CARINA MALOBERTI: “DESCOLONIZAR NUESTRAS IDEAS Y NUESTRO TERRITORIO VAN DE LA MANO”

[FM Riachuelo, 24/4/2021] En el marco del día Internacional de las trabajadoras y los trabajadores, FM Riachuelo lanza una Serie de Notas y Entrevistas a distintxs referentes del Movimiento de Trabajadorxs, con y sin patrón.

Estamos convencidxs de que la Clase Trabajadora en su conjunto, en pleno proceso de reformulación y de debates, no sólo mantiene su vitalidad para luchar por sus derechos, también defiende soberanía construyendo comunidad a diario. Es por esto que, muy lejos de dejarnos llevar por el ruido ensordecedor de las armas mediáticas del poder fáctico y sus medios masivos, esperamos que este material sirva de aporte a ese proceso de debates, tan necesarios y urgentes como la Unidad estratégica de todo el campo popular.

Para esta entrega, Carina Marloberti, expresa la necesidad de tener vivo el recuerdo de Vallese  luchando por un mundo mejor y en contra de este sistema de hambre, exclusión y muerte. Además, como secretaria gremial de ATE SENASA e integrante del Frente de Unidad Germán Abdala, aporta una mirada desde la realidad de lxs trabajadorxs del Estado.

Podés escuchar la entrevista completa acá, o leerla a continuación:

FM Riachuelo: Carina, vos representas a aquellos trabajadores que trabajan para el Estado, que tienen una lucha sindical pero que tienen una reivindicación clara, profunda y territorial. En ese sentido ¿qué representa para ustedes la figura de Felipe Vallese?

Carina Maloberti: Es la figura emblemática, junto a tantos compañeros y compañeras detenidos desaparecidos de mayoritariamente referencia sindical, militancia, activistas sindicales. Por organizar a nuestra clase trabajadora con o sin patrón, la clase oprimida el pueblo más humilde, del cual extraen nuestra fuerza de trabajo, nuestra potencia, la de nuestras manos y nuestro conocimiento para enriquecerse unos pocos, Felipe Vallese es el ejemplo militante, son las banderas que no hay que bajar y seguir manteniendo, y sobre todo mantener vivo el proyecto de liberación nacional y social que él representaba.

No olvidemos que el salto de compromiso hasta entregar su propia vida de Felipe Vallese, demuestra que los trabajadores y trabajadoras no solo nos organizamos para defender nuestro salario, nuestras condiciones de trabajo, los convenios colectivos. Nos organizamos por mucho más, por un proyecto de un mundo mejor, un mundo donde quepan todos los mundos, por otro sistema no éste capitalista de hambre, exclusión y muerte. Eso también fue Felipe Vallese, porque no solo era un trabajador metalúrgico  de San Martín sino que era miembro de la Juventud Peronista, un compañero comprometido con la organización de sus compañeros de trabajo, pero a la vez con un proyecto político para de una vez terminar con esa oligarquía, con esa burguesía parasitaria que hoy está transnacionalizada y vende la patria por unos pocos privilegios.

Eso era Felipe Vallese para nosotros, sigue siendo bandera, sigue gritando desde donde esté no bajar los brazos, no permitir la proscripción de nuestras ideas políticas y nuestro derecho a organizarnos libremente.

FMR: Vos hablabas de una burguesía que sigue estando, que es la misma que en su momento realizó y financió todos estos operativos nefastos, traicioneros y obviamente ilegales que desaparecieron a nuestros compañeros, son los mismos que hoy nos siguen trabando, nos siguen desapareciendo, nos siguen invisibilizando. ¿Cómo es la lucha hoy en día con estos grupos oligárquicos burgueses? 

