AGUSTÍN LECCHI: “NOSOTROS ENTENDEMOS A LA COMUNICACIÓN COMO UN DERECHO SOCIAL DE TODA LA COMUNIDAD”

[FM Riachuelo, 6/5/2021] En el marco del día Internacional de las trabajadoras y los trabajadores, FM Riachuelo lanza una Serie de Notas y Entrevistas a distintxs referentes del Movimiento de Trabajadorxs, con y sin patrón.

Para esta entrega, conversamos con Agustín Lecchi, secretario de organización del Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SiPreBA), quien reflexionó sobre el contexto político actual en el país y en la región, y cómo impactan las crisis sociales en el movimiento de trabajadores y trabajadoras, en los gremios y su representación.

Podés escuchar la entrevista completa acá, o leerla a continuación:

FM Riachuelo: ¿Cómo llegaste a la militancia y cómo esto te llevó a la representación sindical?

Agustín Lecchi: Bueno mi llegada a la militancia es un largo camino. Me inicié en la militancia desde la escuela secundaria, también en la militancia en barrios, y luego la masacre de Avellaneda de Darío y Maxi nos marcó mucho, por supuesto acompañamos las marchas junto a la CTA en ese momento. Además, yo estudié periodismo en la Universidad de las Madres,  no casualmente sino por ser ellas una referencia política, y desde el 2007 ingresé a trabajar formalmente en Canal 7. A partir de allí me vinculé con la experiencia gremial del canal que tiene un largo recorrido. El rol del canal estatal y público demostró como fue el asesinato de la estación Avellaneda que nos marcó a todos nosotros como generación.

FMR: ¿Cómo ves que está hoy la realidad de los trabajadores de prensa en este contexto de crisis en todos los órdenes, y además en pandemia?

AL: Estamos en una situación crítica, esto no es retórico. El macrismo arrasó con nuestra actividad, y en el marco de la pandemia lejos, de modificarse se acrecentó. Durante el gobierno de Macri tuvimos una precarización con 4500 despidos y cierre de medios. Esto lo vinculamos directamente con el derecho a la comunicación, la cual nosotros entendemos como un derecho social de toda la comunidad, y que exista precarización y miedo a ser despedidos como trabajadores vulnera ese derecho. Hoy tenemos salarios muy por debajo de la media de los trabajadores asalariados, y en gran parte de nuestra actividad estamos sin convenios colectivos, sin paritarias, sin derechos sociales, por eso decimos que es preocupante.

Además, fuimos declarados esenciales durante la pandemia, pero seguimos con alta exposición de los laburantes. Lo asumimos con compromiso y organización porque comprendimos que nadie se salva solo, pero las patronales no tienen ningún problema en exponer a los compañeros, esto lo vemos a diario cuando hay notas donde en la calle se acumulan un montón de periodistas. Esto nos costó la vida de muchos compañeros y compañeras y un alto nivel de contagios. Si bien dentro de las empresas los protocolos se cumplen,  tenemos problemas puntuales que nos hacen estar reclamando y alertas por la seguridad social para poder desarrollar nuestras tareas.

FMR: Vinculado al Movimiento de las y los trabajadores en todo su contexto,  SiPreBA está haciendo una experiencia de inclusión en el sindicato,  de un sector de trabajadores de prensa que no son del sector formal sino del cooperativo, de la economía popular, como lo es la FM Riachuelo, ¿Cómo están transitando en el sindicato esa novedad de estos tiempos?

AL:  Es interesante para nosotros, porque esto no fue una discusión sin tensiones. Nace a partir de los debates en asamblea de las llamadas empresas “tradicionales o comerciales” que estaban abandonadas por la UTPBA, que nos ha organizado pero nos abandonó, con entrega total en paritarias.  Y paradójicamente ese gremio utilizaba, para engrosar su padrón, la inclusión de los medios comunitarios y populares, pero tampoco pretendía representarlos genuinamente, entonces se generó una desconfianza de las comisiones internas de las empresas comerciales hacia ese padrón trucho que inventaba el gremio, pero eso sí, no hacia el sujeto ni al compañero trabajador autogestivo.

Este proceso excede al gremio de prensa. Estas asociaciones se producen dentro del movimiento obrero en general, y nos parece que hay que interpretar esas transformaciones de una manera virtuosa para ser más solidarios y tener mejor organización. Independientemente del estatuto formal que bajó el Ministerio de Trabajo,  que no interpretaba esta nueva formación gremial,  nosotros tuvimos la voluntad política y nos sentamos a discutir un estatuto nuevo que incluya a los compañeros trabajadores y trabajadoras de los medios autogestivos, sobre todo porque son los que nos dan voz  y nos cubren cuando necesitamos luchar con las empresas comerciales. No hay un doble standard en SiPreBA, todo lo contrario, tienen plenos derechos, y la verdad que yo estoy orgulloso de ese proceso que, insisto, no fue de un día para otro ni exento de debates e intercambios.

Hoy en la FATPREN por primera vez hay una vocalía que funciona como secretaria de Medios Autogestivos,  que la encabeza una compañera de un diario cooperativo de Esquel, y la verdad es una experiencia que estamos tratando de nacionalizar y que no sea solo de CABA.  Para nosotros es un orgullo que compañeros como ustedes sean parte del SiPreBA.

