LITO BORELLO: “LA CONSTRUCCIÓN DE UNA SOCIEDAD DIFERENTE ES UNA TAREA POLÍTICA”

[FM Riachuelo, 3/5/2021] En el marco del día Internacional de las trabajadoras y los trabajadores, FM Riachuelo lanza una Serie de Notas y Entrevistas a distintxs referentes del Movimiento de Trabajadorxs, con y sin patrón.

Estamos convencidxs de que la Clase Trabajadora en su conjunto, en pleno proceso de reformulación y de debates, no sólo mantiene su vitalidad para luchar por sus derechos, también defiende soberanía construyendo comunidad a diario. Es por esto que, muy lejos de dejarnos llevar por el ruido ensordecedor de las armas mediáticas del poder fáctico y sus medios masivos, esperamos que este material sirva de aporte a ese proceso de debates, tan necesarios y urgentes como la Unidad estratégica de todo el campo popular.

Para esta entrega, entrevistamos a Lito Borello, secretario de Derechos Humanos de la Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular (UTEP) y coordinador nacional del Movimiento Popular Los Pibes, durante la programación especial que realizamos durante el 1ro de mayo en el marco de una jornada de trabajo solidario y olla popular en el Paseo de la Economía Popular Martín Oso Cisneros.

FM Riachuelo: Es un 1ro de mayo particular por el contexto pandémico que nos toca, pero con mucha actividad. ¿Qué 1ro de mayo encontraste?

Lito Borello: A pesar de una compleja situación en que nos mete la cuestión de la pandemia, porque uno no deja de tener que cumplir con todos los protocolos y entendiendo los cuidados que tenemos que tener, es impresionante como nuestra gente, nuestro pueblo, las organizaciones comunitarias, los movimientos populares, han elegido este día para celebrar el día del trabajador. Preparando desde tortas fritas, sopa paraguaya, locros, guisos, todo tipo de cosa para compartir con el otro, con la otra, para de alguna manera en esta situación que estamos pasando no perder esa alegría de luchar, esa alegría de celebrar un día tan importante para los trabajadores y las trabajadoras. En todos lados se veía, más allá del formato que hayan elegido, se veía mucha alegría que contagiaba. Pude estar en distintos lugares, un ratito en cada lugar y terminé comiendo un locro en un local que está abriendo una cooperativa gráfica, un nuevo lugar donde la economía popular elige llevar adelante un emprendimiento.

Muy contento y te diría conmovido profundamente por lo que es nuestra gente, como es el subsuelo de la Patria sublevado como tantas veces decimos. Y renueva la esperanza y renueva la posibilidad de construir ese otro mundo posible.

FMR: Venimos del jueves pasado de una actividad muy importante, que es la constitución formal de la UTEP, donde fuiste nombrado formalmente como secretario de Derechos Humanos de nuestro sindicato, donde te tocó la responsabilidad y el honor de hacer la apertura. ¿Qué otras cosas te pasaron ese día en ese acto? 

LB: Creo que teníamos muchos de nosotros y de nosotras mucha emoción. Era imposible abstraernos de esa emoción y de esa sensación de tarea cumplida después de haber llegado, no solamente los diez años que lleva de tarea la CTEP en su momento y ahora la UTEP, sino quienes venimos de los movimientos sociales, los movimientos populares que nacimos hace algo más de un cuarto de siglo, es como haber llegado a un punto cúlmine, a un broche de oro de poder coronar llevando adelante. Con toda la historia que tiene para nosotros el movimiento obrero, los sindicatos, los gremios, habiendo logrado los movimientos sociales un gremio de nuevo tipo, un sindicato de nuevo tipo y estar haciendo formalmente la Unión de Trabajadores de la Economía Popular.

Un jalón importante y un jalón que como también muchos decían no es el final en sí mismo, es nuevamente un volver a nacer y un prepararnos para los desafíos que tenemos por delante. Ya cada vez más claro no es tan solo la herramienta para la batalla de las reivindicaciones más urgentes o las reivindicaciones de tipo gremial, sino también una herramienta que nos va a ayudar a construir y acumular lo necesario de poder popular para ir construyendo ese otro mundo posible.

FMR: ¿Cuáles crees vos que son esos desafíos por delante?

LB: Tenemos que seguir trabajando por la unidad, por una unidad de todo el campo popular, por una unidad del movimiento popular, por una unidad cada vez más férrea del conjunto de organizaciones de nuestro sujeto, de los movimientos populares. Hoy la UTEP, por más que estén dentro de ella decenas y decenas de organizaciones nacionales y varios cientos de grupos que a veces son simplemente barriales o locales, seguimos siendo conscientes que todavía hay mucho afuera, que todavía hay mucho grupo, mucha organización comunitaria, mucho emprendimiento productivo, mucha cooperativa de trabajo, mucho afuera de la UTEP. Y la UTEP tiene que trabajar para poder ser la expresión de representación de todo ese universo, que como nos dice Francisco, somos sujeto de transformación.

Por lo tanto hay todo un desafío no solamente de consolidar lo que hoy es la UTEP, sino por crecer y por crecer también en generar la condición de poder seguir uniendo junto con trabajadores que tienen patrón, con los sindicatos que son de aquellos trabajadores que aún tienen patrón, ya sea del Estado o sea privado. Y desde ya que también renovando lo que decimos tantas veces, que los trabajadores tienen que ser columna vertebral y cabeza de los procesos de transformación.

