PRESUPUESTO 2019: EL DEBATE SE DA EN LA CALLE

[FM RIACHUELO 04/10/2018] En el marco del cuarto día de  acampe  frente al Congreso de la Nación, para rechazar y debatir en  contra del presupuesto que quiere aprobar el gobierno de Macri. FM Riachuelo se traslado hasta el lugar para hacer radio en la calle. El programa Mateando en el Riachuelo ( trasmite de 10 a 12 lun a vie) armo una mesa de debate con distintos trabajadores como los Mineros de Río Turbio, trabajadores de Salud de Entre Ríos y  pequeños productores de la Unión de Trabajadores de la Tierra. Como mesa de cierre del programa  participaron   Esteban “Gringo” Castro Secretario General de la Confederación de la Economía Popular (CTEP),  Hugo “Cachorro” Godoy Secretario General de la Asociación de Trabajadores del Estado  (ATE), Mario Barrios (CTA) y Omar Giuliani de la CTA AUTÓNOMA. 

_ MR: Te pido para arrancar que compartas con la audiencia por qué estamos acá en el acampe contra el presupuesto que para nosotros es del FMI.

_ OMAR GIULIANI: Estamos acá en un marco de unidad y de construcción colectiva que en definitiva es lo más importante. Sin lugar a dudas este presupuesto es un presupuesto del FMI, que es coherente con el sector oligárquico que nos gobierna, me parece que lo que está en discusión no es la pobreza, sino que está en discusión la riqueza que generamos los trabajadores y las trabajadoras y de qué manera construimos poder popular para empezar a apropiarnos de esa riqueza. Es insólito, ilógico e inmoral qué en un país con las características de la Argentina, vivan 8.000.000 de niños bajo la línea de pobreza, en un país donde se podría alimentar a 400.000.000, donde también hay que discutir qué es lo que se produce, como se produce y para quien se produce. Me parece que este acampe tiene que ser parte de este recorrido de unidad del campo popular y de poder popular que se viene en los próximos años. No hay posibilidad de pensar una vida digna sino construimos poder popular con capacidad de derribar este modelo y este presupuesto, si no podemos pensar en construir el país que soñamos y queremos para los próximos años.

_ MR:  ¿Cómo esta esa posibilidad de construir y de generar todo lo que se genera desde nuestro pueblo.  Y qué importancia tiene eso y que posibilidad en este escenario, frente a este presupuesto  tienen de sobrevivir este tipo de experiencias que venimos construyendo?

_ MARIO BARRIOS:  Creo de verdad y soy optimista del poder de construcción y resistencia que tiene nuestro pueblo y creo que estos tipos son coherentes con lo que plantean, mal podíamos haber pensado que podían armar un presupuesto que venga o que intente salvar la situación de los más pobres, de los trabajadores. Este va a ser un presupuesto a medida del Fondo Monetario Internacional y a la medida de las corporaciones. Yo tengo muchas esperanzas de esto que hemos hecho a lo mejor en una muestra casi de un alfiler, que pareciera que fuera única pero que se multiplica por cientos a lo largo y ancho del país. Lo que nos falta es encontrarnos por eso, la estrategia del acampe, de encontrarnos, de vernos, porque nos encontramos siempre en la pelea y en la lucha y también nos tenemos que encontrar en las construcciones y tenemos que ser capaces de poder decidir qué país queremos y no que estemos peleando y defendiendo todos los días el plato de comida sino como generamos la comida nosotros mismos. Como podemos tener los medios de producción en nuestras manos y como somos capaces de generar esta economía alternativa a la economía de mercado que lo único que nos ofrece es la comercialización, la ganancia y el lucro y nosotros queremos defender la ética y la solidaridad, que en los manuales de economía social se está borrando la solidaridad, pero nosotros somos básicamente y enteramente solidarios y vamos a trabajar por eso. Así que estoy muy ilusionado de estar acá acompañando a los compañeros de la salud y encontrarnos con tantos compañeros que sigo siendo optimista.

_ MR: ¿Cómo vez el reconocimiento que viene teniendo la agenda de los Trabajadores de la Economía Popular, y cómo viene siendo la reivindicación del sector?

