LA RESPONSABILIDAD ES DE LAS POLITICAS DE PERSECUCIÓN DEL GOBIERNO

[FM Riachuelo 23/11/2018]La represión Estatal continúa y se agudiza y las muertes las sigue poniendo el pueblo trabajador que lucha por sus derechos. El acceso a una vivienda digna, es un derecho constitucional que no le interesa cumplir a este Estado Capitalista, que asesina a quienes exigen politicas de Estado fundamentales para poder tener una vida que cuente con las condiciones mínimas.

Con motivo de la muerte del militante de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), que fue fusilado por la policía esta madrugada, en la localidad bonaerense de Ciudad Evita, partido de La Matanza, hoy las 17 hs se realizó una conferencia de prensa en la sede de la CTEP, en Pedro Echagúe 1265, en el barrio de Constitución, con una presencia multitudinaria de las organizaciones sociales.
Lamentablemente, no es la primera vez que nos toca ver de cerca una perdida en las organizaciones sociales, por casos de represión, y estas circunstancias tienen que ver con este modelo sitemático que aplica el Gobierno sobre la clase trabajadora y el campo popular, que lucha por tierra, techo y trabajo.Durante la conferencia de prensa, Belén Rosas de la OLP, expresó “La violencia del Estado esta madrugada llegó a un punto fatal y esa violencia del Estado está todos los días y los compañeros y comapñeras la sufren cotidianamente, la violencia de no tener un techo y de no saber que hacer con sus hijos y con sus hijas es cotidiana”.También, Lito Borello, Secretario de Derechos Humanos de la CTEP, fue contundente cuando dijo:“No son los momentos más faciles que uno tiene que transitar y sentir que nuestro pueblo y sus organizaciones tienen la capacidad, la generosidad y la inteligencia de entender que cuando nos golpean a uno nos golpean a todos, esto es claramente un símbolo de estatura que tiene nuestro pueblo, porque está claro que hay un enemigo y viene por nosotros y acá hay un solo culpable y son las políticas que generan estas desigualdades y estas injusticias”.

Ante una clara responsabilidad de este gobierno, que persigue al sector popular, el mensaje de solidaridad de los trabajadores deja en claro que la sangre derramada no será negociada y el pueblo, a pesar de ser oprimido, seguirá resistiendo.

 

 

Deja un comentario

Top