«EL NUEVO TENDIDO ELECTRICO DEBE HACERSE CON LA PARTICIPACION COMUNITARIA»

[FM Riachuelo 23/02/2019] En el programa Cazadores de Zonceras se entrevistó al asesor tutelar de cámara Gustavo Moreno, debido  que este martes a las 12 del mediodía en el segundo piso de Hipólito Yrigoyen 932, se llevará acabo una audiencia judicial por el tendido eléctrico de la Villa 21-24 de Barracas. Moreno es uno de los patrocinadores que representa a las nuevas autoridades de la Junta Vecinal de la Villa. Uno de los planteos que se exige desde la Asesoria Tutelar de Cámara es la participación comunitaria activa tanto de la formulación del proyecto como de su ejecución.

_ Cazadores de Zonceras: ¿Cuál es la  expectativa que tienen de la audiencia?

_ Gustavo Moreno: Las expectativas son muchas porque despues de 8 años de mucho trabajo y pasando por todas las instancias judiciales, se ganó finalmente el juicio. Que obliga al Gobierno de la Ciudad a establecer un plan adecuado eléctrico bajo pautas técnicas, que evite el riesgo para la comunidad de la Villa.

Creemos que el plan no puede ser absolutamnete técnico creado por especialistas, sino que debe  responder a una realidad comunitaria como es la de la Villa. Es importante que participe la comunidad, que tiene una junta vecinal nueva que debe participar. Nos parece que esto se cosntruye de arriba para abajo, y la participación comunitaria es una garantía constitucional y además se lo ha ganado el barrio.

_ CZ:  ¿Porqué es importante la participación de los que viven en el barrio para llevar adelante este proyecto?

_ GM: Porque primero  hay que establecer  cuál es el diagnóstico de consumo del barrio. Porque es un barrio que tiene sus propias necesidades, tienen negocios.  Aquí hay muchas entidades que deben responder. Por ejemplo, el suministro de electricidad la da Edesur, que garantiza hasta los transformadores, hay que ver cuantos transformadores se necesitan, si el suministro es suficiente.  Y esto es  un cálculo técnico que debe responder a las demandas del barrio. Y luego tenemos que la electricidad va de los transformadores hasta los pilares de los usuarios y esta es una garantía que tiene que dar  el Gobierno de la Ciudad, para que evite riegos y que lamentablemente ya tuvimos que lamentar. Y finalmente hay que ver como hacer para que los usuarios establezcan dentro de sus viviendas un tendido eléctrico acorde a sus propias  necesidades y como se va a solventar esa red eléctrica.

Y todo esto tiene que estar con pautas técnicas que  ya están establecidas  en una guía de diseño de suministro de electricidad que diseño, nada más y nada menos que el Ente Nacional de Regulación de la Electricidad. Por eso aca hay que sentarse,  no pelear, sino construir entre todos un tendido eléctrico que sea la base para la futura urbanización de la Villa 21-24.

_ CZ:  Ustedes tuvieron un juicio que duro 8 años ¿Cómo fue ese proceso de tantos años?

_ GM: Sí, la justicia es lenta y mala, hay que decirlo muchas veces. Por más que uno tenga su derecho y finalmente se reconocio. Fue un juicio que llevó mucho tiempo, donde hubo avances,  porque hubo resoluciones intermedias que obligó al gobierno a realizar determinadas obras pero que son todavias insuficientes. Estos procesos son muy complejos. Pero esto se tiene que hacer bien con la participación comunitaria, con la representación popular, que es lo más importante que se respete y que es ovbiamente una construcción barrial.

_ CZ: ¿Cómo fue el proceso de organización en el  barrio durante esos 8 años que duro el juicio?

_ GM: Fue bastante difícil porque hay intereses propios del barrio , distintas listas que compiten por la representación barrial, intereses económicos, distintos actores externos que también juegan en el barrio y las construcciones no son fáciles. Y esto es parte de la construcción política y de la participación.

Hoy la Villa 21-24 nose si es una de las más grandes, más que la 31 en estos momentos es una de las pocas Villas que no tiene un proyecto de urbanización y eso llama la atención. Sabemos que el interés del gobierno esta en aquellos lugares en donde  la urbanización va de la mano de emprendimientos urbanos que no lo tiene la 21-24.

La 21-24 tiene muchisimos problemas, tenemos muchos chicos con plomo en sangre, tenemos problemas de contaminación y falta de agua, tenemos problemas eléctricos, falta de vacantes primarios, un sin fin de problemas. Venimos trabajando mucho pero también creemos que en algún momento hay que sentarse con la otra parte que es el gobierno para buscar un consenso. Y esperemos que el gobierno este a la altura de los vecinos.

_ CZ:  ¿Hay antecedentes de un hecho como este, donde a partir de un fallo la justicia habilite este espacio de participación para la comunidad de la Villa 21-24 en la confección de este proyecto eléctrico?

_GM:  Yo creo que no hay muchos antecedentes. El antecedente más claro que hay, también lamentablemente por resoluciones judiciales, fue el de las relocalizaciones del caso Mendoza que es el caso del Riachuelo. Cada barrio ha tenido su mesa de trabajo, durante el mes pasado se ha trasladado gente de la 21-24 a Mundo Grúa muy cerquita del barrio. Hubo una pelea muy fuerte comunitaria y terrotorial para que los nuevos predios esten cerca del barrio. Estamos trabajando con los asentamientos en la calle la  Lamadrid en la Boca para compar los terrenos definitivos.

Es auspicioso mirar esto de una nueva justicia, que de alguna forma establezca la obligación de la participación, esto desde los vecinos de la Villa hasta los estudiantes secundarios que muchas veces reclaman participación en las reformas educativas.

Deja un comentario

Top