HOMENAJE POPULAR AL GENERAL SAN MARTÍN

[FM Riachuelo 19/08/2019] Desafiando lluvia y granizo, un conjunto de organizaciones comprometidas con la causa sanmartiniana se convocó esta mañana a las puertas de la Catedral de la Ciudad de Buenos Aires, en la Plaza de Mayo, donde reposan los restos del Libertador. Entre banderas y ofrendas cargadas de consignas, durante el encuentro los participantes compartieron las motivaciones para un homenaje en unidad y sus miradas sobre un contexto político que claramente pone sobre la mesa la cuestión de la dependencia y la lucha emancipatoria.

Antes de improvisar el acto en la puerta de la Catedral, una comitiva de militantes de las distintas organizaciones, se arrimó al Mausoleo de San Martín cubriendo su base de las ofrendas y consignas sentidas por un Pueblo que atraviesa una compleja situación. Mientras tanto, Julio Cesar Urien, histórico militante sanmartiniano, acompañaba ritual con unas palabras: “homenajear a San Martín es relevante frente a un gobierno que ha entregado y saqueado nuestra Nación. Los objetivos que llevaba adelante el Libertador hoy siguen en el mismo lugar, tenemos el desafío de estar a la altura de todos los que han dado su vida por la Independencia”.

Así pasaron por los micrófonos compañeros y compañeras de la Agrupación Envar El Kadri, de la Organización Social y Política Los Pibes, la Corriente Política 17 de Agosto, las Organizaciones Libres del Pueblo, el Peronismo 26 de Julio y del Socialismo Sanmartiniano por la Independencia Nacional. La apertura estuvo a cargo de Walter Correa, referente de la Corriente Federal de Los Trabajadores que dejó en claro el carácter que cobró la convocatoria: “Este es un homenaje del Pueblo”.

Por su parte, el Gaucho Yaquet de la 17 de Agosto, rescató la elección que el voto popular convirtió en un contundente plebiscito contra el gobierno de Macri: “a partir de ahora tenemos desafíos enormes, porque ahora tenemos la tarea de transformar esa expresión popular de las urnas en un proyecto de liberación. Y esa es sin duda la tarea de nuestra militancia”.

El cierre del acto estuvo a cargo de Lito Borello, de la Organización Social y Política Los Pibes y Secretario de Derechos Humanos de la CTEP, que remarcó “que la región vive un momento de recolonización. Por eso más que nunca es necesario juntarse en los barrios a resignificar ese abrazo entre San Martín y Bolivar en Guayaquil”. Además, refiriendo a la actual coyuntura de crisis social y política empujada por la reciente corrida cambiaria, Borello señaló que “es el poder fáctico contra el que deberemos pelear. Si los trabajadores no son la columna vertebral y la cabeza del movimiento, no se va a avanzar en las transformaciones que necesitamos”.

Ya con el Sol despidiendo a los militantes, el Mausoleo volvía a un silencio de “Alerta” con un Pueblo que claramente se mostró otra vez, frente al Libertador, dispuesto a movilizarse. A sus pies, una ofrenda rezaba: “cuando la Patria está en peligro todo está permitido, excepto no defenderla”.

 

Top