LAS HUERTAS COMO ESPACIO DE RESISTENCIA

[FM Riachuelo 25/07/2019] La producción de Cazadores de Zonceras viajó hasta el barrio Las Tunas del Partido de Tigre para entrevistar a quienes forman parte del “Frente de Huertas”. Conversamos con lxs integrantes de organizaciones de Punta Querandí, Peronismo 26 de Julio y Comunidad Pacheco para intercambiar saberes  sobre la construcción colectiva en la producción de alimentos sanos,  imaginaron un modelo de producción de alimentos que contemple las necesidades de nuestro Pueblo, el conflicto que llevan adelante en defensa de los humedales de Dique Luján y Villa la Ñata y también explicaron el trabajo que realizan en cada espacio comunitario.

Luego de una cálida conversación durante el almuerzo que prepararon lxs compañerxs, el equipo de FM Riachuelo montó la radio en el espacio donde todos los días lxs integrantes de la Organización Peronismo 26 de julio reflexionan y planifican su rutina de trabajo.

Durante la entrevista Valeria Gracia, coordinadora de Comunidad Pacheco contaba como fue el proceso que fueron recorriendo en la interpretación de algo tan elemental como es la alimentación: “empezamos a ver dos cosas, que por un lado era importante empezar a entender que el alimento podía llegar a los comedores pero no era el alimento que necesitábamos. Y por otro lado, empezamos a investigar e ir aprendiendo con mayor profundidad que en realidad comemos alimentos envenenados”.

Cinthia, forma parte del Peronismo 26 de Julio, contaba que ante la necesidad de complementar el salario social del Programa Hacemos Futuro generaron emprendimientos de distintos oficios como ser: carpintería, huertas, “nosotros creamos dignidad. Creemos en esta cultura del trabajo y sobre todo trabajar en cooperativismo. Por eso seguimos resistiendo en este Programa Hacemos Futuro, el Gobierno busca que vos te vayas por la propia. El trabajo de huerta es vincularse con el otro y ser solidario, así que estamos en esa pelea. A esta idea se sumo Luis, del Peronismo 26 de Julio, “Me parece que es una lucha social organizada que solamente da frutos cuando todxs nos vinculamos. Y esa lucha a veces tiene que ver con el trabajo que se hace en estos lugares, en la huerta con las distintas actividades que tomamos a lo largo del año; y después las veces que tenemos que salir a reclamar en la calle para que no nos borren de un plumazo”.

Por otro lado, Luz de Comunidad Pacheco contaba: “Cuando me acerqué entendí que con la huerta podía aprender un montón de cosas.  Y que el espacio además de aprender a cultivar, me permitía acceder a conocimientos que podía aplicar en cualquier cosa. Comunidad Pacheco es un espacio donde aprendo sobre huerta, pero que además comparto con mis compañeros. Además encontrarme que en una asamblea podíamos  sentarnos todxs y tener una reflexión política sobre de donde viene la comida que comemos, cómo la queremos producir. De repente me encontré en una huerta donde aprendía mucho más que huerta y donde empecé a pensar en reflexiones políticas sobre las cosas y que era algo que no había encontrado antes en otro espacio”.

Matías, de Comunidad Pacheco habló de la necesidad de generar los espacios de huerta: “la huerta es un espacio de resistencia en el que se pelean un montón de cosas, nos resistimos a que la verdura que comemos todos los días esté cargada de agrotóxicos que nos enferman y nos acortan nuestra realidad y esperanza de vida. Resistirse también  a que las cosas se tienen que hacer de manera individual, que el espacio de huerta es un espacio comunitario donde te vinculas con el otro y trabajas con el otro y compartís con el otro. Es una espacio de resistencia también a lo que tiene que ver con permanecer en el territorio y en la tierra, el hecho de estar en un lugar y trabajar tu tierra, enamorarte de tu tierra en cierta forma: trabajarla, cultivarla, cuidarla, conocerla. Tiene que ver con un arraigo y un permanecer. Resistir en la tierra de la cual te quieren sacar. Y todo esto además es una lucha que se da en el marco de una lucha general donde está la necesidad de resistir desde la producción de alimentos sanos, desde la organización de agricultores, campesinos y campesinas que siguen trabajando su tierra desde lo chiquito, desde lo escondido. Son los que están resistiendo y finalmente sosteniendo la alimentación de todos.

Escucha la entrevista completa:

Top