DÍA DE LA NIÑEZ EN LA BOCA: GRACIAS A LA ORGANIZACIÓN POPULAR Y LA SOLIDARIDAD

[FM Riachuelo, 16/08/2020] Desde muy temprano, las compañeras y compañeros de la Organización Social y Política “Los Pibes” estuvieron armando los preparativos de lo que fue un día de la niñez que, a causa de la pandemia, no fue como los demás; esta situación tuvo como reacción un brote de solidaridad para que lxs niñxs no se queden sin la alegría de su día, y reciban el afecto y la contención que tanto necesitan, pero que el aislamiento a veces puede limitar. Por esto, a las 15hs, se abrieron las puertas de Suárez 421 para que las familias puedan buscar una jarra de chocolatada, bizcochuelo y un juguete para sus hijxs.

Muchas familias formaron una fila de casi una cuadra en Suárez, donde podían apreciarse los rostros de emoción y alegría de lxs niñxs esperando por su merienda y su juguete. “Me parece perfecto que se acuerden de nuestros niños”, expresó Juana, vecina del barrio de La Boca.

“Fue emocionante ver a los chicos con los ojitos de alegría cuando recibían los regalitos”, contó Bety, compañera de Los Pibes, que también marcó cómo ve crecer la necesidad en el barrio: “no pensé que hubiera venido tanta gente, y sigue viendo. Se ve la necesidad, de los padres más que nada, y es bueno con esto dar un poco de alegría aunque sea”.

En tiempos que vienen a profundizar las crisis que abundan en este sistema, sólo se puede apostar a la solidaridad y a la organización popular como único camino hacia la dignidad de nuestro pueblo; bien lo expresaba Maie, que entiende que la situación no es nada fácil, pero que lo colectivo marca el horizonte: “la situación de a poquito va saliendo. Sigue estando complicado, mayormente con el tema vivienda y demás. Pero en la convivencia de ahora, la verdad que el barrio dentro de todo está formado”.

“La Pacha”, que se encargó de ir organizando este atípico día de la niñez, mostró su contento por lo que puede lograr un pueblo organizado, con la consciencia suficiente de que nadie se salva solo: “estoy muy agradecida a mis compañeras y todos los que donaron… la verdad que vale la pena lo que hacemos, estoy muy orgullosa”.

La dificultad de estos tiempos aumenta cada día, y hasta ahora, la cobertura de las necesidades básicas, la contención y la esperanza hacia las mayorías más desposeídas a casusa de un capitalismo excluyente, pareciera provenir de un solo lugar: la organización popular.

 

Top