AMPLIA SOLIDARIDAD EN EL JUICIO CONTRA LA PROTESTA SOCIAL

[FM RIACHUELO 23/10/2017] Hoy se llevó adelante otra audiencia en el marco del juicio a la protesta social, donde se pretende criminalizar a los militantes Lito Borello, Luis D’elia y Luis Bordón por encabezar el reclamo popular que derivó en la toma de la comisaria 24 de la Boca, después del asesinato del militante Martin “Oso” Cisneros en 2004, y permitió que se pudiera encontrar al asesino, un sicario protegido por la policía.

En la jornada de hoy, donde la fiscal Gabriela Baigún realizaba las acusaciones, las organizaciones y movimientos populares dieron cátedra de unidad y solidaridad, y demostraron que “si tocan a uno nos tocan a todos” no sólo es una consigna. El amplio arco de organizaciones sociales, políticas, sindicales, de derechos humanos, y culturales dio una firme señal de repudio a la avanzada contra el derecho a la protesta.

Escuchalos acá:

Entre los presentes estuvieron Esteban “el Gringo” Castro, el Secretario General de la CTEP expresando el apoyo a su “hermano en la lucha”, Lito Borello y comentó: “Acá está en juego la muerte del Oso Cisneros. No debemos olvidar que como Santiago Maldonado, son los jóvenes militantes populares los que ponen el cuerpo por el pueblo.”

Por su parte, Cristina Mena del MTR 12 de Abril recordó que “la policía ligada al narcotráfico e intereses espurios terminó con la muerte de un compañero. No nos vamos a olvidar de que todo esto está armado para justificar el accionar represivo y mafioso de la policía.” También ironizó: “Ellos siempre tienen buenas intenciones: cuando nos disparan con balas es porque se equivocan, o se les escapan. Pero una piedra contra un patrullero merece todo este juicio.”

También acompañaron trabajadores de distintos gremios, entre ellos Luis Cáceres del sindicato de ladrilleros de la UOLRA que aseguró que “el mensaje es para aquellos que no aceptamos esta política de entrega, que no vamos a tolerar la reforma laboral y previsional, ni nada que vaya en contra de los sectores humildes”.

La cantidad de organizaciones sociales y populares que estuvieron presentes en el juicio demuestra que la unidad y la solidaridad siguen siendo los valores más característicos de nuestro pueblo. Entre varios participaron de la audiencia Norman Briski, Adolfo Barja del SUTAP, Guillermo Benitez de la Agrupación  22 de Agosto, Hector Carrica de ATE Nacional, el Juez Andrés Gallardo, Enrique Palmeyro de Scholas Ocurrentes, Nono Frondizi de ATE Capital, Ramiro Coelho de Radio Gráfica, compañeras y compañeros de La Poderosa, Jonathan Thea de Seamos Libres, Vicente Zito Lema, Chiqui Falcone de la Coordinadora Resistir y Luchar, Vilma Ripoll del MST, el Director de Resumen Latinoamericano Carlos Aznarez, Pablo Antonini de FARCO, Facundo Díaz de “Kallpa Wayna”, Julian Galeano y Nestor Jeifetz del MOI, David Santoni del ENPL, Roberto Perdía y Pablo Puebla de la OLP, Rafael Klejzser del Movimiento Popular La Dignidad, Nahuel Levaggi de la Unión de Trabajadores de la Tierra, Carina Lopez Monja y Cristobal Cervera del FPDS, el Padre Charly de la parroquia Caacupé, Tano Nardulli, Susana Cabezas y Alejandra Abrego de la Corriente Clasista y Combativa, compañeras y compañeros de la Simón Bolívar, Marcelo Jara de la San Martin, Darío Zaffalon del Frente de Desocupados Eva Perón, Valeria Gracia de Voluntario Global, Juan Marino del Partido Piquetero, Raquel Witis, Estela Cerda, Gumercinda Valdez Giménez y Dolores Sigampa familiares de víctimas de violencia institucional, Silvia Bingnate madre de una víctima de Cromañón, Eduardo Soares, Blanca Garcia Sudeste Capital, Gladys Flores y Diana Baez de la cooperativa de trabajo La Lecherita, Marta Chamorro PTP Barracas, Gerardo Robbiano PTP San Martin, el Vasco Murua del MNER, Eleonora Pedot y Miguel Gomez del MNCI-Via Campesina, Vilma Ripoll del MST, compañeros y compañeras de la Secretaria de Extensión de la UNDAV.

La evidente definición política en el pedido de cárcel para Luis D’elia, dejó más claro que nunca para los presentes que el poder concentrado busca a través del poder judicial amedrentar y disciplinar a los sectores que se niegan a permanecer sumisos ante  el avance de un sistema que excluye y mata. Que la justicia no es la misma para ricos y pobres, para los poderosos, que para los militantes, que día a día dejan la vida por el sueño de un mundo más justo. La persecución a la dirigente jujeña Milagro Sala, y la crueldad con la que fue tratada la causa de Santiago Maldonado, son apenas ejemplos que dan cuenta de la terrible realidad que hoy enfrenta los luchadores sociales. La conclusión de quienes se acercaron a presenciar el juicio contra la protesta social es que sería imposible  para el poder implantar su modelo de pobreza, hambre y exclusión, sin primero disciplinar a quienes pelean cotidianamente contra las injusticias. Pero que frente a ese avance, sin dudas, encontrarán resistencia.

Deja un comentario

Top