ADOLFO BARJA: “QUEREMOS UN PUEBLO FELIZ Y POR ESO HAY QUE TRABAJAR EN CONJUNTO”

 

[FM Riachuelo, 30/4/2021] En el marco del día Internacional de las trabajadoras y los trabajadores, FM Riachuelo lanza una Serie de Notas y Entrevistas a distintxs referentes del Movimiento de Trabajadorxs, con y sin patrón.

Estamos convencidxs de que la Clase Trabajadora en su conjunto, en pleno proceso de reformulación y de debates, no sólo mantiene su vitalidad para luchar por sus derechos, también defiende soberanía construyendo comunidad a diario. Es por esto que, muy lejos de dejarnos llevar por el ruido ensordecedor de las armas mediáticas del poder fáctico y sus medios masivos, esperamos que este material sirva de aporte a ese proceso de debates, tan necesarios y urgentes como la Unidad estratégica de todo el campo popular.

Para esta entrega, entrevistamos a Adolfo Barja, secretario nacional del Sindicato Único de Trabajadores Administraciones Portuarias, para reflexionar acerca del conflicto con el Río Paraná, y el rol de lxs trabajadorxs en la construcción de nuestra soberanía nacional.

FM Riachuelo: ¿Cómo llegas a la militancia y como esa militancia te llevo a la lucha de los trabajadores portuarios?

Adolfo Barja: Desde los 18 años trabajé en el puerto e inmediatamente fui delegado, los cinco compañeros que en ese momento éramos “los pibes”, tuvimos que tomar la conducción, porque a quienes nos conducían los habían secuestrado y asesinado. Allí nace la militancia sindical, si bien todos veníamos de la militancia política. Hemos pasado muchos momentos agradables y no agradables.

FMR: ¿Cómo está la realidad hoy de los trabajadores portuarios en este contexto y qué representa para ellos la defensa de la soberanía en estos días?

AB: Nosotros nacimos en el Puerto en una empresa que era la Administración General de Puertos, que siempre dio ganancias. En provincias donde faltaba dragado y comunicación, estaba el Estado presente con esta empresa. Lo planteo como si fuese Aerolíneas o YPF, que llegan donde es necesario, donde nadie llega. Nosotros nunca tuvimos problemas económicos por ser tan necesarios, siempre la administración del puerto generó mucha plata y por eso la destruyeron.

Hoy en la República Argentina hay un sólo puerto provincial que es el de Ushuaia, el resto fueron entregados a las multinacionales junto con nuestras riquezas. Ellos tienen muy claro qué es un puerto, es la entrada y salida de nuestras riquezas. Menem y Cavallo destruyeron todo lo relacionado a nuestros mares, ríos y a la construcción naval. En algunos lugares donde están las multinacionales los trabajadores están bien económicamente, pero la multinacional decide si los echan a patadas. En la empresa del Estado vos tenés que cumplir, pero era otra visión. Desde afuera se supone que se respetaban los derechos del trabajador, en las privadas no es así, son insaciables, sólo buscan el redito económico.

En los 90’ se decía mentirosamente que el peronismo trabaja con los privados; eso es una mentira, el único puerto que hoy seria Vicentin que era mitad argentino y mitad privado nos robó, por eso políticamente con los puertos no estamos bien. El trabajador es hoy para ellos la moneda de cambio, no es buena la situación Hoy se discute la concesión de los puertos y muchos dirigentes sólo reclaman por el tema del laburo, que sí es importante, pero también es importante la Patria, el no entregar el Estado. Claro, si un compañero tiene hambre vos no podés discutir la política, pero se tiene que terminar los dirigentes empresarios, tiene que haber dirigentes que laburen, que defiendan al trabajador y sus espacios.

FMR: El poder se sirve de la relación entre lo urgente y lo estratégico, ¿cómo creés que se van a resolver todas estas cuestiones que son tan importantes? Porque es nuestra soberanía en todos los aspectos, por ejemplo, el rio Paraná, el Canal Magdalena y tantos otros.

AB. Como portuario creo que nos toman por tontos: el rio Paraná siempre fue dragado por la Argentina, teníamos una empresa que se encargaba del dragado, en los 90 esto también fue un negocio económico, y político, claramente. Se puede solucionar el conflicto del Paraná, que es como una ruta que está hecha sólo para las multinacionales, que nos cobran por pasar por allí, así como por el dragado del Magdalena donde Montevideo nos cobra por pasar. Las presiones políticas son las que hacen retroceder en estas cuestiones; hay cosas mal hechas por el canal de Magdalena, es el paso de toda nuestra nación sin pedir permiso a Montevideo, que es por el uso de las multinacionales que hacen con esto un gran negocio

Detrás de estos negocios, están los ingleses, que tienen Malvinas, que pescan en nuestras aguas ese es el enemigo común, no el Uruguay. ¿Cuál es la solución es una solución política? Se tiene que armar una empresa del Estado; los privados pueden ganar también, pero la discusión y el negocio es de todos nosotros, por eso tiene que haber una decisión política desde el gobierno. Por esto luchamos siempre en contra de la entrega de nuestros puertos. Por eso decimos a quienes gobiernan que lean a Perón, que pudo sacar el flete y creó la flota mercante Argentina. Y no queda nadie sin trabajo; el Estado es siempre trabajo, el que te achica es el privado, y sino vean el puerto en CABA.

FMR: De cara al 1ro de mayo, ¿qué desafíos tenemos y cómo estamos como Movimiento de los y las trabajadoras en su conjunto?

AB: Hay un nuevo desafío en el Movimiento Obrero, siempre hubo problemas, todavía existe la discusión de dos proyectos de país: uno en la felicidad de los trabajadores y otro en la felicidad de los ricos, que es el proyecto de ahora, de las multinacionales, y está en discusión. También el 1ro de mayo pasa por un problema político: hay dos CGT más la Corriente Federal, y otras tantas  divisiones. Hay que terminar con eso porque todos somos trabajadores, los formales y los de la economía popular, necesitamos que todos los dirigentes sindicales unifiquemos criterios, que los políticos entiendan que hay otras posibilidades que queremos un pueblo feliz y por eso hay que trabajar en conjunto.

Este gobierno actual es de coalición con distintos sectores: algunos tienen la caja, y otros sectores el partido del gobierno con ministros, secretarios, funcionarios, pero ahí faltan los otros espacios, el de los que creemos en el país en la soberanía, en abandonar la pobreza para los nuestros. No puede ser que hoy haya tanta pobreza, no queremos perder al campo nacional y popular, si vinimos para ser mejores no puede haber ajuste y sin embargo lo hay. Nosotros queremos que las empresas de servicio y las estratégicas sean del Estado. Hoy trabaja el que puede, no el que quiere. Por eso decimos “unidad de los trabajadores”, porque si no el país va a estar peor, hay que discutir, no olvidarnos de la salud en estos momentos, pero discutir, porque el debate político está abierto.

Top