“EL ALIMENTO NO ES UNA MERCANCÍA. EL ALIMENTO ES UN BIEN SOCIAL Y NO PUEDE SER UTILIZADO COMO HERRAMIENTA DE DOMINACIÓN DE LOS PUEBLOS”…

{FM Riachuelo, 08/06/2019} El programa Poetas Sociales (viernes de 17 a 18 hs) conversó acerca del concepto y la práctica de Soberanía Alimentaria, con Myriam Gorban, Licenciada en Nutrición y Coordinadora de la Cátedra libre de Soberanía Alimentaria,  de la Escuela de Nutrición de la Universidad de Buenos Aires. 

En un contexto nacional de hambre y miseria, se discutió  sobre el derecho que ofrece una alternativa para los sectores más golpeados por las políticas neoliberales que solo buscan enriquecer a unos pocos a base del saqueo y desgracia que sufren día a día las clases populares y el pueblo trabajador.

PS:-Nuestra organización viene dando el debate por la soberanía alimentaria, ¿cómo fue tu recorrido para ser una referente del tema?.

-MG– Soy de origen santiagueña, me recibí de maestra y vine con la mochila de la miseria de la provincia, me puse a estudiar sobre esto, la preocupación en esta carrera es eminentemente social, ahora mismo vengo de discutir estos temas en una Asamblea de la Federación de Graduados de Nutrición,  donde discutimos  sobre estos temas, sobre como  cuando la crisis aparece golpea la mesa, y quita de nuestro plato diario aquellos alimentos que más necesitamos y que forman parte de nuestra cultura. Creo y sostengo que en este país y en este momento se está violando el derecho a la alimentación que dice que es el Estado quien tiene la obligación de garantizar la alimentación sana, segura, soberana y  de calidad adaptada a las cuestiones culturales,  para todxs los ciudadanos.

En este momento desde el punto de vista del acceso económico nos llega un “plato envenenado”, que encima es un plato caro, nosotrxs estamos penando con el aumento desmesurado en los alimentos que comemos todos los días, no nos importa que saquen el impuesto al champán. Una de las propuestas es quitar el IVA a los alimentos básicos como leche,  carne y pan que es lo que comemos todos los días, lo que está en crisis es el modelo productivo.

El 70% de los antibióticos que se producen en el mundo,  se utilizan para engordar nuestros ganados, y el 60% de nuestra frontera agrícola, una de las tierras más ricas del mundo, se dedican a producir un “comoditie” que el mismo alimento que necesitamos nosotros lo usan para alimentar el ganado. Es  por nuestros alimentos que vienen, y modifican las estructuras de nuestros países, necesitan grandes extensiones de terreno y vienen por ello. Ya han saqueado el África y ahora vienen por América Latina, la crisis del modelo colonialista europeo está saqueando y vienen por nuestras riquezas. Lo que está en crisis en el mundo entero es la crisis de este sistema. Hemos detectado que traen muerte, hay madres que tienen agro tóxicos en la leche materna,  esto afecta a los niñxs principalmente,  han aumentado las enfermedades en las zonas fumigadas, por ello  esta crisis se resuelve de una sola manera” cambiado el modelo productivo”, debemos terminar con algunas cosas que creíamos extinguidas,  como los latifundios que se mantienen en nuestro país tal como se hacía en el feudalismo.

Existen experiencias de familias que en 200 hectáreas abastecen sus necesidades, hay un proyecto en Diputados de cinturones verdes alrededor de las ciudades, donde hoy se ubican productores pequeños que vienen del campo, ¡cuánto alimento fresco y sano tendríamos reproduciendo estos modelos de chacras!

Se están sumando a este proyecto varios municipios de las provincias en el país, e incluso en Uruguay,  para repetir esta experiencia de cambiar el planeta, para superar las tragedias climáticas que se están llevando poblaciones enteras. Esto es por el mal uso del suelo con un resultado final: una tierra sobreexplotada y desnutrida que no puede darnos alimentos sanos.

PS-Vos señalabas una profunda crisis alimentaria, ¿pansas que estos debates expresados en las organizaciones, o  en el Foro Agrario,  se recuperan en la agenda electoral?

MG:-Yo creo que siguen al margen, nosotros pasamos un acontecimiento importantísimo como el Foro Agrario,  el cual ha llevado a los distintos partidos políticos esta problemática, pero se ve que en un año electoral lo que más se discuten son los nombres y no los programas, no dicen cómo vamos a resolver esta situación, como la que expresan distintos Observatorios, donde el porcentaje de pobreza y desnutrición infantil es tremendo.  Existen propuestas de cambiar el horario del desayuno incluso en CABA que es la ciudad más rica del país, donde actualmente se sirve un desayuno a las diez de la mañana, y hay chicos que ya vienen sin cenar, por lo tanto las primeras horas de la mañana son  muy difíciles de llevar en el aprendizaje porque están esperando comer, por ello  no es una norma burocrática adelantar el horario del desayuno.

Este pueblo es solidario y si sobrevivimos a una crisis como la del 2001, fue por las estrategias  para combatir la crisis alimentaria, es un país soberano el que resuelve su política de alimentación y eso es lo que hay que lograr en este momento.

PS:-Analizando lo que está pasando en América Latina, y en Argentina, ¿cómo se ven las políticas que sostienen la soberanía alimentaria de nuestro pueblo?

MG:-Decimos no hay soberanía alimentaria sin soberanía política, lo primero que tenemos que saber es que pasa con la educación , la salud y la alimentación para saber si somos un pueblo soberano, estas son las tres patas importantes, un estado de bienestar se mide de esta forma. Nosotrxs tenemos ejemplos completos en 1996 en la Cumbre Mundial de la Alimentación, cuando participé,  se decía que el alimento es un bien social, y no puede ser utilizado como herramienta de dominación de los pueblos.

