LITO BORELLO SOBRE “LA MECHA CORTA” EN LA ARGENTINA

[FM Riachuelo 07/11/2019] Esta tarde, en conversación con FM Riachuelo, Lito Borello, Secretario de DDHH de la CTEP se refirió a las repercursiones generadas por los dichos de Juan Grabois, referente de la CTEP, sobre la situación social de “mecha corta” en la Argentina.

FMR: ¿Qué pensás respecto de los recientes dichos de Juan Grabois que además, como en otras oportunidades, generaron coberturas animosas de parte de los medios y controvertidos comentarios desde diversos sectores?

Lito Borello: En principio quiero mandar nuestra solidaridad con el compañero Juan Grabois. Consideramos que son afortunadas sus opiniones, y las compartimos desde una gran parte de los movimientos populares que fuimos construyendo esta manera de pensar a partir de ver las injusticias contra las que tuvimos que lidiar estos últimos años. Desde ya que el ataque a él por parte de los medios son formas de atacar a las organizaciones sociales y a sus dirigentes que estos últimos años han encabezado, han sido la punta de lanza de la resistencia y han hecho posible que este gobierno se tenga que ir. Nos hubiera gustado que fuera antes, pero tuvimos que esperar cuatro años para que en la batalla electoral perdieran como perdieron. Si no hubiera habido la resistencia de los movimientos populares, de los movimientos de trabajadores seguramente se hubieran quedado por muchas años más.

 

FMR: ¿Qué opinión te merece la idea de que el problema de la Argentina no es su crecimiento, sino su redistribución de la riqueza?

L.B.: Las opiniones de Juan son afortunadas, el análisis es correcto: La Argentina es un país rico y el problema es la redistribución de la riqueza. Los últimos 4 años llevaron la miseria y la pobreza a un nivel insoportable. Es obvio que ahora hay una expectativa y una esperanza a partir de la asunción del nuevo gobierno. Y esa esperanza va a estar esperando respuestas claras, rápidas y decididas en un país rico, que tiene un producto bruto importante; y en el que lo que hacen falta son políticas reparadoras.

FMR: ¿Cuáles crees que tienen que ser esas políticas reparadoras de las que hablás?

L.B.: Creo que las políticas reparadoras tienen que convertirse en un programa sintetizado en las 3 T (Tierra, Techo y Trabajo). Es un programa político que la CTEP viene impulsando desde hace ya un tiempo largo y creo que sintetiza de alguna manera las necesidades urgentes que el gobierno tiene que atender. Me parece que hay una gran desigualdad, una gran asimetría en la distribución de la tierra, tanto sea para vivir como para producir. Respecto de la última T, es un problema que se soluciona con la generación de trabajo digno para todos, donde cada trabajador tenga derechos. Obviamente también esperamos que en este próximo tiempo la dignidad de nuestro Pueblo alcance un nivel mucho más alto del que tuvimos estos últimos años.

FMR.: En algún momento de su discurso Juan Grabois también menciona el rol de la Ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, en algo que logra generar el gobierno de Cambiemos que le llama la “institucionalización de la crueldad”. Como Secretario de DD. HH. de la CTEP, ¿qué reflexión te genera esa afirmación?

L.B.: El mal gobierno de Mauricio Macri generó una situación de vulnerabilidad  de los sectores populares donde se ha roto el estado de derecho y el contrato social también. En los sectores más humildes esto se ha agravado con una Ministra casi convertida en una francotiradora, una mercenaria al servicio de la construcción de la cultura del miedo y del terror, que estigmatiza, criminaliza y persigue a las organizaciones y a los dirigentes populares. En otro país la verdad que no debería estar siendo Ministra una persona así, sino que debería haber sido llevada a la justicia por apología. El Gobierno de Cambiemos como en otras partes de América Latina como en Brasil con los Bolsonaros o en Chile con los Piñeras, ha impulsado políticas neoliberales que están muy lejos de lo que uno consideraría que es democracia. Y por supuesto que sin justicia social, no hay paz ni democracia. Está claro que este gobierno ambas cosas las ha dejado de lado.

 

Top