivi, y han cabalgado con un libreto desde el imperio”.

Está de acuerdo con la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente, pero “con olor de pueblo, es decir, los que estamos aquí abajo sentimos que debemos apoyar el tema de la constituyente, no solo para blindar los aspectos que ha señalado el presidente Maduro y algunos especialistas como Hermann Escarrá”.

-Por ejemplo: “La Constitución del 99 no contempló el castigo para personas que queman carros y que su práctica de rechazo al proceso bolivariano es más de terrorista que de una protesta social”.

-“Nosotros también queremos sanciones para los corruptos. No es posible que regrese Rosales, que se robó una cantidad de dinero, y hoy esté disfrutando tranquilo de la libertad y del dinero mal habido”.

Otra condición que Contreras expone para discutir su inclusión en la Constitución es que “no vuelvan a participar por un cargo público a quienes se llevaron el dinero de Cadivi” y que quienes se deseen postular a la constituyente “por lo menos tengan dos años fuera de un cargo público, porque si no sería lo mismo”.

-“Si es popular ahí deben estar los pata en el suelo, los que le olemos mal a mucha gente”.

La oposición ahora dice que la Constitución de 1999 es una maravilla y que Nicolás pretende destruirla.

-Es una trampa argumentativa, un gancho para ellos tratar de valerse de una Constitución en la que ellos mismos no creían porque la despreciaban. Ahora la están utilizando.

______________________

 

Deja un comentario

Top