EL PUEBLO PELEA

[FM RIACHUELO 11/09/2019] En un contexto de profunda crisis económica, el pueblo organizado sigue demostrando que resiste en las calles. Las organizaciones sociales ocuparon el centro porteño desde temprano para visibilizar la situación de extrema urgencia que transitan los sectores populares, que son los más golpeados por las políticas de exclusión del gobierno. Los movimientos sociales instalaron ollas en Plaza de Mayo junto a los docentes que, en el día del maestro, se sumaron al reclamo por la Emergencia Alimentaria, bajo la consigna “con hambre no se puede aprender ni enseñar”, mientras otro grupo concentraba frente al Ministerio de Desarrollo Social. Mañana más organizaciones se concentrarán en Congreso para exigir a los legisladores el tratamiento de la ley de Emergencia Alimentaria.

El pueblo, inteligente y consiente, viene expresando de diversas formas y con toda contundencia que Macri y su gobierno deben irse, no sólo con la movilización sino también a través de los acotados canales que la institucionalidad vigente permite, tal como los resultados de las PASO demostraron el pasado 11 de agosto. Sin embargo, el gobierno débil y carente de legitimidad, pretende mantenerse en el poder a través de la represión social y ejerciendo la violencia contra los y las que protestan, como lo ha hecho hoy en las inmediaciones del Ministerio de Desarrollo Social en la avenida 9 de julio de la ciudad de Buenos Aires. El estado, ausente para garantizar derechos, se hace presente en cada rincón del país para reprimir las expresiones de resistencia y organización de los trabajadores.

En nuestro programa Cazadores de Zonceras, a través de las corresponsalías populares, dialogamos con compañeros de Chubut y Córdoba donde los trabajadores demostraron que es en las calles donde construyen poder popular. Desde el sur de nuestro país, el corresponsal David Cejas, relató cómo patotas del sindicato de petroleros privados golpearon a docentes que cortaban una ruta provincial para pedir que les paguen sus salarios: “el ministro de gobierno Federico Massoni, se va a tener que presentar a la legislatura de Chubut para explicar por qué entre las 3 y 4 de la madrugada hubo una ausencia policial que facilitó la agresión a maestras”. Este episodio dejó en evidencia cómo el sistema, encuentra nuevas maneras de someter al pueblo, en este caso, tercerizando la represión social, para después instalar el mensaje de que hubo un enfrentamiento entre los propios trabajadores o de “pobres contra pobres”.

Por otro lado, Jeremías Rassi, corresponsal popular de Fm La Ranchada, explicó cómo fue el proceso de lucha del Sindicato Luz y Fuerza de Córdoba que terminó con represión, heridos y trabajadores detenidos: “activistas del gremio fueron reprimidos en inmediaciones de la empresa provincial de energía. La columna se dirigía a entregar un petitorio para demandar una actualización salarial y cuando se acercaron las fuerzas policiales impidieron el acceso de los dirigentes y comenzó a reprimir, hubo un enfrentamiento con piedras y bombas de estruendo, que terminó con Gabriel Suarez, secretario General de Luz y Fuerza, con una bala de goma en la cabeza, y con más de 10 detenidos”. Los trabajadores denuncian que la intención del gobierno es privatizar la empresa que presta el servicio de energía eléctrica, para seguir enriqueciéndose a costa de la precarización y con los recursos de todas y todos los cordobeses.

A pesar de las limitaciones de una línea dirigencial que no expresa los niveles de conciencia y unidad existentes en las bases, que las organizaciones construyen cada día a través de las manifestaciones masivas cotidianas, nuestro pueblo se manifiesta y estructura las respuestas en el territorio, en el barrio, con salud, educación y trabajo, asegurándose que lo que este estado putrefacto no garantiza pueda ser construido con organización popular.

Top