LITO BORELLO: “ELLOS SABEN QUE NO ES EL PALACIO EL QUE RESUELVE, SINO LA MOVILIZACIÓN POPULAR”

[FM RIACHUELO 01/11/2018]  Lito Borello, el Secretario de Derechos Humanos de la CTEP, habló sobre la operación mediática del Diario La Nación contra los movimientos populares que se movilizaron el pasado 24 de octubre para exigir que no se apruebe en diputados el presupuesto impulsado por el Fondo Monetario Internacional. La nota, plagada de datos falsos, acusa a las organizaciones sociales de instigar a la violencia. Queda en evidencia la estrategia política del medio, que busca legitimar el accionar represivo, a la vez que invisibilizar el verdadero reclamo: que no se vote una ley que condene al pueblo al hambre.

FMR: ¿Qué análisis haces de la operación mediática de La Nación?

Lito Borello: Creo que hay que inscribirlo no en un ataque puntual, de La Nación y de otras notas, que tuvieron la intención de criminalizar y estigmatizar a las organizaciones y dirigentes y la actitud de resistencia social, no solo al presupuesto, sino a las políticas antinacionales y antipopulares del gobierno. Hay que inscribirlo en un nivel de gravedad que pone en riesgo la institucionalidad de la democracia. Están entrando en un tono de accionar, que ni siquiera justifica el contenido ideológico de derecha y de ricos para ricos como se suele decir, que es la característica mas puntual de gobierno. Me parece que la intención de llevar un modelo de dominación está trayendo grandes dolores y sufrimiento a nuestro pueblo y sectores más humildes. Lo de La Nación es de carácter estratégico para cuestiones de soberanía del país, están a tal modo lanzados que están haciendo que esté quebrado el estado de derecho, que la utilización de la justicia como una artillería en contra de los sectores populares, empiece a ser moneda corriente. La construcción de un enemigo interno de la francotiradora y mercenaria al servicio de los poderosos, de la ministra Bullrich, están cruzando un límite riesgoso, y hay preocupación en los sectores populares porque esto se advierte. No hay que hablar a quien agreden con nombre propio, hay que ver la gravedad que tiene el hecho en lo institucional. A esto se lo enfrenta con unidad, organización y mayor capacidad de lucha.

FMR: En la marcha detuvieron a dirigentes sociales y a inmigrantes, ¿crees que esto tiene que ver con la construcción de un enemigo interno?

LB: Si, las detenciones persiguen eso. La nota habla de que nosotros (como Organización Los Pibes) tuvimos una veintena de detenidos. No tuvimos detenidos. Pero les hubiera gustado tenerlos, creo que era el objetivo que estaba prefijado de antes. Hay declaraciones de Daniel Menendez de Barrios de Pie y de Emilio Pérsico de la CTEP, que antes de que se lleve adelante la represión, denunciaban que era evidente que había un escenario que anunciaba que venía una acción represiva. No solo una represión tradicional, porque después salieron a la caza de dirigentes puntuales. Detuvieron gente a 20 cuadras, en eso algunas cosas son hasta anacrónicas, como la detención del turco que no tenía nada que ver, y como queda evidente que fue una persecución y cacería, construyen personajes. El turco se convirtió en un terrorista internacional porque osó tener una foto del Che Guevara o simpatía con el proceso de Venezuela. Son cosas que tienen que ver con un clima de época que encuentra explicación al entender lo que pasa en Brasil, Venezuela, Honduras, en toda la región. Y Tambien de lo que pasa con los compañeros en Moreno, que secuestraron a una docente y la tajearon en la panza, las amenazas a Baradell, a otros dirigentes. En ese marco hay que inscribir estas notas. Hay una artillería comunicacional dedicada a un objetivo político de los poderosos. Desde ahí hay que hacer la interpretación, sino queda circunscripto a los dirigentes detenidos o a las organizaciones que nombra la nota. El objetivo es mucho más peligroso y pone en riesgo la democracia, donde corren riesgo nuestros hijos e hijas, y cualquiera puede caer bajo el estado gendarme y represor a condición de llevar adelante el modelo de hambre y saqueo.

FMR: ¿Cual crees que debería ser la respuesta de los movimientos populares frente a estos ataques?

LB: Hay que responder con notas y declaraciones, pronunciándonos y denunciando la actitud de fondo, de perseguir a las organizaciones, y hay que seguir en la calle, porque de ahí nos quieren sacar. Ellos saben que en definitiva no es el palacio  que resuelve sino la movilización y organización popular. La dinámica de estar atentos y movilizados, el ir creciendo en capacidad de autonomía e independencia y articulación en unidad entre distintos sectores. Va a haber declaraciones de organismos de derechos humanos y trabajaremos mucho con balances y asambleas, para discutir con los compañeros, y no permitir que el balance nos lo haga TN, una nota de La Nación o Clarín. Tenemos una muy fuerte tarea cultural política, ideológica y comunicacional que es que nuestros compañeros, y el pueblo en su conjunto haga el análisis en ese marco y no a partir de los diseños de los laboratorios comunicacionales del enemigo.

ENTREVISTA COMPLETA

Deja un comentario

Top