EL MERENDERO “MADRES EN LUCHA” ORGANIZÓ UNA OLLA POPULAR CONTRA LA VIOLENCIA INSTITUCIONAL

[FM RIACHUELO 15/05/2019] A 4 años y 5 meses del asesinato de Nehuén Rodriguez por parte de la policía, el merendero del barrio de La Boca, “Madres en lucha” organizó una actividad con olla popular de la que participaron familiares de víctimas de la violencia institucional y organizaciones del barrio.

Roxana Cainzos, la mamá de Nehuén, sigue pidiendo justicia y está a la espera de una resolución de la cámara de Casación que deje firme el fallo que condenó al oficial Castagnaso por homicidio. La referente del merendero denunció: “seguimos juntando víctimas en el barrio, ya sea por gatillo fácil u homicidio culposo, la policía sigue matando a nuestros pibes”.

El 8 de mayo fue el día contra la violencia institucional y los familiares de las víctimas de gatillo fácil marcharon hacia Plaza de Mayo. Las madres además decidieron organizar actividades territoriales, desde sus comedores y merenderos donde cotidianamente luchan contra el hambre.

En la actividad estuvo presente la mamá de Mauricio, el joven de 16 años atropellado el 29 de abril en la bajada del puente Nicolás Avellaneda, y que hoy pelea por su vida. La madre invitó a marchar este jueves 16 a las 18 hs desde cinco esquinas hasta el hospital Argerich para exigir justicia.

Ivon, la mamá de Juan Pablo Kucok, el joven asesinado por el policía Chocobar (recibido y felicitado por el presidente Macri), dijo que “aunque me cuesta levantarme todos los días por el dolor, sé que la lucha esta en la calle”.

Por último habló Angélica, la madre de Kiki Lescano: “el 8 de julio se cumplen 2 años del asesinato de mi hijo y el dolor es más grande ahora, después del tiempo sin justicia, que el día en que lo perdí”. La madre de Kiki denunció el desprecio y maltrato que el poder judicial ejerce contra las familias de los pibes asesinados por la policía: “la fiscal y los jueces nos miraban como pensando ‘¿que quieren estos negros de mierda?’. Seremos negros de mierda pero nos paramos frente a ellos y no tenemos odio ni rencor”.

Para finalizar Angélica expresó: “Cuando nos juntamos y nos damos este abrazo entre todos, sentimos mas presentes a nuestros hijos. Que sepan que no olvidamos y hasta nuestra última gota de vida vamos a seguir reclamando justicia por todos los pibes. Nuestros hijos se van a morir cuando no estemos más en la calle o no vayamos a una marcha en su memoria”.

 

Deja un comentario

Top