SAN CAYETANO: EL PUEBLO VOLVIÓ A LAS CALLES

[FM Riachuelo, 8/8/2021] Un 7 de agosto, el pueblo trabajador y humilde, aquel que no separa la fe de la lucha, volvió a apropiarse masivamente de las calles. Los poetas sociales -al decir de Francisco- que combaten la pandemia desde el primer minuto y desde la primera línea, salieron al grito de Paz, Pan, Tierra, Techo y Trabajo, en una fecha con tanto valor histórico y simbólico como lo es San Cayetano en la lucha del pueblo organizado. FM Riachuelo acompañó la movilización desde Liniers y también siendo parte de una de las muchas iniciativas que desde los barrios populares, como La Boca, fueron encuentro de diversas expresiones de la Economía Popular para dar el presente, una vez más, en la Plaza de Mayo, donde tantas veces el Pueblo hizo Historia.

Organizaciones que integran la Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular (UTEP) concentraron en el Santuario de San Cayetano desde muy temprano para realizar un acto en el que el Padre Lucas bendijo el pan, como es la tradición, ubicado en Liniers. Así, iniciaron la marcha hasta la emblemática Plaza de Mayo, encabezados por el Movimiento Misioneros de Francisco, quienes culminaban la peregrinación que hacía cuatro días emprendían desde Luján.

Previo a la salida desde Liniers, Lito Borello, secretario de Derechos Humanos de la UTEP y coordinador nacional del Movimiento Popular Los Pibes, realizó declaraciones para la FM Riachuelo, acerca de lo que significa esta vuelta a las calles para los trabajadores y trabajadoras de la Economía Popular: “Esto es una demostración de fuerza de un sujeto, que hace un cuarto de siglo viene jugando un protagonismo fundamental, y que hace dos años estamos en la primera línea de combate frente a la pandemia, enfrentando a la pandemia con muchas Ramonas. Porque ella es la que tuvo lamentablemente estado público, pero nuestras compañeras y compañeros todavía todos los días siguen bancando las ollas populares y cambiando la situación de pandemia. Es la demostración de fuerza de un sujeto que tiene decisión de junto a todo el movimiento obrero, a todos los trabajadores, no quedarnos solamente con parches, no quedarnos solamente con políticas asistenciales, sino ir por todo lo que falta”.

Mientras tanto, otras organizaciones de la UTEP concentraban en sus respectivos territorios para luego encontrarse en Plaza de Mayo con la movilización central. Desde el Parque Lezama, compañeros y compañeras de cooperativas, merenderos y comedores, centros comunitarios y medios populares que integran el Movimiento Popular Los Pibes de La Boca, Tigre, Avellaneda y Lomas de Zamora, presenciaron la bendición que realizó el Padre Pedro.

Antes de llegar a la Plaza marchando por la Avenida Paseo Colón, frente al Monumento al Trabajo, la columna de los Pibes realizó un acto de reivindicación de la Unidad convergiendo con una columna de la Agrupación María Claudia Falcone de La Plata. Junto a Los Pibes, la Falcone integra la Mesa Gremial 19 y 20 – UTEP, y en el acto planteó uno de los tantos motivos por los que esta salida a la calle resulta necesaria: “Nosotros bancamos la resistencia contra el macrismo y contra la restauración neoliberal. Nosotros le pusimos el cuerpo y el lomo, no solamente en la calle, sino bancando todos los días en nuestras barriadas. Y hoy vemos que a pesar del esfuerzo de este gobierno, no se está dando la reconstrucción que nosotros queríamos”, en palabras de César Villanueva, referente de la Agrupación.

El acto también contó con los testimonios de Verónica, del Comedor Juntos y Unidos de Lomas de Zamora; Julieta, de El Fogón de Avellaneda; Marta Sanagua, del Paseo de la Economía Popular Martín Oso Cisneros de La Boca; Roxana Cainzos, del Merendero Madres Sembrando Conciencia de La Boca; María Rosa, del Jardín de los Abuelos de Ciudad Oculta; Valeria Gracia, de Comunidad Agroecológica Milpa, de Tigre, quien compartió la palabra con Cintia, de Peronismo Revolucionario, y Santiago Chara, Cacique del pueblo Qom e integrante de la organización Punta Querandí; y Luciano Álvarez, secretario de organización del Movimiento Popular Los Pibes, dando cuenta del variopinto universo que compone la Economía Popular, y el despliegue de este sector en la construcción cotidiana de dignidad y Justicia Social en las comunidades.

