“SIGUEN MARCANDO LA DESIGUALDAD Y LA BRECHA ENTRE LOS ESTUDIANTES QUE PUEDEN CONECTARSE Y LOS QUE NO”

Foto: La Voz

[FM Riachuelo, 20/08/20] El pasado viernes 14 de agosto, el Jefe de Gobierno Porteño, Horacio Rodríguez Larreta, anunció que pondría en marcha un plan para que, a partir de septiembre, las niñas y niños sin acceso a conectividad comenzaran a asistir a clases presenciales. En un contexto en el cual CABA se encuentra en su pico de contagios, y no hubo durante toda cuarentena ninguna inversión seria destinada a garantizar la conectividad a toda la comunidad educativa, desde FM Riachuelo nos comunicamos con madres y docentes del barrio de La Boca, que expresaron su rechazo a la medida del mandatario.

La pandemia visibilizó y resaltó los contrastes y diferencias entre los distintos sectores de la sociedad, y el Gobierno Porteño, lejos de buscar una solución a la problemática, pareciera más bien fomentarla. Así lo expresó Pablo Torres, docente y delegado del Isauro Arancibia: “siguen marcando la desigualdad y la brecha entre los estudiantes que pueden conectarse y los que no, y en vez de invertir en computadoras, conectividad, canastas escolares dignas, cada vez baja más el presupuesto a la educación”.

Asimismo, Sandra, mamá de un alumno de una escuela de La Boca, recalcó que teniendo en cuenta la desidia sistemática que se vive en las escuelas públicas, poco puede esperarse que ocurra lo contrario en esta situación: “estamos muy lejos de poder cumplir con todo lo que se necesita para el cuidado de los chicos en la escuela… a veces ni siquiera papel higiénico tienen, mucho menos van a tener alcohol en gel”.

Ana, maestra del barrio de La Boca, remarcó que lo logrado fue gracias a la organización de la comunidad educativa, y expresó su fuerte rechazo a la irresponsabilidad del Gobierno Porteño: “llevamos más de cuatro meses en esta situación de escolaridad a distancia, y la verdad que está saliendo bastante bien en muchas situaciones gracias al esfuerzo de las familias y de los docentes. No estamos siendo acompañados por el gobierno, y la verdad que nos exponga, especialmente a las familias más vulnerables, que no han podido sostener el contacto tecnológico con las escuelas, es algo totalmente repudiable”.

Top