JORNADA NACIONAL DE HOMENAJE AL GENERAL MANUEL BELGRANO

[FM Riachuelo, 20/5/2021] Esta mañana, el atrio de la Iglesia de Santo Domingo donde reposan los restos del General Belgrano, en el barrio de San Telmo, fue sorprendido por un homenaje que rompió un tanto el molde de los protocolares. Sin prisa, pero sin pausa, integrantes del Movimiento Popular Los Pibes fueron ubicándose junto al monumento, desplegando banderas y luciendo escarapelas al frente de sus ropas de trabajo que nombraban los emprendimientos de la Economía Popular a los que pertenecían. 

Así se fue componiendo una imagen que no debería distar mucho de la de aquel ejército popular que en la primera gesta revolucionaria e independentista comandó Belgrano entre los valles de nuestro Norte. ¿Estaría pensando en algo así el Papa Francisco cuando en la Pascua del año pasado nombró a los Movimientos Populares el “ejército invisible” que combate con la solidaridad como única arma?

Distintos referentes de Los Pibes resaltaron esta profunda identificación, comprendiendo la lucha de ayer y la de hoy como una sola. Así lo expresó Mario González, un compañero del Movimiento presente en el acto: “Hoy nos tenemos que sentir identificados con Manuel Belgrano, porque si vamos a otros tiempos, el mismo trabajo que estamos haciendo nosotros, los movimientos sociales, Belgrano junto con un montón de patriotas más lo hacían hace muchos años. Y en esos tiempos era tan difícil crear una bandera como crear una escuela, y fue creador también de las primeras escuelas públicas. Creo que si Blegrano viviera en nuestros tiempos, estaría acá, al lado nuestro”.

En la misma sintonía, Lito Borello, coordinador nacional del Movimiento y secretario de Derechos Humanos de la UTEP, reflexionó: “De alguna manera los Movimientos Populares son la continuidad histórica de aquellos luchadores que iniciaron la Patria hace muchos años. Nosotros nos sentimos herederos de aquella corriente de pelea en toda América Latina que durante 25 años se fueron liberando todas la patrias. Por lo tanto, de alguna manera es honrar el compromiso de seguir con ese imaginario, seguir peleando por los intereses de los trabajadores, de los Movimientos Populares, pero también reafirmar nuestro compromiso de una segunda y definitiva independencia”.

El acto cargó de emoción la fría mañana en la esquina de Belgrano y Defensa: los feriantes de la calle Defensa se sumaron a lo largo de toda la cuadra a la entonación del Himno Nacional, mientras vecinos curiosos se acercaban sorprendidos por el modo en que los militantes desfilaron y saludaron al prócer con las banderas de las organizaciones. En la actividad incluso confluyeron otros compañeros que se encontraban en acciones de sendos homenajes al revolucionario Belgrano: Carino Maloberti, de Convocatoria Segunda Independencia, Gabriela Sampedro y Hugo Loschacoff del Grupo Por Soberanía-Línea Fundadora, y Ernesto, histórico militante del Barrio de La Boca se arrimaron a saludar el acto.

El homenaje en San Telmo fue parte de una jornada nacional que Los Pibes impulsó en todo el país “por una Patria Libre, Justa y Soberana”. Las réplicas se hicieron sentir en plazas y monumentos de otros puntos de nuestra geografía: Avellaneda, Puerto Iguazú, Lomas de Zamora, Concordia y La Paz en la Provincia de Entre Ríos, Tucumán, Salta, Tigre, Pipinas entre otras localidades.

A continuación compartimos el documento que fue leído en cada uno de estos actos:

1820-20 de JUNIO-2021

Honor y Gloria al gran revolucionario General Manuel Belgrano, 

Mucho más que el creador de nuestra bandera: impulsaste la educación popular, la industria nacional, la justa distribución de las tierras y la reforma agraria, entre otras muchas cosas. Ante el Congreso de Tucumán de 1816, que declaró la independencia, propusiste la creación de una forma de gobierno que, presidida por un Inca, expresara las raíces y la unidad de la identidad americana, india, gaucha, mestiza y negra. Una nueva sociedad basada en la solidaridad y la propiedad común. La gran nación americana, la Patria Grande.

Hoy queremos homenajearte, honrar tu memoria y tu ejemplo de lucha. Ratificar y renovar nuestro compromiso de no bajar los brazos, continuar tu legado hasta conquistar tu sueño que también es el nuestro.

A 201 años de tu siembra seguimos batallando para conquistar ese proyecto transformador y libertario que imaginaste y militaste junto a otrxs héroes y heroínas como San Martín, Güemes, Moreno, Castelli, Juana Azurduy, María Remedios del Valle, Bolívar, Artigas y tantos otros de tu tiempo, como otros que les continuaron y también marcaron el camino, como el Che y Evita, Fidel, Chávez. Y tantos más, ocultados o denostados por el poder oligárquico de todos los tiempos.

Hoy, como en aquellos días de mayo de 1810 y los que siguieron, viejos y nuevos imperios intentan repartirse el mundo a costa de la sangre y muerte de los pueblos y culturas que lo habitan.

Hoy, como entonces, los pueblos nuestramericanos continuamos resistiendo con heroísmo a la rapiña voraz, saqueadora y depredadora del imperialismo, de los “adoradores del Dios Dinero” que reformulan, una y otra vez, modelos de dominación y sometimiento colonial.

Hoy, como entonces, no faltan en nuestras patrias chicas aquellos que, ante las escandalosas injusticias y desigualdades sociales que se profundizan, se postulan como virreyes del Poder imperial. También están aquellos que sólo quieren cambios “de maquillaje”, pensando más en cómo conservar algún privilegio que en jugársela por el sueño emancipador.

Pero también estamos quienes desde el subsuelo de la Patria anhelamos las transformaciones de fondo que soñaste e impulsaste.

A pesar de la compleja realidad provocada por una crisis global inédita de este sistema capitalista, financiero, extractivista, depredador y putrefacto, nuevamente se abre, como entonces, una “ventana” de oportunidad para un segundo tiempo emancipador en toda nuestra América.   

Desde las territorialidades más profundas de nuestro suelo, los Movimientos Populares, ese nuevo sujeto social, nacido de la exclusión neoliberal, al igual que los ejércitos populares que comandaste, protagonizan hoy verdaderas patriadas cotidianas de solidaridad, entrega y comunión. Resisten la embestida de los poderosos mientras siembran las bases de una sociedad diferente. Son los “Ejércitos Invisibles” que reconoce el Papa Francisco, llamados a construir y parir, desde la comunidad, un nuevo mundo, “un mundo donde quepan todos los mundos” y así conquistar la Segunda y Definitiva Independencia.

Hoy más que nunca, como sujetos de transformación, debemos ser ejemplo de unidad, fraternidad y lucha, en memoria de los que nos precedieron y en pos de aquellos que vendrán. Junto a las organizaciones libres del Pueblo de toda Nuestra América, debemos mostrar al mundo que “nadie se salva sólo”. Y como “poetas sociales” escribir un destino digno para nuestros hijos e hijas.

Reafirmando nuestras rebeldías, construyendo las próximas insurgencias.

¡Luchar hasta vencer!

Movimiento Popular Los Pibes

Top