GRINGO CASTRO, SOBRE BERNI: “SI HAY ALGUIEN A QUIEN ACUSAR ES A MÍ”

[FM Riachuelo, 03/09/2020] El día de ayer, el Ministro de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires, Sergio Berni, disparó contra Emilio Pérsico y Fernando “Chino” Navarro, dirigentes del Movimiento Evita y de la Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular (UTEP), acusándolos a ellos y a las organizaciones sociales de ser los principales impulsores de las tomas de tierra. En comunicación con FM Riachuelo, Esteban “Gringo” Castro, Secretario General de la UTEP, habló sobre las declaraciones del Ministro y lo invitó a dar públicamente el debate sobre la falta de acceso a la vivienda.

FM Riachuelo: ¿Cuál es la situación y por qué viene sucediendo la proliferación de tomas de tierras en distintos barrios del país?

Gringo Castro: Hay dos formas de tomas de tierra: una es la que le llamamos por necesidad inmediata, alguien que busca terreno, se mete y después trata de negociar con el dueño, si aparece; y otra una toma un poco más masiva y organizada, que muchas veces está conducida por sectores que tienen intereses económicos, y también hay sectores de mucho dinero, que en algún momento haciendo papeles y cosas raras se terminan adueñando de tierras y casas. Ahora, no hay más tomas de tierras de las que existen comúnmente; se está instalando una discusión para, estrictamente, golpear a los movimientos populares. Es una situación que claramente es para embarrar la cancha, porque hay cuatro proyectos dando vueltas, escritos por distintos compañeros, integrantes la mayoría de movimientos populares que están en la UTEP, que hacen una propuesta integral del problema del Techo, la Tierra y la Vivienda, y eso es lo que hay que instalar en el debate. Indudablemente, hay sectores que no quieren que ese debate se instale, pero la idea de la creación de nuevas ciudades, de un desarrollo ferroviario que permita el acceso de los sectores populares a esas nuevas ciudades, una conectividad del transporte, una conectividad de internet; el desarrollo de viviendas que permita a muchos trabajadores y trabajadoras de la Argentina tener trabajo, es una salida posible, discutida entre el movimiento obrero organizado, movimientos populares, sector privado, cámara de la construcción, y uno sabe que cuando se pone en marcha un barrio o una ciudad, genera muchísimo trabajo. Esta es la propuesta de los movimientos populares, y no estamos motivando ninguna toma de tierras.

FMR: ¿Cuál es tu mirada, como Secretario General de la UTEP,  sobre las declaraciones de Berni de ayer?

GC: Ayer por supuesto hubo palabras muy contradictorias del ministro Berni: primero se equivoca, porque si hay alguien al que tendría que acusar en todo caso es a mí, que soy el Secretario General de la UTEP, que es un sindicato donde entran todos los movimientos populares; o sea que si alguien tuviera que tomar una decisión de ese tipo, tendría que ser yo. Así que lo convoco a que me haga una denuncia a la justicia, y que yo pueda tener el derecho a la defensa que tiene cualquier ciudadano en la Argentina. Es decir, es casi psicótico que un funcionario pretenda ser funcionario e impulsar toma de tierras como lo está planteando en el tema de Emilio, del Chino, como le pegan también a Juan Grabois que presenta un proyecto de desarrollo humano integral, y al otro día lo están acusando de toma de tierras. Si hay alguien a quien acusar es a mí, entonces me daría la oportunidad de dar públicamente este debate. No hay ninguna responsabilidad en los funcionarios que nombró, ni en Juan Grabois ni ningún otro compañero de los movimientos populares.

FMR: ¿Por qué crees que Berni apunta a las organizaciones sociales?

GC: No llego a comprender por qué Berni sale a golpear tan duramente a los movimientos populares, a mí me parece que todas las posiciones políticas que nosotros hemos tenido tendieron a construir una unidad con el movimiento obrero que nos permita discutir proyecto de país. No puedo decir si Berni tiene una estrategia contraria a eso, tendría que poder dar una discusión política más profunda. Lo que sí sé es que cuando uno toma una decisión sobre contra qué golpear, tiene que tener en claro si esa decisión es funcional a los sectores más concentrados de la economía, o es funcional a pueblo que se organiza para defender sus derechos. Desde mi punto de vista, su posición termina siendo funcional a los sectores que más concentran la economía, en la Argentina y en el mundo.

Escuchá acá la entrevista:

Top