_ GRINGO CASTRO: El poder tiene  una definición de hace muchos años que es la que solo se puede sostener si puede construir un proceso creciente de fragmentación de la clase trabajadora y en esa fragmentación necesita que haya trabajadores  formales, con buenos ingresos con un salario digno, que vos puedas llegar a fin de mes, y una cantidad de trabajadores en el marco de un proceso creciente de informalidad, que apenas le sacas para comer y que hoy ya eso ni si quiera está alcanzando. De esa forma vos tenes trabajadores preocupados por su trabajo y por seguir sosteniendo su nivel de vida, es muy difícil que se preocupen por el resto de la clase trabajadora. Entonces nosotros después de haber discutido mucho con sectores del trabajo formal, un día dijimos acá no hay otra salida que visibilizar a nuestro sector que plantear que también somos creadores de nuevas formas de trabajo, y además no desde el rencor sino desde el debate con los compañeros, plantear que el sistema no nos va ofrecer ningún futuro, ya a nosotros no nos ofrece, tampoco se los va a ofrecer a ustedes y eso está cada vez más claro con este gobierno. La única posibilidad de construir un futuro es si nos  ponemos de acuerdo en algunas cuestiones básicas y las podemos desarrollar en conjunto.

Una de esas cuestiones básicas tiene que ver con la alimentación, no solo con la producción de alimento popular, sino con la posibilidad de la dignidad que te da ese trabajo, el de producir alimento, de garantizar la soberanía alimentaria para el resto de los trabajadores ese proceso solamente se puede dar si profundizamos la unidad entre los trabajadores que tienen formalidad y el resto de los trabajadores. Porque vamos a necesitar  discutir  con aquellos que concentran la producción de alimentos, con aquellos que concentran el capital financiero, discutir por decirlo de alguna forma, va hacer un enfrentamiento que vamos a empezar discutiendo y no nos vamos a poner de acuerdo y va haber un tira y afloje, ahora nosotros para producir y garantizar la soberanía alimentaria  necesitamos tierra, nuestra consigna es Techo, Tierra y Trabajo, no hay manera de garantizar la alimentación si sigue concentrada en pocas manos la producción y la distribución de alimentos. Esa es una discusión central que no se gana, sino la discutimos todos. Este proceso que se está dando acá de debate en la calle, es  el inicio del debate y que no se va a terminar si se vota o no se vota el presupuesto, es lo que vamos a tener que hacer en todas las plazas del país, esto no va hacer el cierre sino el comienzo.

_ CACHORRO GODOY: Ni con la mano, ni con el culo ni con la abstención, hay que decirles a diputados y senadores que el que lo vota convalida  el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional de cualquiera de esas tres maneras. Entonces el segundo aspecto es demostrar que no es el único camino que hay otro camino. La riqueza en la argentina esta el problema es que se la llevan para otro lado no la distribuyen con equidad, por eso hay que discutir la riqueza en la Argentina y como se distribuye con equidad, y el tercer aspecto que nos parece importante es que acciones desarrollamos para impedir  que esto suceda crear consciencia, generar organización y construir unidad en la lucha. Unidad en la lucha y en la propuesta alternativa, quiero agregar esta prioridad  de promover la producción de alimentos, de garantizar la soberanía alimentaria de nuestro pueblo, terminar con el hambre en la argentina, también implica discutir a fondo el tema del trabajo y discutir cómo se organiza el estado. Nosotros decimos que uno de los logros principales de la lucha  de los últimos años que lograron las organizaciones sociales fue declarar la emergencia social y con declarar la emergencia social, se logro un salario social complementario que permitió al plan social o al subsidio garantizar un plan social complementario que permita equipararlo con el salario mínimo vital y móvil, ahora ese fue un paso importante, yo creo que hay que ir a otro paso que es el de lograr  un salario mínimo garantizado para los que trabajen y estudien en la argentina. Para eso hay que construir un consejo del salario mínimo garantizado y el empleo, que no es este consejo del salario mínimo, porque este consejo excluye a las organizaciones de trabajadores que se organizan en los barrios, excluye a los trabajadores que no son alcanzados por el salario mínimo, que además es de apenas  diez mil pesos, cuando tenemos un ingreso mínimo necesario, para estar por encima de la pobreza de veinte tres mil pesos, como reconoce el propio INDEC. Nosotros decimos que no solo hay que defender nuestros derechos sino que tenemos que ir a construir nuevos derechos, un salario mínimo garantizado, porque el que está desocupado, no está desocupado porque quiere se inventa el trabajo para poder tener ingreso y el estado le tiene que garantizarle ese ingreso mínimo y tiene que haber un organismo en el estado que haga que las Centrales Sindicales, que la CTEP, que las organizaciones de trabajadores de nuevo tipo puedan discutir como el estado y los empresarios garantizan ese salario mínimo garantizado, porque si no logramos reformas estructurales en el estado la posibilidad de la pelea es siempre en el marco de los subsidios que este estado neoliberal arbitra para neutralizar la rebelión popular, y nosotros tenemos que alentar la rebelión popular para resistir y para  construir nuevos derechos.

Compartimos las intervenciones de cada uno de los referentes

 

Deja un comentario

Top