MARCHA MUNDIAL CONTRA MONSANTO

[17/05/2019] En medio de los preparativos que se están haciendo para este próximo sábado 18, en Rompe el Cerco Informativo entrevistamos a Julián Galeano, integrante de la asamblea organizativa de la Marcha Mundial contra Monsanto, que nos habló respecto de la importancia de la convocatoria a nivel internacional. Además mencionó que las miradas de muchos compañeros en otros países apuntan particularmente a Argentina, ya que en ella se expresan de manera muy fuerte las problemáticas que esta multinacional atrae, como los usos masivos de agro tóxicos, la producción transgénica o los monocultivos.

Por otro lado, se caracterizó a Monsanto como una de las corporaciones que acciona un modelo de producción impuesto por organismos de comercio internacional, los países más poderosos y la hegemonía económica mundial. Esta forma de agricultura depende del petróleo, razón por la que el precio de los alimentos se encuentra atado al valor dólar: “Los alimentos terminan cotizando en las bolsas de comercio de Chicago. Esta situación que a nosotros nos pasa por encima, ya que de estos valores el pueblo no ve un solo centavo, todas las ganancias van para los terratenientes millonarios, las grandes corporaciones y los poolles de siembra.”

Ahora bien, Julián plantea que hay otra forma de producir distinta a la que imponen desde el poder mundial. Ella consta en que la modalidad productiva sea la agroecología: “(…) una agricultura en la que no se utiliza veneno,  no se requieran insumos del petróleo y no esté influida por las condiciones mundiales macroeconómicas. Se busca que los organizamos de poder internacional no puedan tener injerencia sobre los valores de los alimentos, como sucede en la actualidad. De esta manera el mercado no será el que termine imponiendo el tipo de cultivos que hay que tener, los precios de los productos y lo que tenemos que comer.”

Por otro lado, el entrevistado habló respecto del rol que las organizaciones populares deben tener en esta problemática: “Es muy importante que cada organización tenga su rama en la que se dedique a incentivar la agricultura; sobre todo esta agricultura agroecológica que es una fuente generadora de empleo en un país como argentina.”

También se profundizó con respecto a la necesidad de poder desarrollar un proyecto nacional que garantice la logística  para los movimientos que produzcan en el marco de la lógica agroecológica. “En la actualidad si un productor agroecológico quiere vender sus productos en la ciudad termina siendo decomisado porque las leyes están amoldadas a los intereses corporativistas. Uno no puede acceder a comprar esa producción y tampoco el otro puede producir porque no tiene a quién venderle; hay un freno al momento de la comercialización”

Para finalizar, Julián destacó la responsabilidad que cada uno tiene en esta lucha por evitar que el poder económico internacional expresado en corporaciones como Monsanto tengan el control sobre nuestros alimentos, y así poder generar soberanía alimentaria: “Hay que dejar de ir al supermercado, tanto a las grandes cadenas como al chino, porque son los que venden lo que nos envenena, nos empobrece y nos deja sin trabajo. Es un acto político muy digno comprarle la producción a un productor agroecológico.”

La convocatoria a la Marcha Mundial en contra de Monsanto está fechada para el sábado 18 de mayo a las 15 horas en Plaza San Martín en Retiro, donde se encuentra la sede de la multinacional.

Deja un comentario

Top