«PLAN NAVIDAD»: UNA EXPERIENCIA DE ORGANIZACIÓN POPULAR Y SOBERANÍA ALIMENTARIA

[FM Riachuelo 30/12/2019] En unas fiestas donde todavía se sufren las consecuencias de los 4 años de neoliberalismo, miseria y endeudamiento contra los más humildes, urge el desafío de lograr que los trabajadores de la Economía Popular, principales apuntados por el ajuste macrista, alcancen unas fiestas dignas para sus familias y sus barrios.

Una parte de este desafío intenta atender el nuevo gobierno de Alberto Fernández, acordando con las organizaciones de la Economía Popular (EP) un bono-aguinaldo de fin de año para sus trabajadorxs alcanzadxs por el Salario Social Complementario (SSC). Pero también la creatividad y organización popular encaró esta tarea pensando especialmente en varixs compañerxs trabajadorxs de la economía popular que, por cuestiones de desprecio burocrático –otro regalito del macrismo– aún no alcanzan el derecho al SSC conquistado con la Ley de Emergencia Social del 2016.

En la Boca y Avellaneda la Organización Social y Política Los Pibes, habitualmente distribuye entre sus compañerxs, trabajadores de la EP, un complemento alimentario a los ingresos de las familias que se financia con programas alimentarios del Estado. En los últimos años la organización decidió, con esos fondos, realizar todas las compras a experiencias de la EP, más preocupadas por bancar el trabajo de lxs compañerxs y generar soberanía alimentaria que por aumentar los beneficios de un puñado de empresas que cartelizan la producción y comercialización de los alimentos.

Este año además, atenta al contexto de crisis que atraviesan sus familias, la Organización Los Pibes elaboró un «Plan Navidad» donde, además de adquirir los insumos en las fábricas recuperadas y comercializadoras solidarias con las que viene articulando, apostó a la producción en manos de sus propios compañerxs. El Pan Dulce y las pastas artesanales, habituales en el bolsón navideño de la Organización, fueron producidos por lxs trabajadorxs de la EP que aún no cuentan con SSC ni bono de fin año. Con aportes de trabajo solidario de otrxs compañerxs, y la inestimable generosidad del Hogar Juan XXIII de Gerli que facilitó instalaciones y el conocimiento del cumpa Moncho, se alcanzó un precio justo, por debajo de los valores de mercado, que permitió un producto artesanal de calidad y la autogestión del bono navideño para todxs lxs laburantes.

Para tomar nota: una nueva evidencia del papel que juega la organización popular que, con autogestión y solidaridad, muestra con experiencias concretas que es posible salir de la crisis generando trabajo y soberanía alimentaria en la misma jugada. Complementándose’ además, con la utilización inteligente y transparente de políticas públicas que la lucha reciente por la Emergencia Alimentaria volvió a poner en el centro del debate público y en el marco de la propuesta de un Plan de Argentina Sin Hambre.

MIRÁ EL INFORME RIACHUELO AUDIOVISUAL AQUÍ

Top