“QUIENES PROTAGONIZARON LA MARCHA FEDERAL SON LOS CONDENADOS DE LA TIERRA”

[FM Riachuelo- Poetas Sociales, 02/06/2018]  Desde Poetas Sociales se  entrevistó a Jorge Chiqui Falcone,  militante de la Coordinadora Resistir y Luchar,  quién se refirió a la Marcha Federal impulsada por los movimientos populares, el acrecentamiento del mal humor social, el agotamiento de la partidocracia liberal y el desafío que tienen los dirigentes políticos y sociales en poder plantear un Programa alternativo. 

 Poetas Sociales   _ ¿Cómo viste la movilización de la  Marcha Federal?

Jorge Falcone  _Me parece que fue sumamente multitudinaria, muy auspicioso. Creo que la masa movilizada pertenecía a una franja social sin representación, sin contención del Estado, ni representación dentro de los partidos políticos.Yo partiría de analizar un poquito los escenarios de los que hemos estado participando últimamente. En principio podríamos hablar del 18 de diciembre, el combate contra la reforma previsional, fue un escenario neta y claramente de resistencia, sin alternativas a la vista del horizonte.

Por otro lado, daría la impresión de que el 21 F con lo auspiciosa que fue también, pero con cierta ambigüedad de llamar a un paro nacional, con cierta prudencia que se avizoró, allí puede librarnos a la interpretación de que había alguna especulación  política latente.

El 25 de mayo tuvo un aire netamente kirchnerista; lo cual no tiene nada de malo, pero cuando uno escucha la consigna “volveremos, volveremos”,  reivindica la ampliación de derechos de la década supuestamente ganada, la heterodoxia económica, la política de unidad regional auspiciosa que hubo a nivel continental. Pero también,  recuerda la promoción de la minería a cielo abierto, de la patria sojera, la no derogación de la Ley de Entidades Financieras prescripta por el Ministro de la dictadura José Alfredo Martínez de Hoz, la firma de la ley antiterrorista. Entonces uno dice ojalá que lo que venga y lo que haya en el horizonte, alternativa electoral mediante, llegado el caso, pueda corregir y mejorar lo que quedó pendiente.

PS _ ¿Entonces cómo analizas el escenario político  de la Marcha Federal?

 JF _ Yendo de lleno al escenario de la Marcha Federal, me parece que había un panorama diferente. No sé si lo de ayer era el subsuelo de la patria sublevada.  Creo que ahí había una programática que se fue a ofrecer: la Ley de emergencia económica; el 25% de la obra pública a favor de las cooperativas; el tema de la urbanización en los barrios; el tema de combatir las adicciones. Creo que hubo una bronca propositiva, y me atrevería a utilizar en cambio la descripción de Fano: eran los “condenados de la tierra“. Y cuando digo los condenados de la tierra, me refiero a analizar un poco los discursos.

Me parece que hubo discursos de continuidad y discursos de ruptura. Los discursos de continuidad reclamaron la corrección de rumbos de las políticas gubernamentales, pero hubo, todavía quizás en minoría, discursos de ruptura que reclaman la sustitución de clase en la Casa Rosada. Sobre todo los que venían del interior profundo. Entonces uno tiene derecho a indagar sobre los probables cursos de acción que puede tener la escalada de la protesta.

Entonces preguntaría, ¿Qué hacer con los condenados de la tierra en un presente en el que la innovación tecnológica avanza, sustituyendo mano de obra por máquinas y ya no tiene sentido la vieja consigna histórica del pleno empleo?

Yo podría pensar, bueno, arbitrar políticas de Estado, que no se está haciendo, que tomen nota de las iniciativas más novedosas de la comunidad, por ejemplo,  el de la Unión de los Trbajadores de la Tierra; está bien, promovamos la comida orgánica, sin agrotóxicos, que se abran mercados populares, etc. Y vamos a chocar con el techo de los intermediarios, de los parásitos de la economía. Entonces, ¿qué pienso yo compañeros? Que todos los caminos conducen a Roma, y Roma es una democracia partidocratica, que no da para más en el mundo entero.

Nosotros lo vimos en Paraguay, en Honduras, en Brasil. Yo creo que si los terrorismos de Estado de los años ’70 apelaron al genocidio, procurando fragmentar la lucha de nuestros pueblos y dejar así libre el terreno para las democracias condicionadas como estas, la nueva doctrina del imperio pasa por promover, en línea inédita, la concentración mediática, terrorismos económicos inventados en el veredicto de las urnas. O sea, esta circunstancia sería como colocar a la sociedad en calidad de rehén de las formas institucionales, como si un prisionero mañatado sintiera culpa de librarse de sus ataduras y defenderse de su captor.

Entonces me digo, tomemos ese palco. La calidad que había ahí, y ahora estoy hablando de la responsabilidad que tenemos, los dirigentes políticos y sociales con el nuevo desafío de plantearle un horizonte distinto al pueblo argentino, y a toda esa dignidad y ese sufrimiento que hubo ayer en la Plaza de Mayo: Pérez Esquivel, Nora Cortiña, El Gringo Castro, Jackie Flores, Nacho Levy, Lito Borello, ¿ basta con toda esa calidad humana política y social para armar una coalición y de que por sí sea provisoria?.

Yo creo que sin un Programa alternativo nos quedaríamos a mitad de camino. Me da la impresión de que hay que tomar como referencia las experiencias más avanzadas en la década larga progresista de américa latina. Por ejemplo, las Asambleas Constituyentes, que son alternativas netamente constitucionales y abren la representatividad del Congreso a los condenados de la tierra.

PS _ ¿Cuándo vos decís que es necesario un Programa alternativo, a que te réferis?

JF_ Me estoy refiriendo a una democracia de ruptura, que sea social, que sea plebiscitaria, que no sea partidocratica, que no sostenga la simulación que vamos a cambiar el destino nacional votando  cada dos o cuatro años delegando esa responsabilidad en la superestructura.

PS _  Respecto de la movilización del 21 F que mostró el inicio de la carrera electoral,  en esa largada van a participar distintos sectores vinculados a los que movilizaron en la Marcha Federal ¿Cómo se juega en este terreno electoral  la unidad de los sectores más populares?

JF _ Para tomar una referencia, el hecho de que el Triunvirato de San Cayetano (CTEP, CCC y Barrios de Pie) busque un correlato político y  participe en una coalición,  en principio me parece  auspicioso,  me parece algo nuevo en el escenario. Pero para mí el crucifijo frente a Drácula es el Programa. Y el Programa supone discusiones profundas, formación de cuadros y asambleas con votación de delegados,  donde se pueda garantizar que va a ver una reformulación de lo que ya no funciona bajo el nombre de democracia.

Deja un comentario

Top