VECINOS DEL BARRIO ESPERANZA RECLAMAN QUE SE CUMPLA EL FALLO DE LA JUSTICIA

LAS POLITICAS DEL GOBIERNO DE LA CIUDAD

Vecinos cortan la autopista Cámpora para pedir agua potable
Vecinos del Barrio La Esperanza, de Villa Soldati, reclaman que el gobierno porteño cumpla con un fallo que lo intima a brindarles agua potable y recolección de residuos.

Los vecinos ya no pueden màs, ni la orden de la justicia para que el Gobierno porteño diera agua potable a los vecinos del barrio fue cumplida, ni siquiera como derecho bàsico.
Joaquín Tuñez, abogado que representa a los vecinos del barrio se refiriò en el diario Pàgina 12: “el Gobierno de la Ciudad se niega a reconocer al barrio y utiliza esto como argumento para no brindar ningún servicio. Los vecinos no tienen agua, no hay recolección de basura, lo que hace que esté lleno de ratas, y la conexión eléctrica es precaria, son cables tirados desde otros barrios. La situación en verano es complicada porque se junta mal olor y los vecinos sufren el calor”. Ayer se presentó un camión de la Unidad de Gestión e Intervención Social (UGIS) que traía agua sucia.

“Vino solo un camión, que no alcanza para abastecer a 500 personas, y tenía agua sucia, de color rojizo, que no era apta para el consumo. Es una falta de respeto a los vecinos que viven en una situación de precariedad y a las medidas del Poder Judicial de la Ciudad”, consideró el abogado.
Vecinos del barrio La Esperanza realizan esta mañana un corte total en la autopista Héctor Cámpora, a la altura de la avenida Riestra en el barrio de Villa Soldati, para exigir que el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires cumpla con el fallo por el que fue intimado a brindar servicios de agua potable y recolección de residuos.

Habitantes del asentamiento, en el que viven 500 personas, incluyendo 200 chicos, bloquean la traza principal del acceso para demandar que el Ejecutivo porteño acate la decisión del juez de feria Dario Reynoso, a cargo del Juzgado en lo Contencioso Administrativo 3, que la semana pasada ordenó que se garantice el suministro de agua potable mediante camiones cisterna y se realice la recolección de residuos, suspendida desde el 30 de diciembre.

“Reclamamos que el Gobierno de la Ciudad cumpla con lo ordenado por el juez que intimó a proveer de agua potable en tres días hábiles, algo que no cumplieron”, apuntó la delegada Maribel Gayoso.

“Dicen que no estamos en ninguna obra de urbanización porque no estamos reconocidos como barrio y por eso les pedimos que vengan a hacer un censo para poder contar con los servicios esenciales que se necesitan para vivir”, añadió.

Los vecinos contaron que ayer llegaron camiones cisterna pero algunos de ellos tenían “un agua negra” que no era apta para consumo.

Agregaron que desde hace tres años vienen exigiendo un plan de urbanización para el asentamiento, además del censo que les permita un reconocimiento institucional.
Fuente: Mundo Villa, Producción Riachuelo


 

Deja un comentario

Top