JORNADA DE LUCHA DE LOS TRABAJADORES DE ROUX OCEFA

[FM Riachuelo 09/10/2018] Hace ya dos años que el laboratorio Roux Ocefa presentó la quiebra y comenzó a despedir trabajadorxs. Sin embargo hace unas semanas el conflicto se aceleró con el despido de 400 familias y el cierre total de la planta. Hoy lxs trabajadorxs se organizan con la intención de recuperar la fábrica, convertirla en cooperativa y además denuncian irregularidades en la producción de medicamentos desde la presentación de la quiebra y la siguiente convocatoria a acreedores.

Hoy al mediodía en la puerta de la fábrica, ubicada en Medina 138 en el barrio de Villa Luro, lxs trabajadorxs del laboratorio Roux Ocefa recibieron a los medios de comunicación popular para ingresar por primera vez después de cinco meses a la planta y comenzar una nueva etapa de recuperación por parte de lxs obrerxs y puesta en marcha de la cooperativa. FM Riachuelo estuvo en el lugar y pudo observar de cerca el estado paupérrimo de las instalaciones. La empresa, que cerró sus puertas finalmente despues de dos años de crisis y habiendo dejado 400 familias en la calle, vació por completo la planta. Se llevaron desde maquinaria, hasta documentación legal importante, incluso ultrajaron ventiladores, sillas, mesas, y desmantelaron los baños. Rompieron por completo las instalaciones y hoy para comenzar la cooperativa, lxs trabajadorx unidxs deben comenzar de cero.

Lo alarmante es además la irregularidad de la producción de medicamentos que realizó el laboratorio en esta última etapa. Al respecto nos dijo Miriam Avila, directora técnica, responsable sanitaria de los productos que salen al mercado: “el 1 de marzo me prohiben el ingreso a la planta y yo informo tanto a la empresa como a la Asociación de Farmacias y Sindicales, que tenía parte del paquete accionario, y al Doctor Carlos Chiale, que es el administrador nacional de la ANMAT, la situación donde yo había dejado 8 lotes elaborados en cuarentena sin autorización de salida a la venta (…) La ANMAT a sabiendas no solamente no tomó los recaudos sino que permitió que estos medicamentos salgan al mercado con mi nombre“. Es decir que a partir de la convocatoria de acreedores con las nuevas autoridades, la empresa siguió comercializando productos no a nombre del laboratorio sino a nombre de la directora técnica que ya no formaba parte de la planta. Denuncian que hay al día de hoy en el mercado argentino 110 millones de pesos en medicamentos que no están autorizados correctamente.

Por su parte Bruno Dimauro, otrx de lxs trabajadores afectadxs, calificó de “mafiosos” al grupo económico que ingresó en marzo, pues buscaron llevar la empresa a la quiebra para robar la maquinaria y los certificados. A partir del 24 de septiembre, con los últimos despidos es que se instala una carpa en la puerta de la fábrica con la intención de recuperarla y convertirla en una cooperativa. Si bien el juzgado de primera instancia no reconoció el derecho legítimo de lxs trabajdorxs a continuar con la producción, en segunda instancia el fallo ha sido favorable para poder mantener los puestos de trabajo.

No sería la primera vez en Argentina que trás el vaciamiento de una empresa son lxs trabajorxs organizadxs en cooperativa quienes aseguran no sólo continuar con la producción, en este caso de algo tan importante como medicamentos en su mayoría pediátricos, sino que además aseguran el sustento económico de muchas familias.

 

 

Deja un comentario

Top