Ahora  por ejemplo nosotrxs en América Latina tenemos un bloqueo a Venezuela, ellos tienen la experiencia del monocultivo del “petróleo” como nosotros el de la soja, ellos abandonaron su condición de país agrícola para producir petróleo,  ahora es un país dependiente que importa con el dinero  del petróleo, sus alimentos. Los países en sus programáticas tienen que resolver su  problema de alimentación del pueblo, tienen que plantar hasta en una maceta o  en las veredas, seguir el ejemplo de Cuba en alimentación que está en la avanzada de la agro ecología, ellos  con la caída del muro quedaron aislados de la ayuda de los países socialistas,  y entonces desarrollaron  las huertas urbanas y peri urbanas cultivando hasta en las macetas, en la auto producción de alimentos está la respuesta.

En una reunión de la FAO se escuchó como habían resuelto el problema del hambre y la alimentación con este programa de cultivos, por ejemplo hasta las colinas en la salida de la Habana está sembrada de repollos, esto cambió su hábito cultural, ya que solo consumían frijoles, ahora está entrando sobre esta base de desarrollo,  el consumo de verduras, frutas y pescado. El reclamo no se mide solo en la necesidad sino en el desarrollo de sus riquezas naturales.

Cuando se ve que es posible se toman los ejemplos, como pasa en Misiones  y en el Gran Bs As  que se están realizando huertas en los Jardines de Infantes, donde aprenden a cultivar, y esto no lo van a olvidar nunca a pesar de estar en zonas urbanas,  por ello esto debemos incorporar a nuestra cultura, lo que nos dejaron nuestros abuelos.

PS:- Para  los que trabajamos con esta idea de soberanía alimentaria, ¿Cual es la diferencia con quienes plantean la seguridad alimentaria?.

MG:- Es muy distinto,  el derecho a la alimentación está en la Constitución de todos los países, la seguridad es el grado de inocuidad de los alimentos, pero el mercado no analiza este aspecto, los alimentos no están al alcance de todos por igual, inclusive hay trabajo esclavo detrás de la producción de éstos alimentos, esto el mercado no lo analiza pero nosotros sí, porque el término soberano es una definición política,  debemos preguntarnos ¿quien produce esos alimentos, es rentable, en qué condiciones se producen esos alimentos, hay trabajo infantil?.  Es muy importante saber eso, porque sino estamos “tiñendo” un producto noble, son dos conceptos:  el soberano  es el tratar de cultivar un pedazo de terreno como  pasa hoy en Gualeguaychù Entre Rìos,  que desarrolla las “plazas frutales”, es decir planta frutales en sus plazas  para que estén al alcance de la mano de todos. Es más accesible a nivel municipal que a nivel nacional,  porque se pueden apropiar de un lote municipal,  y asì  están produciendo toneladas de alimentos frescos  para entregar a los jardines, los hospitales y los geriátricos. Es decir llevan alimentos frescos y de calidad,  aportando a la salud y a reducir el costo en sus presupuestos, esta es la diferencia entre seguridad y soberanía.

PS:-  En el tema del comer sano hay algo de moda que tiene que ver con el acceso para quien lo puede pagar ¿que pasa con esto?

MG:- Producción agroecológica no es lo mismo que orgánicos, estos van a la exportación, son alimentos gourmet que pagan una certificación que los encarece. Lo que nosotros decimos es producción agroecológica que no se encarece, esto se ve en los feriazos que permitieron que aparezca un sujeto social nuevo que produce el 60% de lo  que consumimos, produce los alimentos que nosotros realmente consumimos: la lechuga,  la leche, el tomate, eso  y no la soja para alimentar ganado, sin especulación ni monopólica ni  transnacional.

Esto nos sucede con las grandes empresas, todo se reduce  al a producción de cuatro empresas que abastecen o desabastecen,  de acuerdo a su rentabilidad, esta es la realidad que tenemos, ellos manejan los precios y la concentración de producción, para terminar esto hay que subsidiar al pequeño productor que produce para  la autosuficiencia alimentaria,  y el excedente para nuestra gente. Pensemos ¿que terrenos tenemos libres? bueno, hagamos catastro y esos terrenos que sean para producir nuestros alimentos.

PS:-¿Como evaluàs la estructura económica actual de la Argentina, como dicen hemos sido el granero del mundo, què opinas sobre este concepto en relación a la soberanía alimentaria?

MG:- Vamos a tener que tomar el toro por las astas, cuando te hablan desde el nacimiento del Estado Nación de políticas,  te dicen  que hay que exportar más, con el criterio de la agro exportación y así descuidamos el mercado interno, nosotros florecimos cuando hubo mercado interno, precio justo,  pleno empleo y salario digno, que son la base para  terminar con la pobreza, pero si nosotros exportamos carne y no tenemos acceso a ella los que se benefician son los dueños de las vacas, una minoría del pueblo argentino, sumándole el costo de la carga,  el flete, por haber abandonado el traslado por ferrocarril se encarecen nuestros alimentos:  esto es estructural.

Al mismo tiempo si en vez de traer acelga desde el Norte nosotros cultivamos los cinturones verdes, las quintas y chacras alrededor de las ciudades, eso evitará  la desforestación para producir alimentos en cantidades reguladas.  Así con el comercio de cercanía evitamos el cambio climático que se produce por la contaminación de los combustibles,  acortando los recorridos de comercialización.

Menos supermercados y más alimentación con nuestra producción agroecológica y soberana, así seremos libres”.

Escuchà la entrevista completa

https://radiocut.fm/audiocut/myryam-gorban-lic-en-nutricion-esta-crisis-solamente-se-resuelve-cambiando-modelo-productivo/

 

Deja un comentario

Top