11 AÑOS DE LA DESAPARICIÓN DE LUCIANO ARRUGA: «NECESITAMOS EMPEZAR A VER SOLUCIONES CONCRETAS QUE LXS PIBXS ACCEDAN A SUS DERECHOS Y NO SEGUIR VIENDO LAS CRUELDADES QUE VEMOS EN LOS BARRIOS»

[FM Riachuelo 31/01/2020] En el dia de hoy se cumplen 11 años de la desaparición de Luciano Arruga. El caso, que es el de tantos pibes y pibas pobres de la Argentina, sigue impune. La criminalización de los jóvenes en los barrios populares va descubriendo el velo, con insistente crueldad cotidiana, de un sistema organizado para reprimir los anhelos de cambio y justicia social en las sociedades “democráticas” de nuestros tiempos. El rol de las fuerzas de seguridad y la urgencia de construir un futuro digno para los pibes y pibas es parte de la agenda de movimientos sociales y familiares de víctimas, pero a la que los gobiernos siempre llegan tarde –cuando no la niegan y la meten bajo la alfombra de la complicidad mediática–.

En la previa de una nueva marcha para exigir justicia por Luciano Arruga, en la FM Riachuelo conversamos con Vanesa Orieta, hermana de Luciano, militante de una lucha de 11 años contra lo más perverso del poder.

FM Riachuelo: ¿Cómo se  preparan para esta marcha del día sábado?

Vanesa Orieta: Ya venimos hace algunas semanas preparándonos, organizando todo para generar este evento. Para nosotras y nosotros es muy importante  recordar a Luciano una vez más en una fecha  aniversario. Es un momento más en donde seguimos exigiendo que se condenen las responsabilidades materiales, judiciales y políticas por la desaparición de un pibe de 16 años que vivía en un barrio humilde del partido de La Matanza. Por supuesto que,  todo eso se va organizando en la medida que también vamos atravesando situaciones de dolor, angustia y de mucha bronca. Porque estamos hablando de once años en los que esta familia ha atravesado diferentes situaciones violentas, horrorosas, pero que con la ayuda de mucha gente solidaria de muchas organizaciones sociales, políticas y organismos hemos logrado afrontar y seguir adelante. Así que, es una nueva posibilidad de encontrarnos con muchos compañeros y compañeras, pero también, con familias que denuncian la represión estatal como una metodología que se llevó adelante por los diferentes gobiernos constitucionales.

FMR: ¿Qué significan estos once años de lucha?

VO: Caminar rodeadas, me refiero a  mi mamá, abuela, tía y a mis hermanos, es avanzar en este proceso con muchas contradicciones, entendiendo esas contradicciones y tratando de hacerlas visibles y que toda la sociedad pueda entender, en esta maraña que entramos los familiares que denunciamos la represión estatal.  ¿Y por qué digo esto?  porque nosotrxs seguimos exigiendo acceder a la verdad y a la justicia. Seguimos pidiendo que se condenen las responsabilidades materiales, judiciales y políticas, pero al mismo tiempo, entendemos que una desaparición  forzada se extiende en el tiempo porque éstas personas, actores, instituciones dan el aval para que ese sector social o esas personas determinadas que están siendo criminalizadas, discriminadas, o en este caso particularmente, Luciano, se mantengan desaparecidxs. Al mismo tiempo, son los mismos actores en esas instituciones de poder lxs que permiten que se enquiste la impunidad  a lo largo de todo el recorrido de las causas judiciales, donde se denuncia represión estatal.

En ese punto, la contradicción es muy grande, exigir justicia a quienes son los responsables de generar impunidad y de haber dado lugar a que Luciano estuviera cinco años y ocho meses desaparecido, es eso lo que sigue haciendo ruido en nuestra cabeza. Entendemos igual que, se hace necesario seguir caminando para mostrar que llevamos once años y que nos pesan estas contradicciones y que a quienes les pedimos justicia son los responsables de no investigar. Esto queda evidenciado en la causa de Luciano, porque a once años todavía la causa de desaparición forzada  se mantiene en etapa de instrucción, es vergonzoso y estamos hablando de  impunidad necesaria para seguir invisivilizando las situaciones de represión estatal y de esta forma no condenar las responsabilidades que se merecen condenar. Estos once años nos dejan la posibilidad de seguir mostrándole a esta sociedad que no se puede mantener a once años de desaparición, una causa en etapa de instrucción con todos los policías trabajando en diferentes funciones y en diferentes comisarias eso es realmente desalentador para un sistema democrático.

FMR: ¿Qué expectativas, mirada tienen con esta nueva gestión en cuanto a las políticas de seguridad?

VO: Con toda sinceridad, a mí me parece muy cruel a esta altura del partido seguir pidiéndonos que depositemos esperanzas en un proyecto, cuando en realidad me parece que, hace muchos años que lo que necesitamos es empezar a ver políticas concretas, reales. Las personas que trabajamos, que militamos, que nos relacionamos con los barrios de la provincia de Buenos Aires, pero que también salimos de la provincia de Buenos Aires, que recorremos otras provincias, que entramos a las barriadas, que vemos las niñeces, juventudes y las adolescencias, sabemos claramente de lo que hablamos cuando estamos hablando de pobreza. No nos podemos mentir. Los que pisamos los barrios y sabemos que la pobreza está haciendo estragos y que atraviesa la vida de las personas de una forma muy cruel, cargada de horror y de violencia y que eso va conformando las subjetividades de nuestras niñeces, juventudes y nuestras adolescencias. Y a todo eso, se le suma que lamentablemente vivimos en una sociedad que discrimina y criminaliza los sectores pobres y especialmente a las juventudes pobres y que tampoco todo esta situación hay que desprenderla de otra problemática que sufrimos y que es la problemática de inseguridad, muy bien aprovechada por los diferentes gobiernos constitucionales para poco a poco implementar políticas represivas de control y de disciplinamiento. También las personas que militamos, que  trabajamos en los barrios, sabemos que son direccionadas a un solo lugar: a los barrios pobres. En este sentido, más que tener esperanza, lo que tenemos que hacer como sociedad es empezar a creernos nuestro rol que es muy importante y  es un rol de presión, de denuncia de estar en la calle, de visibilizar todas estas cuestiones. Más que esperanza, necesitamos empezar a ver soluciones concretas, que lxs pibxs empiecen a acceder a sus derechos y no seguir viendo las crueldades que a cotidiano vemos en los barrios. No acceder a la educación, vivienda, salud,  eso lo vemos y  está haciendo estragos en la vida de las personas que viven en los barrios pobres. A estas violencias institucionales muy variadas se le suma la mirada criminalizante y discriminadora, las políticas represivas que terminan con fusilamientos, desapariciones forzadas, torturas, encarcelamientos, esto es lo que no podemos sostener con una mirada esperanzadora. Quiero que me asombren las propuestas y que esas propuestas sean revolucionarias y subversivas y que también entiendan que, más allá  de los actores políticos hay un montón de otros actores que están poniendo los pies y el cuerpo en las barriadas y que saben de una realidad que deberían  trasmitirles a los sectores políticos para trabajar en conjunto.

ESCUCHA LA ENTREVISTA:

https://ar.radiocut.fm/audiocut/vanesa-orieta-quiero-esas-propuestas-sean-revolucionarias-y-subversivas/

Top