LITO BORELLO: “LAS ORGANIZACIONES SOCIALES QUEREMOS DISCUTIR TRABAJO, NO POLÍTICAS ASISTENCIALES”

[FM RIACHUELO 04/07/018] Rompe el Cerco Informativo entrevistó al Secretario de Derechos Humanos de la CTEP, Lito Borello, luego de que se haya realizado una  reunión entre la Ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, y los movimientos sociales. El referente expresó su preocupación respecto de las medidas del gobierno de CAMBIEMOS, que ofrecen soluciones a corto plazo y de tipo asistencial, cuando el reclamo de las organizaciones es por trabajo genuino en el marco de la economía popular. También criticó el modelo de exclusión del gobierno de Macri, que pone en peligro la paz social y la democracia.

Fm Riachuelo: ¿Qué se habló en la reunión con la Ministra de Desarrollo Social y qué análisis podes hacer sobre la misma?

Lito Borello-La CTEP, CCC y Barrios de Pie sacaron un comunicado en el cual ponen blanco sobre negro la grave situación en la que se está poniendo a los sectores más empobrecidos de la sociedad. Situación que se agrava por las políticas implementadas por el gobierno nacional, y que van generando más desigualdades que anticipan tragedias. Por lo tanto si bien es cierto que se hizo una reunión en la cual participaron las organizaciones sociales y la pastoral de la iglesia, sigue quedando la sensación de bronca y preocupación sobre el no acusar recibo de la grave situación que atraviesan los sectores populares. Además el tema sigue estando instalado en el ministerio de desarrollo social cuando las organizaciones de la economía popular queremos discutir trabajo, y no políticas asistenciales. Está claro que la situación es tan grave y critica para la paz social, que es necesario que haya paliativos de tipo urgente, pero también es cierto que queremos discutir las cinco leyes que se presentaron, y queremos discutir trabajo. La verdad que estamos muy preocupados porque la reunión no encuentra asidero en la interpretación de la ministra.

FMR: ¿Estuvo presenta la propia Ministra en la reunión?

LB:-La reunión fue con la ministra Stanley y sus asistentes. No es que le falte estatura al ámbito que discute, pero es algo ya remanido en el gobierno nacional, que habla mucho de dialogo pero aparecen pocas soluciones. En los territorios el hambre está creciendo, en las escuelas los comedores están acusando una situación que los maestros ya no saben cómo paliar y el encarecimiento de las condiciones de vida más básicas y urgentes, las padecemos día tras día. Sin embargo la discusión no avanza en el sentido y urgencia que tendría que avanzar.

FMR: ¿Q lectura haces de este gesto de dialogo que tiene el gobierno con las organizaciones sociales, que no tiene con otros sectores?

LB:-La sensación es que no les parece importante lo que se está anidando en nuestro pueblo. No les interesa saber que están llevando al tren a chocar de frente. Está claro que las organizaciones gremiales y sociales tenemos que tener una vocación de dialogo para encontrar soluciones, pero parece que es un gobierno sordo. Hay reclamos todos los días de punta a punta del país y de distintos sectores que vienen mostrando el padecimiento de nuestro pueblo, y ni hablar de la lamentable relación con el FMI, que es muy conocida por todos y sabemos que será perjudicial para la nación y sin embargo, siguen como si nada. Uno podría pensar que no lo ven o se equivocan. La verdad es que queda poco espacio para imaginar con ese nivel de ingenuidad. Evidentemente es el contenido político e ideológico de este gobierno para pocos. Tienen un proyecto para una argentina muy chiquita.

FMR: Hay cinco leyes que se presentaron desde los movimientos sociales en la marcha federalintegración urbana, emergencia alimentaria, acceso a la tierra, cupo en obra pública comunitaria y emergencia en adicciones. ¿Cómo se encaminan esas leyes, que discuten cambios estructurales y no paliativos como propone el gobierno?

LB:-Están haciendo cambios que generan cada vez más  concentración en pocas manos tanto de la riqueza como del poder, están llevándonos a un país para los pocos poderosos, a costa del hambre y del perjuicio para nuestra patria. Y no es que no saben o no se dan cuenta, ese es el modelo, los intereses que ellos defienden y lo que vienen a hacer. Y ni paliativos están dando. Por eso la preocupación que tenemos es que se está poniendo en riesgo la paz social y hasta la democracia con estos niveles de desigualdad que están generando sus políticas.

FMR: A esto se suman los despidos en el sector formal, que pasan a engrosar las filas de la economía popular.

LB:-Pareciera que todo lo van a querer solucionar con pequeñas medidas de corte social. Pero ni eso alcanza. Los comedores y merenderos no dan abasto. En los barrios cada vez más gente viene a pedir que se amplíen los cupos para alimentos, y esto a la vez no nos da la posibilidad de discutir trabajo de la economía popular. Venimos planteándoles la necesidad de generar toda una línea de trabajo, de alimentos producidos desde la economía popular y no están haciendo caso a este reclamo. Cada vez quedan menos expectativas y queda más claro que la calle la protesta y la lucha son las únicas que pueden conquistar una situación distinta para nuestro pueblo.

Deja un comentario

Top