FMR: ¿Cómo ves al movimiento de los y las trabajadoras en su conjunto y qué desafíos tiene por delante? ¿Cómo habría que prepararse?

AL: Nosotros vivimos el macrismo con una intensidad muy grande,  que fue lo peor que nos pasó, y hubo una parte de la conducción del movimiento obrero que no interpretó lo que pasaba por abajo. Pero sin embargo hay una frase de Rodolfo Walsh que dice que “el movimiento obrero no es ni una personería ni un edificio sino la voluntad del pueblo organizado”, y me parece que eso se vio también durante el macrismo cuando salimos a la calle e hicimos paros, aún contra la voluntad de la conducción de la  CGT, y hoy en un contexto de pandemia independientemente de si uno votó o no a este gobierno, el rol del movimiento obrero tiene que ser activo. Hay una sensación de disputa todos los días sobre todo contra los y las trabajadoras, el intento de que suban las tarifas, con pretexto del congelamiento que genera en realidad patear la pelota para adelante. Todos los días vemos cómo el pueblo se sigue empobreciendo y no llega a fin de mes, el presidente Fernández y el ministro de economía Guzmán a principio de año nos dijeron que los salarios le iban a ganar a la inflación y no es lo que vemos. Tenemos un gobierno de CABA, donde desarrollamos nuestra actividad, que viola sistemáticamente los derechos de toda la comunidad, como la locura de las clases presenciales, y eso lo enfrentan los sindicatos de la educación y estatales en soledad, entonces a nosotros eso nos preocupa y creo que el conjunto del movimiento obrero tiene que salir a enfrentar al gobierno de Larreta, por eso no los podemos dejar solos.

La semana pasada participamos en una jornada de lucha con esos gremios, pero si no tenemos un rol activo como clase trabajadora, más allá de que se le gane en las urnas a la derecha, igual nos van a pasar por arriba en el día a día. Y nosotros queríamos derrotar a Macri para volver a tener derechos para los y las trabajadoras, no para que estén en discusión. Creo que es un momento muy interesante para que los trabajadores y trabajadoras intervengan en política, tenemos que hacer política, y estamos preocupados por la situación del mundo y de la región. Estuvimos presentes cuando fue el golpe en Bolivia, ahora vamos a discutir medidas de solidaridad con el pueblo de Colombia: lo que pasa es terrible y nosotros tenemos que tener una mirada regional, no nos podemos quedar solo con los intereses de nuestro sector. Aunque obviamente discutimos paritarias, peleamos por nuestros derechos, pero tenemos que tener una mirada general porque no estamos exentos de lo que le pasa a toda nuestra clase.

FMR: Respecto de Colombia, ¿a qué le tenemos que prestar atención de los hechos que ocurren en el país hermano?

AL: Para mi hay tres ejes no solo en Colombia: los límites de una política liberal como ocurrió en Chile que no se sabe que está, pero en un momento estalla, y eso el gobierno argentino lo tiene que tener en cuenta. En Chile surgió anecdóticamente por un aumento de transporte, esto de Colombia por una reforma tributaria, pero en realidad esto es una situación social que no da más y va mostrando su tinte.

Después el funcionamiento del aparato represivo tanto en Chile como en Colombia, ahí también ser conscientes del rol que tienen las fuerzas armadas, las fuerzas represivas, en los distintos países que siempre juegan del mismo modo. Dentro del gobierno popular a veces creen que tener un funcionario que grite más fuerte resguarda al gobierno nacional y no es así.

Y en tercer lugar el rol de los medios en Colombia y Chile. Tienen un blindaje mediático enorme como lo fue con Macri también en nuestro país. Nuestro rol es, desde nuestro lugar, salir a denunciar lo que pasa con esta clase de gobiernos que obviamente son perjudiciales para nuestros intereses como clase trabajadora. Por eso discutimos qué acciones vamos a tomar con respecto a estos sucesos.

FMR: En vísperas del 7 de mayo, nacimiento de Evita ¿Qué reflexiones podés compartirnos sobre ella y qué nos estaría diciendo a los trabajadores y trabajadoras hoy?

AL: Es interesante y sirve mucho en estos tiempos volver, sin querer ser anacrónico: en las décadas del 40 y 50 hubo un debate sobre el rol de los medios, y William Cooke, que era diputado, planteaba la expropiación del diario La Prensa. Una de las películas de Evita, la de  Pablo Feinmann, lo refleja claramente como un momento de tensión, y Perón lo resuelve otorgando derechos a los trabajadores y trabajadoras y en particular al promulgar el Estatuto del Periodista. Esto se sanciona con Perón en la presidencia y Evita tenía un rol fundamental en eso. Ella fue una voz que representó ya como actriz, a todos los trabajadores de la radio y además con su voz inaugura la primera transmisión de la televisión por canal 7, donde yo soy delegado.  Así que nos une un lazo enorme con ella, y creemos que si hay una representación tiene que ser como lo hizo Evita, otorgando derechos a los trabajadores de los medios por sobre todo. Nosotros estamos peleando por el reconocimiento pleno de SiPreBA en el Ministerio de Trabajo y creemos que es lo justo, esa pelea que estamos dando tiene mucha referencia con la figura de Evita.

Top