“NO NOS HAN VENCIDO, LA LUCHA CONTINÚA”

[FM Riachuelo, 15/04/2022] El día de ayer en la Comunidad de Aborigen de Tilquiza del Pueblo Ocloya, Provincia de Jujuy, durante una asamblea donde los hermanos debatían sobre los derechos de los pueblos originarios, se llevó adelante un desalojo de manera violenta con un saldo 9 detenidos y adultos mayores y niños heridos. Los hermanos detenidos fueron liberados en horas de la noche.

 En el programa matutino de la FM Riachuelo “Mateando en el Riachuelo”, se entrevistó a Néstor Jeréz, Cacique del Pueblo Ocloya y uno de los hermanos detenidos. En el marco de una embestida contra las comunidades originarias por parte del Gobierno de la Provincia de Jujuy, con su primer responsable a cargo Gerardo Morales, Néstor declaraba: “Hemos padecido un nuevo acto discriminatorio y violatorio de los derechos constitucional, los Derechos Humanos y de la ley 26.160 (…) Este acto arbitrario de despojo de la provincia de Jujuy a cargo del ayudante de fiscal Dr. Iván Monaldi Pancich, por indicaciones y directivas del fiscal Alejandro Maldonado. Ellos son quienes han llevado este desalojo arbitrario, dejando en evidencia sin orden judicial a la violencia institucional. La paz social, que pregona el gobernador, queda claro que es para los usurpadores de territorios ancestrales.»

El hermano también destacó que dicha comunidad se encuentra ubicada, registrada e inscripta como territorio comunitario bajo la ley de “relevamiento territorial indígena” (26.160). Ese lugar hace una década se encuentra en litigio entre la Comunidad y el empresario maderero Enrique Daniel Verzini. Es así que Néstor analiza:Es claro como el poder opera con la complicidad de los diferentes gobiernos y poderes judiciales en este caso, donde lo que buscan es profundizar el negocio, el saqueo de los territorios y los bienes naturales a través de los negocios inmobiliarios madereros, turísticos, de litio, minero.”

Más que nunca el rol de los Pueblos Originarios se destaca frente al avance del poder fáctico: “Para eso necesitan despojar a las comunidades indígenas preexistentes, que hemos estado desde siempre en esos lugares estratégicos como guardianes naturales con la plena conciencia de que estos elementos son la garantía de vida no solamente de los pueblos indígenas sino de toda la humanidad. Hoy está claro que vienen por todo, y esta es una clara muestra, lo que nos ha tocado vivir a nosotros”

Aunque la lucha que se lleva adelante en los territorios ancestrales presenta muchas complejidades y amedrentamientos, los hermanos recuperan y retoman el hilo histórico de resistencia de sus antepasados. No bajan los brazos y reencarnan el espíritu de sus caídos en la pelea cotidiana: «No nos han vencido. La lucha continúa porque el territorio no se negocia. Es parte de nuestra identidad y de nuestra vida».

 

Podés escuchar la nota completa acá

Top