LA LUCHA PAGA: SE INAUGURÓ EL S.U.M. “POCHO LEPRATTI” EN EL BARRIO PAPA FRANCISCO

[FM Riachuelo, 15/9/2021] Un 13 de septiembre de 2016, 40 familias afectadas por la crisis habitacional tomaron posesión de unos terrenos en La Paz, provincia de Entre Ríos. Fue así que con lucha y resistencia, nació el barrio Papa Francisco, que el lunes cumplió 5 años. Estos años de organización en camino hacia conquistar una vida digna para los vecinos y vecinas se celebraron con la inauguración del Salón de Usos Múltiples (S.U.M.) “Claudio Pocho Lepratti”, que servirá para fortalecer la construcción de una comunidad organizada en el barrio, y que sirve también de ejemplo para tantos barrios que comparten este tipo de historias.

El barrio Papa Francisco forma parte del Registro Nacional de Barrios Populares (RENABAP), y sus vecinos y vecinas han logrado que la Secretaría de Integración Socio Urbana del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación financie la construcción de un S.U.M. para facilitar la organización comunitaria en el barrio. El lunes, con una marcha alrededor del barrio en su quinto aniversario y un acto de presentación, se inauguró semejante conquista de la lucha popular.

Como solían coincidir las y los vecinos, hacer es mejor que decir. Sin embargo, este 13 de septiembre no fue un día para ahorrar palabras a la hora de expresar la felicidad que se vivía en el barrio: “Gracias por estar y por compartir este momento muy importante para nosotros, porque éramos gente muy olvidada en La Ribera, y ahora somos muy importantes”, expresó Jessica, integrante del Frente Barrial Pocho Lepratti en la Mesa Gremial 19 y 20 UTEP de Entre Ríos, que dejaba en claro las vastas posibilidades que se le abren a un pueblo que se organiza.

Esa misma felicidad brotaba de una sonrisa que no cabe en esta nota; la de Tony Medina, presidente de la Cooperativa 17 de Diciembre, encargada de la construcción del S.U.M.: “Hemos podido construir esto que es un sueño para el barrio que ya tiene tiene 5 años de vida que nació, como oriundo de La Ribera que me siento muy feliz, porque se pudo lograr esto. A mí me dicen siempre que no tenemos que decir que somos humildes, porque somos todos iguales en realidad. Pero no tenemos por ahí las posibilidades que tienen otros. Nosotros lo logramos con lucha”.

Es que en aquel 2016, fueron 40 familias ribereñas de pescadores artesanales que decidieron tomar tierras que pertenecían al Estado Nacional; una decisión que significó un “basta” rotundo a las políticas de descarte que este sistema tiene preparado para los últimos de la fila. Así lo expresó Sulma, vecina del barrio e integrante de la Corriente Clasista Combativa de Entre Ríos: “Agradezco el día que se tomó la decisión de salir del pozo, como nosotros decimos, y hacer visibles nuestros problemas. Creo que esto también le sirve a los demás, así como le sirvió a los compañeros del barrio Lourdes. Fue un abrir de ojos para todos, y para que vea el de fuera y el que gobierna, que los más vulnerables nos despertamos y estamos decididos a seguir mostrando nuestra problemática y a seguir luchando y remándola por nuestros sueños”.

Se trata de un recorrido que desde hace años viene en ascenso. De esto dio cuenta Lito Borello, coordinador nacional del Movimiento Popular Los Pibes y secretario de Derechos Humanos de la Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular, que fue reconocido en el acto de inauguración por haber acompañado la lucha de los vecinos y vecinas del Papa Francisco desde el primer día.Cada vez que vengo crecen más, cada vez que vengo están más altos. Cada vez que vengo han crecido en estatura moral, épica y revolucionaria. Han crecido también en lo que Francisco decía: este sistema no da más, hay que construir otro mundo posible. Y ustedes, con estas cosas, son coherentes con lo que tienen en el corazón, con lo que tienen en las tripas, y con lo que hacen todos los días”, expresó Borello.

El referente del Frente Barrial Pocho Lepratti, Juan Carlos “El Negro” Sánchez, reflexionó sobre el significado que estas experiencias representan para el sector de la Economía Popular: “Significa mucho. En primer lugar, que cuando realmente se le da poder al pueblo organizado, es posible realizar estos objetivos. Creo que también nos marca mucho a las compañeras y compañeros que nosotros no somos planeros, somos trabajadores, y como tal, lo estamos demostrando”.

Pero la lucha continúa. Ya que en la jornada participó Rosa Silva, funcionaria de la Subsecretaría de Políticas Comunitarias y Territoriales del Ministerio de Desarrollo de Entre Ríos, no se desaprovechó la oportunidad para que se presente la familia Rivero, que a pesar de trabajar se ve forzada a vivir en la precariedad a causa de la ausencia del Estado. “Qué bárbaro que en un país tan rico, con tanta abundancia, tengamos este nivel de diferencias. Claro, hoy estamos en unos días que pareciera que muchas cosas se miden cuantitativamente por los votos, y la verdad que algunas cosas deberían empezar a medirse por los hechos”, expresó Borello, que también había realizado declaraciones sobre los resultados del domingo.

Horas más tarde, El Negro Sánchez anunció con alegría que la Subsecretaría se comprometió a otorgar un subsidio para la familia Rivero, demostrando que, incluso cuando se festeja, se puede seguir luchando. Así, el Negro rexflexionó sobre lo que queda por recorrer en estos caminos: “Lo que falta es un compromiso mucho más fuerte de los gobiernos. Uno es consciente de que tiene una administración pública muy lenta, que no está a la altura de las necesidades que tiene nuestro pueblo. Así que falta eso: ser mucho más ágil, menos burocracia, pero sin dejar de fiscalizar. Nosotros como objetivos nos hemos puesto comenzar a mostrar que este barrio tiene que ser el ejemplo, el espejo o la bandera para muchos barrios. En primer lugar, hay que organizarse, tener objetivos claros y ser solidario. En segundo lugar, tenemos un proyecto avanzado y aprobado por Nación que tiene que ver con las cloacas. Tenemos servicio de energía eléctrica, agua potable, y hoy nos faltan las cloacas”.

No es tarea fácil la de concluir el relato de una jornada como la del lunes, en que quedó demostrado que se trata más bien de un comienzo. Quizás sólo quede rescatar el aprendizaje que uno o una puede llevarse luego de conocer una construcción tan genuina y tal tamaño, resumida en unas pocas palabras: la lucha paga, y es sólo el pueblo organizado el que salvará al pueblo, incluso si se construye desde el no tener nada.

Top