CM: Como trabajadora estatal te puedo dar testimonio firmemente. Lo dicen los compañeros-compañeras tanto de movimientos populares como de organizaciones sindicales en lucha, la pelea que dimos realmente fuerte contra los gerentes de este imperio que se intenta apropiar de todas las decisiones a nivel global, pasando por encima de las soberanías no solo populares sino ya de los Estados Nación, intentando que sean ingobernables nuestras tierras para seguir apoderándose de nuestros bienes naturales. En ese sentido como representante de trabajadores estatales damos testimonio de que una cosa fue sacar a los gerentes de sus escritorios pero todo el Estado, todas las instancias estatales están todavía íntimamente relacionadas con ese poder fáctico. De hecho todavía tenemos en áreas ministeriales, tanto de nivel nacional como provinciales, trabajadores-trabajadoras funcionarios de turno que están enquistados y son trabajadores a sueldo de estos lobbies, no solo en el poder ejecutivo, sino también en el legislativo y judicial.

Por eso decimos que acá la lucha no se ha acabado, acá no se rinde nadie. Estos intereses corrompen nuestras instituciones públicas, nuestros congresos, nuestras legislaturas, nuestras intendencias, obviamente muchos políticos han permitido la entrada de esta corrupción a nuestras organizaciones políticas también. Nosotros siempre decimos solo el pueblo organizado salvará al pueblo, a nosotros solo nos conduce la organización, el interés y la voluntad de nuestro pueblo.  Hoy más que nunca cuando estos lobbies siguen en el poder del estado, siguen en la toma de decisiones, cuando tenemos políticos con ideologías muy endebles y corrompidas, es la voluntad, es la conciencia, es la historia decidida de nuestro pueblo, como Felipe Vallese que nos guía, que vamos a seguir hacia adelante, más allá gobierne quien gobierne por conquistar  la segunda y definitiva independencia.

Esos son los compañeros y compañeras desaparecidos que nos guían, esa es la voluntad de nuestro pueblo que los sigue levantando y reivindicando en la lucha de hoy. Hoy esos mismos que desaparecieron a Felipe, que asesinaron a nuestros compañeros y compañeras, trabajadores, dirigentes sindicales, siguen ostentando su poder y nuevamente se van a encontrar con el poder organizado del pueblo oprimido.

FMR: Tuvimos hace poco la visita de un militar, el jefe del Cono Sur que vino a hacernos creer que somos una colonia de ellos. La Cuenca Hídrica es una disputa muy grande que se está teniendo en este momento, ¿por qué es importante la lucha de la cuenca para el pueblo trabajador?

CM: No solo es empleo para el pueblo trabajador con empleo, también para el pueblo trabajador sin patrón, para nuestras pequeñas economías familiares, locales, campesinas y urbanas que estamos sosteniendo el alimento en nuestras mesas. Como ya nuestros antepasados defendían los ríos internos de nuestros territorio, sean desde los guaraníes, los independentistas de mayo o los compañeros y compañeras luego del golpe del 55 en adelante, esa continuidad en la defensa de nuestros ríos no solo por la soberanía que nos corresponde como el agua para la vida, todo el sistema hídrico de la cuenca del plata y el río Paraná-Paraguay, como parte del acuífero Guarany, no solo para nuestras producciones sino para la vida misma de nuestras comunidades, para nosotros significa también la unidad territorial nacional.

Por eso la Cuenca del Plata, el río Paraná-Paraguay que nos conecta hacia el norte con toda nuestra Patria Grande, hacia el sur con todos los puertos de nuestra Patagonia, muestras Islas Malvinas, el gran territorio en disputa la Antártida, tesoro tanto en minerales como en agua potable, esa región es estratégica. Para ellos para la dominación efectiva real y para nosotros para la liberación nacional y social. Hay intereses encontrados. Algunos nos negaron desde la vuelta de la democracia la hipótesis del conflicto abierto con intereses extranjeros y nosotros lo veníamos denunciando y hoy nuestro pueblo lo ve, lo padece y lo sufre cara a cara.

Esta crisis no solo vino a desnudar las inequidades, sino que vino a desnudar el disfraz, la invisibilización que se tenía del enemigo claro concreto  imperial, estaba, está, estuvo y le daremos batalla. Ese imperio que se escondía detrás de las fuerzas represivas de un estado en manos de la clase dominante, hoy está frente a frente a nuestro pueblo.

