DÍA MUNDIAL DEL HÁBITAT: “NO PUEDO SER FELIZ, SI TODXS LXS COMPAÑERXS NO TIENEN LA VIVIENDA PROPIA”

El primer lunes de octubre, cada año desde 1985,  se celebra el Día Mundial del Hábitat. En la Ciudad de Buenos Aires, un diverso arco de organizaciones nucleadas en el Colectivo de Hábitat se convocaron frente al Congreso Nacional para seguir impulsando y visibilizando la necesidad de nacionalizar y universalizar la Ley 341 de la Ciudad de Buenos Aires. “La 341” como la nombran los que la conocen, a pesar de haber sido sistemáticamente hostigada y desfinanciada por el macrismo porteño, fue una conquista de organizaciones populares que lograron algunas experiencias que demuestran que la construcción social del hábitat, y el acceso a la vivienda, son posibles mediante procesos de autogestión, con lxs vecinxs organizándose en cooperativas y haciendo barrio, además de sus casas.

Durante la jornada, estas experiencias de lucha pasaron por los micrófonos de la radio abierta a cargo de nuestra FM Riachuelo. Una plaza de los Dos Congresos, enarbolada de consignas que exigían “Vivienda Digna” y “Tierra, Techo y Trabajo”, escuchó primero el testimonio de Martín Velásquez, integrante de la Mesa de Habitat de la Organización Los Pibes de La Boca: “Seguimos celebrando y resistiendo. Demostramos que la unidad y el Pueblo organizado es el que da solución a la problemática de Hábitat, que no implica solamente vivienda.”

Uno de los momentos más emotivos de la actividad se vivió cuando tomó la palabra Blanquita Ortíz, histórica militante de la Federación de Cooperativas Independientes, quien destacó que aunque ya había conquistado su vivienda “No puedo ser feliz. Mientras todos los compañeros no puedan tener la vivienda propia, yo no puedo ser feliz. Mientras yo esté en este mundo seguiré luchando por la vivienda digna. La ley 341 es un derecho.”

Por su parte, Carmen López del MTL rescató el profundo carácter contracultural que implica la construcción colectiva de la vivienda: “Todo lo que hemos sido capaz de construir ha sido organizados y unidos. No es fácil. Construir barrios es construir poder popular, y construir hábitat es construir contracultura de una sociedad que nos rechaza. Debemos sentirnos orgullosos de la experiencia que venimos haciendo”

En el mismo sentido se expresó Néstor Jeiffetz del MOI: “La unidad es imprescindible. La propuesta de ley nacional conlleva contenidos anticapitalistas. Para que nuestro pueblo materialice los derechos, hay que transformar el sistema. El patrimonio estatal debe ser para materializar las necesidades de nuestro pueblo”

Por último Jorge Mora del FTV señaló que la gestión de Cambiemos es uno de los responsables de generar un contexto donde el sector popular esté en una situación de vulnerabilidad al momento de reclamar por sus derechos: “este gobierno entregador, que no le dio respuesta a las cooperativas, que no le dio respuestas al campo popular. Tenemos que luchar por una democracia real que no tenga presos por luchar. ¡Reclamamos la libertad de Milagro Sala y del compañero Luis D’Elia!”

Las organizaciones que formaron parte de esta convocatoria fueron el Movimiento de Territorial de la Liberación (MTL), Movimiento de Ocupantes e Inquilinos (MOI), Federación de Cooperativas Independientes, Organización Social y Política Los Pibes, Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE), Frente de Trabajo y Vivienda FTV), Federación Todos Juntos, CTA Autónoma Nacional, Juventud de la CTA Autónoma, CTA Solano, Cooperativa Independiente Ley 341, Asamblea Plaza Dorrego, Unión de Trabajadores de la Vía Pública, Corriente Sindical Carlos Chile, Cooperativa Tierra del Fuego, Radio Sur, Mujeres en Lucha por la Vivienda CABA Constitución.

Escuchá los testimonios completos acá

Top