Ya en la Plaza, las organizaciones presentes recibieron con un firme espíritu de lucha a los compañeros y compañeras que llegaban desde Liniers, y se daba lugar al acto de cierre de una jornada de gran importancia para los Movimientos Populares. Este mismo acto concluyó con el discurso de Esteban Gringo Castro, secretario general de la UTEP, quien dio un profundo mensaje sobre el rol fundamental de la espiritualidad en la lucha, dejó en claro las medidas concretas que el pueblo trabajador necesita para conquistar la oportunidad de construir un mundo más justo, y agradeció a las distintas ramas de la Economía Popular por su trabajo diario e incansable en esta construcción.

Compañeras y compañeros, hay un líder de nuestro país que se llamó Juan Domingo Perón, y él decía: no hay organización material, si no hay organización espiritual. Nosotras y nosotros venimos de donde está el santo popular de los trabajadores, San Cayetano, si me permiten quiero pedirle a San Cayetano, que por su mediación, le pida a Dios que bendiga a esta histórica Plaza de Mayo con nosotros acá, porque hicimos un enorme esfuerzo para construir nuestro sindicato. Pero además las compañeras y compañeros que profesan una fe, sin intermediaciones como nosotros los católicos y le piden a Dios, entonces le pido a Dios que bendiga esta plaza, y para todos los compañeros y compañeras que no creen en Dios ni en la Virgen, ni en San Cayetano, igual les pido que los bendiga, porque son mis hermanos, son mis hermanas y los quiero”, expresó el Gringo, quien afirmaba tener un nudo en la garganta que sólo se desataba al escuchar los bombos que, con emoción, no paraban de sonar.

Luego, puso en palabras las medidas concretas que se deben realizar para el crecimiento del sector de la Economía Popular: “Esta idea de salario básico para todos aquellos que no están organizados y organizadas, y que tienen la posibilidad con este salario de tener un piso que les permita no caer en la indigencia, va a ser una discusión que se va a dar para adelante. También hablamos de crédito para la economía popular. Ustedes saben que hay siempre créditos pero para los que tienen todas las posibilidades, para nosotros no hay nada o muy poco. Para las pymes ya hay poco. Para presentar un crédito casi tenes que entregar la sangre. El otro punto en que nos pusimos de acuerdo es que el Estado tiene que tener la capacidad de acompañar cada una de las actividades productivas y de todo el desarrollo comunitario que tenemos en el país y para eso también necesitamos crédito y acompañamiento”.

El Gringo también se expresó sobre los dos modelos de país que están en disputa: uno de globalización neoliberal como el de Macri, y otro más integrador para los trabajadores y trabajadoras que ya tienen convenio colectivo: “Este segundo modelo no nos termina de contener. Ya que lo traje a Perón a la plaza: los días más felices en este país fueron los días en los que gobernó Perón con su compañera Eva Perón. Y esos días fueron felices porque la organización popular gobernaba. Había un gobierno que gobernaba con las Organizaciones Libres del Pueblo. Nosotros queremos un gobierno que se parezca cada vez más a su pueblo, que gobierne con nosotros. Acá estamos para decir a cualquier funcionario acompañanos, compartí un guiso, compartí la vida un rato con los más humildes y vas a ver que además de que se te van a caer las lágrimas, vas a ser uno nuestro, vas a movilizar con nosotros, vas a pelear por los derechos de los trabajadores y las trabajadoras más humildes de la Patria”.

Finalmente, la jornada cerró con unas Palabras del Gringo que dejaron en claro que los pueblos deben cargarse la mochila al hombro y encarar este segundo tiempo emancipador: “La profundización de ese debate va a cambiar la Argentina, y esta Argentina va a ser una Argentina transformada revolucionariamente como lo hicieron Perón y Eva Perón, como casi lo hacemos en los ‘70 y como lo vamos a hacer de acá en adelante. Porque nuestros hijos y nuestros nietos merecen una vida digna y ahí vamos a estar nosotros proponiendo. Muchas gracias compañeros y compañeras, que Dios y la Virgen bendigan nuestra lucha y nos cuiden para seguir luchando hasta la victoria final”.

 

Top