MEXICO: NATALICIO DE PANCHO VILLA

LOS NUESTROS


A 137 años del natalicio del primer gran revolucionario mexicano.

Héroe Nacional

En vísperas de las próximas elecciones en Mexico se conmemora y se recuerda el legado del gran líder revolucionario que luchó contras las injusticias, la dictadura y que hizo suya la defensa de los más postergados. Sus banderas hoy adquieren vigencia en un momento en que este país hermano se halla asolado por la violencia,  las disputas entre los poderes económicos y aplastado bajo la bota de la dominación imperial.
 
José Doroteo Arango Arambula, mejor conocido como Pancho Villa, nació un día como hoy, 5 de junio pero de 1878 y murió el 20 de julio de 1923. Nativo de Durango, México, es considerado uno de los más importantes generales de la Revolución Mexicana cuyo legado aun hoy en día se mantiene vivo, principalmente en los sectores campesinos del país del norte.

De familia muy pobre, jamás contó con una buena formación debido a lo precario del escenario familiar. La cual lo obligó a refugiarse como fugitivo en las montañas por estar relacionado al asesinato de los dueños de la hacienda en la que laboraba como campesino. Situación en la que se encontraba cuando estalló la Revolución de 1910 y que quizás lo animó a sumarse a ese movimiento.


Dentro de las filas de Madero, Villa encontró gran identificación ideológica con el movimiento en especial contra la dictadura de Porfirio Díaz, demostrando ser un guerrero nato para lo cual Aprovechó su conocimiento del terreno y de los campesinos, formando rápidamente su propio ejército en el norte de México, con el que contribuyó al triunfo del movimiento revolucionario.

En 1912 fue encarcelado, al sospechar el general Victoriano Huerta que estaba implicado en la rebelión de Orozco en defensa de las aspiraciones sociales del campesinado, que Madero había postergado. Consiguió escapar a los Estados Unidos y, tras el asesinato de Madero, regresó a México y formó un nuevo ejército revolucionario, la División del Norte (1913).

En 1920, el nuevo presidente Adolfo de la Huerta le ofreció una amnistía y un rancho en Chihuahua, a cambio de cesar sus actividades y retirarse de la política.

Huerta le cedió una gran propiedad que él convirtió en una «colonia militar» para sus exsoldados. En 1923 decidió volver a involucrarse en la política mexicana y como resultado fue asesinado.

Aunque no se le aceptó en el panteón «de los héroes nacionales», sino hasta 20 años después de su muerte, su memoria se honra hoy por mexicanos, estadounidenses y personas de todo el mundo. Además, numerosas calles y barrios en México y otros países han sido nombrados en su honor.

Fuente: Venezolana de Televisión, Producción Riachuelo

 

Deja un comentario

Top