Hoy lo están enfrentando los y las compañeras que van por la quinta marcha en defensa del Río Chubut, están frente a frente las asambleas vecinales contra la megaminería, volvieron a haber detenciones en Andalgalá, por eso exigimos la libertad, no van a callarnos. No van a callar a todas las comunidades a lo largo del Río Paraná Paraguay, ni en la Cuenca del Plata a la cantidad de trabajadores de la pesca artesanal que viven sus comunidades de nuestros ríos, que nos integran con otros pueblos hermanos.

En el norte con el litio y toda la infraestructura transoceánica que están intentando, que pasa, que fractura, que contamina nuestras aguas y nuestras tierras. Ya no hay donde esconderse, ya no hay margen para hipocresías dobles discursos o algunos que quieran salvarse con aparatos políticos partidarios del estado. Como tampoco hay para falsos revolucionarios que juegan a ser mercenarios  en disputas estériles. Nuestros pueblos están exigiendo soluciones concretas y si no las obtienen de lo instituido, conformarán las asambleas y los órganos constituyentes como para llevarlas adelante, acá en Argentina y en toda la Patria Grande.  

FMR: Viene colapsado el sistema sanitario, estamos en una segunda ola, el escenario sanitario complejo. Sabemos que este problema no es solamente sanitario, también es político en un escenario complejo. ¿Qué análisis haces de la situación?

CM: El poder fáctico no solo está entre las instituciones y las decisiones políticas y económicas en nuestros estados, también con la batalla cultural mediática también está en la colonización de nuestras ideas, descolonizar nuestro territorio y nuestras ideas van a la par, van de la mano, no hay un hecho sin el otro.  Estos debates son muy importantes, porque así  como decimos en el frente sindical que a nosotros nos guía la asamblea, la discusión con las y los trabajadores de cada sector, no solo para discutir salarios sino para discutir las políticas y las decisiones que necesitamos para liberarnos de estos intereses que nos quieren seguir oprimiendo, también así lo entendemos para todo el arco de trabajadores y trabajadoras.

Hoy en día nos necesitan mucho los trabajadores y trabajadoras de la salud. Provengo de un servicio sanitario de control de lo que producimos en alimentos, de control para que no se transmitan enfermedades de los animales al ser humano y tenemos un debate como trabajadores que aportamos a la salud pública. Dar una mano a todo nuestro sistema sanitario que no tiene que colapsar, es ayudar en todo sentido, no solo los que tenemos que quedarnos en teletrabajo sino también los que tenemos que salir a cubrir en las primeras trincheras para que no se sigan contagiando compañeros. No hay una sola forma de entender esto desde los despachos ministeriales, ni siquiera de los edificios sindicales, esto nada más se resuelve con la participación del pueblo.

Para nosotros los trabajadores de la educación comprometidos con nuestras comunidades, sabemos y entendemos muy bien que la palabra educación es más amplia que la educación formal en una escuela. Con lo cual hay un compromiso, hay un deber, no solo de ayudar a los trabajadores de la salud para que no se colapse el sistema sanitario, y también pensar junto a ellos, otra forma de alimentos saludables, de medicinas saludables, de no contaminación de nuestros territorios que es parte de la salud integral de nuestro pueblo, sino también con los trabajadores de la educación comprometidos con nuestras comunidades, poder garantizar que ese conocimiento, ese aprendizaje constante, que no se pierda un solo día, una sola hora de que nuestros pibes y pibas tengan los espacios comunitarios para poder seguir desarrollando las defensas contra las nuevas amenazas de un sistema que nos quiere excluidos, que nos quiere afuera, que nos quiere muertos.

Más que nunca nos necesitamos y eso hay que debatirlo. No es solo debatir entre las estructuras partidarias, no es solo debatir de ministerio a ministerio,  gobernación a gobernación, no es solo debatir entre sindicatos y estados. Si acá no irrumpen nuestras comunidades organizadas diciendo lo que se necesita en la localidad, en la cercanía, para la producción, para la educación, para la salud, un sistema, una nueva geometría de poder junto a nuestro pueblo más humilde, todo lo que se haga ahora, fuego de artificio en lo mediático, cada vez se aleja más de un pueblo que está decidido a seguir dando batalla.

Top