Hoy tenemos cada vez más claro que no nos vamos a quedar solamente en nuestras reivindicaciones, que no solamente vamos a tener estas herramientas para la lucha reivindicativa, que somos conscientes que la construcción de una sociedad diferente es una conquista política, es una tarea política y no le vamos a correr la responsabilidad a ser constructores de nuestro propio destino. Por lo tanto la alegría es un ratito, el festejo es un ratito, rápidamente a ponerse la mochila de nuevo y a seguir trabajando. Qué bueno que lo pudimos hacer hace un par de días y hoy estamos festejando este 1ro de mayo, con todo el simbolismo que para todos los trabajadores tiene, con un nuevo sindicato, con el nacimiento de la UTEP.

FMR: Hablaste de la unidad como uno de los desafíos más importantes. Son varios los dirigentes que están planteando esta necesidad de la unidad, hace un ratito compartimos una entrevista que le realizamos ayer a Pablo Moyano, también el Gringo en su asunción formal del secretariado general de la UTEP plantea la cuestión de la unidad, ¿qué hace falta para que se materialice esa unidad?

LB: Pablo decía en una de sus contestaciones que es necesaria una profunda autocrítica de muchos dirigentes. Está claro que hasta acá hemos llegado y todos nos tenemos que hacer una autocrítica, pero está claro que hay muchos dirigentes que no han estado a la altura de las circunstancias y que muchas veces han estado más cerca de las patronales y de intereses foráneos. Todos somos conscientes que en algo tenemos que tener una mirada retrospectiva. Pero sin ninguna duda que la crisis de representación, la acefalía de conducción política hace también a la necesaria autocrítica de muchos de los dirigentes y las dirigentas.

Esa unidad es una unidad de los que luchan, es una unidad de los que son consecuentes con lo que dicen y con lo que hacen. Es una unidad de los que codo a codo en la calle vamos fortaleciendo una unidad que no solo necesita ser orgánica, sino una unidad que también esté apuntalada con la coherencia de vida. Me parece que estamos igual pese a que esto es un elemento difícil de solucionar, es una asignatura pendiente. Vemos con optimismo, con alegría que transitamos un  momento de oportunidad.

Tanto Pablo desde Camioneros como otros compañeros, como lo decía el Gringo y como también tantas organizaciones que aún no están en la UTEP, somos conscientes que todavía tenemos que recorrer un camino en unidad; qué mejor que hacerlo en la lucha y siendo conscientes que cada vez es más necesaria la construcción de ese otro mundo posible. Porque cada vez tenemos más claro que en el marco del capitalismo no tenemos destino. Que este paradigma de un capitalismo depredador, financiero, dependiente que nos hace realmente rehenes de esa democracias, que ya no tan solo nos dejan  votar cada dos o cuatro años sino que somos rehenes de esa situación. No nos dejan participar, todas las reglas están a favor de los que tienen el poder. Para hacer política nuestros compañeros y nuestras compañeras no tienen las mismas condiciones que tienen los poderosos, que los que tienen mucha, que los que tienen el poder. Por lo tanto nosotros apostamos a la construcción de poder popular y para la construcción del poder popular es necesaria la unidad, es necesaria más unidad, más organización y más lucha.

FMR: Estamos cerrando el programa con tu intervención, muchos compañeros nos están mandando saludos de muchos puntos del país, compañeros del Movimiento Popular los Pibes. ¿Qué mensaje les dejas para cerrar el programa?

LB: La organización Los Pibes, el Movimiento Popular Los Pibes, en muy poquito tiempo, en muy poquitos días cumplimos 25 años y en medio de estos desafíos que tenemos por delante en medio de una situación tan adversa quiero agradecer a que mis compañeras, mis compañeros me hayan ayudado en estos 25 años a llegar hasta acá. No sería quien soy si no hubiera tenido el apoyo de mis compañeras y de mis compañeros. Y en cada responsabilidad que vamos asumiendo somos conscientes que nos ponemos una mochila, todavía con muchos desafíos por resolver de manera personal y con muchas asignaturas pendientes. Ojalá que podamos seguir estando a la altura de las circunstancias, que la organización pueda seguir siendo un aporte para la UTEP, para los movimientos populares, para el campo popular, para todos aquellos y aquellas que anhelamos ese otro mundo posible.

Muchas gracias, muchos abrazos, muchos brindis y mucha alegría a todos mis compañeros y compañeras de la organización Los Pibes, del Movimiento Popular Los Pibes, por haberme hecho un poco mejor. Con todos los desafíos que tenemos por delante un saludo a todos y cada uno de ellos que en todos lados estuvieron haciendo tareas para seguir de cerca construyendo este 1º de Mayo, con tanta importancia que tiene en este momento estar celebrando esta fecha. Gracias también a mis organizaciones hermanas, con los que en todos estos años en los momentos que tuvimos que estar juntos hemos estado codo a codo en la calle, en las peleas, en las luchas. Gracias a la inspiración del Papa Francisco con sus mensajes, permanentemente alentador promoviéndonos a ser sujetos de transformación. Compartir el cariño, el afecto, el abrazo fraterno y reafirmar nuestras rebeldías, a seguir construyendo las próximas insurgencias y a gritar desde el pecho desde las tripas que acá no se rinde nadie, y hay que luchar hasta vencer.

Top