“LA POCHI”: INAUGURAN PELUQUERÍA DE LA ECONOMÍA POPULAR EN LA BOCA

Este martes el Merendero Sembrando Conciencia (ex Merendero Madres en Lucha) inauguró en el barrio de La Boca un emprendimiento de peluquería. “La Pochi” surgió por la necesidad de generar ingresos y trabajo  para los y las jóvenes que acompañan en la diaria la tarea del merendero pero venían encontrando muchas dificultades para insertarse en el mundo del trabajo formal. A la manera de la economía popular, les pibes de Sembrando Conciencia tuvieron que inventar el trabajo que el sistema no genera y que, desde el martes, funciona en Lamadrid 735.

«Esto surge del interés de los jóvenes quienes se fueron sumando a este espacio. Porque creemos que el cambio viene de la economía popular, que podamos comenzar con nuestro trabajo, para que nosotros seamos dueños de nuestro trabajo y de nuestros sueños», expresó Roxana Cainzos, referente del Merendero, durante el acto de inauguración.

Maira, quien forma parte del grupo de jóvenes que convirtieron la idea en La Pochi, resaltó el valor de que los pibes tomen iniciativas de este tipo: «Acá hay un lugar donde pueden especializarse un poco más. Esto nos ayuda a poder trabajar en grupo, esto es fruto de todo porque todos pusimos un granito de arena”.

Un nuevo ejemplo para reivindicar por parte del Merendero que llevan adelante Roxana Cainzos y Carolina Vila, madres de víctimas de gatillo fácil y violencia institucional. Ellas siempre recuerdan que la decisión de organizarse fue justamente para poder generar oportunidades y dignidad para pibes y pibas a quienes el poder, en los barrios populares, en general les tiene dibujado un destino de injusticias. Hasta hace unos días la tarea de las compañeras era conocida en el barrio bajo el nombre de “Merendero Madres en Lucha contra la Violencia Institucional, pero junto con la peluquería se estrenaba una nueva denominación para la organización del barrio de La Boca: Madres Sembrando Conciencia.

Roxana, explicó a la FM Riachuelo los motivos de este cambio: “Un grupo de madres, compañeras de la lucha, estaban usando el nombre y estaban buscando legalizarlo. En el último tiempo lograron la personería jurídica y nos pidieron si podíamos cambiar el nombre. Como madres solidarias accedimos a esta petición porque son compañeras de muchos años de lucha y nosotros somos respetuosas de eso. El ´Madres´ queda porque bueno, no dejamos de ser madres, por supuesto. El ´sembrando´ nos gustó, salió de todos porque queremos sembrar, queremos construir. Fueron los jóvenes los que pidieron agregar lo de “conciencia”, porque nos hace pensar en la conciencia de los derechos, en la conciencia de la lucha para lograr lo que queremos”.

Top