LITO BORELLO: “SI NO HACEMOS CAMBIOS ESTRUCTURALES, EN ESTE SISTEMA NO HAY MÁS QUE PROYECTOS DE MUERTE”

[FM Riachuelo, 07/08/2020] Lito Borello, Secretario de Derechos Humanos de la UTEP, al aire de «Rompé el Cerco», hizo un recorrido sobre el significado de San Cayetano en la religiosidad popular, resaltó el espíritu de lucha del pueblo boliviano frente a un poder fáctico que no pretende dar el brazo a torcer, y calificó la reciente condena a Luis D’Elia como «un ataque a los íconos de los movimientos populares». Como lectura general, expresó: “si no hacemos cambios estructurales, en este sistema capitalista, no hay más que proyectos de muerte”.

La entrevista comenzó con un recorrido histórico alrededor del significado de San Cayetano, que siempre estuvo ligado a las luchas populares, y que hace cuatro años resurgió para combatir el neoliberalismo: «el sentimiento religioso de nuestro pueblo inclusive trasciende lo católico del símbolo, habla de una religiosidad popular que une Santa Evita, Santa Gilda y San Cayetano, y que lo convierte en un eje vertebrador de la unidad necesaria en ese momento para pelear nada menos que contra el macrismo. Ese es el San Cayetano que uno reivindica, independientemente de las coyunturas políticas e institucionales”, explicó Lito.

Por otro lado, analizó la situación actual de la región, que se encuentra con un poder fáctico en alza: «en la región de Nuestra América hay un proceso de reconolonización. Los poderosos, independientemente de algunos cambios institucionales, siguen haciendo ejercicio de su poder». Sin embargo, resaltó que del otro lado hay un pueblo que no deja de luchar por sus derechos y contagiar solidaridad: «las ollas populares, en esta última camada, en medio de una pandemia, de una guerra híbrida, de una guerra de colores; en medio de todo eso, son realmente un bálsamo para fortalecer la esperanza».

Sobre esta línea, opinó sobre las declaraciones de Arturo Murillo y Luis Fernando López, Ministros de Gobierno y Defensa de Bolivia, que señalaron que si el pueblo boliviano continúa manifestándose, no les temblará el pulso en comenzar a reprimir: “acá se ve, sin ninguna manera de ocultarlo, como marchan Estados fallidos. A los distintos sectores del poder real ya no les interesa sostener, ni siquiera en apariencia, las legalidades de lo que conocíamos como las democracias. Se avanza a un nivel de represión directo, como lo manifestó directamente desde un estamento del gobierno. Y se avanza, lamentablemente, a escenarios de Estados fallidos de América Latina, que generan la mejor condición para el ejercicio del poder fáctico… lo dicen sin ningún corta pizza: van a ir a reprimir al pueblo».

Por último, opinó sobre la reciente decisión de la justicia de confirmar la condena de Luis D’Elia, por la toma de la comisaría número 24 del barrio porteño de La Boca, el 26 de junio de 2004: “está claro que le pegan a los íconos, a la representación de los movimientos populares, a aquellos que, aún por sobre matices que podamos tener, siempre han decidido estar en la primera línea de combate; inalterablemente, en la defensa de los sectores populares”. Por eso, teniendo en cuenta que las instituciones tradicionales responden sólo a los intereses de los poderosos, cerró: “al poder fáctico sólo se le puede ganar desde el poder popular, lo cual implica que todas estas cosas no se resuelven en el palacio, se resuelven en la calle; se resuelven con poder popular”.

ESCUCHÁ LA ENTREVISTA COMPLETA ACÁ

Top